viernes, agosto 13

Como se come en casa...

"El lunes te invito a comer fuera: es un restaurante con comida internacional, de esa que te gusta..."

Y, es cierto, me encanta la comida internacional. Aquella iniciativa suya me sorprendió por lo poco habitual. Además, la idea de abandonar por un día la rutina de preparar comida, recoger la cocina, fregar los platos y los vasos... es algo que seduce a cualquiera.

Eso de llegar un día, de modo excepcional, y sentarse a la mesa rodeado de un ambiente apacible, elegir una comida suculenta de una carta extensa, acompañarla de un buen Bordeaux tinto, disfrutar de la experiencia sin prisa... Y, como punto final, compartir en la sobremesa un rato de tranquila conversación entre unas humeantes tazas de café y una copa de buen un buen brandy de Jerez...

Así que el lunes nos arreglamos para salir (yo más que tú) y cogimos el coche. Era temprano,  eso llamó mi atención, pero... no quería reventar tu sorpresa y por eso no pregunté... "seguramente el restaurante está lejos y por eso salimos tan pronto"... pensé.

Comida internacional


IKEA Málaga - Menú Sueco
2 lonchas de salmón marinado
10 Albóndigas suecas con una patata asada
1 porción de tarta de almendras
1 refresco y 1 café en sendos vasos de cartón
8'95 Euros (IVA incluido)

¿La sobremesa? ¿qué sobremesa?. No hubo. La tarde transcurrió empujando un carrito y tratando de seguir, como un borrego, el rastro de unas flechas blancas que indicaban el camino para no perderte en un almacén inmenso de muebles. A las diez y cuarto de la noche, después de soportar unas colas interminables en las cajas, salimos de IKEA "Målågå". Necesitamos dios y ayuda para poder acoplar todas aquellas cajas en el coche. Entre el camino de vuelta a casa y el tiempo necesario para descargar todo aquello... se nos fueron más de tres horas. Catorce horas fuera de casa. No cené: bastante tenía con las 10 albóndigas suecas que, periódicamente, me recordaban que estaban en mi estómago... sin digerir, intentando salir por el mismo lugar que habían entrado. Creo que fue el eneldo... que siempre se me repite y me sienta fatal.

Y hoy, viernes, han transcurrido cuatro días pero sigo aquí... en casa, enclaustrado, montando muebles del IKEA. En este preciso momento estoy tratando de interpretar, de un modo comprensible, los planos de montaje del armario DOMBÅS: un funcional armario diseñado en Suecia y fabricado en materiales reciclables y con unas medidas de 140 cm de ancho, 51 cm de fondo, una altura de 181 cm y capaz de  soportar un peso máximo por balda de 15 kg. Funcional, bonito y relativamente barato: costó 79,90 euros y, creo, que también una hernia discal lumbar (aún estoy pendiente del resultado de la resonancia magnética).

Ni que decir tiene que he dejado de sentirme atraído por la cocina internacional: he aborrecido el salmón, detesto las albóndigas y me salen ronchas con el eneldo. Y aún no sé como reaccionaré el día que me tropiece en las escaleras con Lars Erik, mi vecino sueco del quinto (afortunadamente estos días está con su madre en Estocolmo)...

Esta visto que, como se come en casa, no se come en ningún sitio.

17 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Re-bienvenido, Lan :D
Bueno, esa satisfacción de comer fuera y no tener que recoger en casa la tengo yo con ir a cenar a casa de cualquier familiar o amigo. El solo hecho de volver y tenerlo todo recogido ya me basta.
Yo ya tuve mi experiencia Ikeana y doy fe de que todo lo que dices es cierto. A mí me pilla a 10 minutos de casa... Una tentación continua.

Un beso

Temujin dijo...

No puedo estar más de acuerdo, como en casa en ningun sitio. Te hablo de la experiencia de comer tres o cuatro dias fuera,....

Edurne dijo...

Jajajaja! Pues mira la globalización es lo que tiene, lo que trae...
Pero, y la satisfacción de haber logrado tú solito montar un mecano de mueble sueco, qué... eso no te anima?
;)

Pues nada, yo le invito a un pintxito de tortilla de patata casera.

Muxus y ánimo!

sulaco dijo...

Yo preparo mis propias albóndigas suecas porque me da mal rollo el color de las que ellos venden y no uso eneldo en ningún momento del proceso.

Sin embargo, las confituras de frutas del bosque que venden están de morirse, el secreto de mis magdalenas.

Suerte con el mueble, espero que no te sobren piezas como me pasa a mí siempre.

Lukas ThyWalls dijo...

Para estas cosas, esta el jugar de pequeño con el Lego o el Meccano (O el Tente, que tiempos...)

Anónimo dijo...

Yo de tí los denunciaría por atentar contra la salud sin hacerte firmar antes un consentimiento informado, por las consecuencias que como has comprobado se han derivado de la comida y del montaje del armario en cuestión. Con un buen abogado les puedes sacar una pasta.Por lo demás, feliz verano andaluz.a loli.

Lola dijo...

Haberme preguntado. ¿Cómo te metes en esos berenjenales?.
El día en que monté cuatro armarios, y eran de los facilitos, me despedí del bricolage casero para siempre.
Ah!!!,en cuanto al menú, apunta, como la Dieta Mediterránea ninguna. Te lo digo yo que ya soy mayorcita.

madreselva dijo...

me preocupa tu vecino con síndrome de Estocolmo...(o leí mal)
:)

KASHTANKA dijo...

uuuf! el colmo: fast food disfrazada hasta en IKEA.
Celebro que hayas vuelto.
Un saludo!!

peritoni dijo...

Caíste en la trampa como un inocente ratón ante el gruyere, jajjajajajajaja
¿Ves como son malas?

Luna Azul dijo...

Ufff y has acabado ya de montar el armario? Supongo que la digestión ya estará hecha.
Odio IKEA he ido una vez y juré no volver y eso que yo no probé su cocina internacional.
Saludos

pon dijo...

Nunca he ido al Ikea, ni me apetece nada de nada. Me hacía mucha gracia el anuncio aquel de.......el tornillo Srfprftuedofrv con la tuerca xsdxsddfxcd..........y plof, todo al suelo. Que no te sobren piezas, que lo peor es tener que desmontar y volver a empezar.

Por otro lado la comida sueca me encanta, pero la de verdad.

Antonio Castillo dijo...

Antonio Gamero decía que: "Como fuera de casa, en ningún sitio."
Pero claro, hay que elegir el sitio, aunque solo sea minimamente.

Saludos.

Anabel dijo...

Que grande! Eres capaz de montar muebles de Ikea?

Pedro dijo...

Hola,

Me ha hecho mucha gracia lo de las flechas en el suelo, porque aunque parezcan un "guiaburros" la verdad es que sin ellas yo me perdería en los IKEAS.

Saludos,

Uno dijo...

Oye todo ese esfuerzo merece que te inviten como minimo a 3 consumiciones con sus respectivas tapas en Los Diamantes.

Suerte con el dichoso armario y espero que esas albondigas encuentre pronto el camino correcto de salida :-)

Saludos

Aliatar dijo...

ikea, el lugar para que salgas con algo por cojones, aunque sea una lampara inutil que despues no sabes donde ponerla.