jueves, octubre 21

Prácticas atávicas

Quedaron atrás los tiempos de las tarjetas de crédito "oro o platino" a destajo. Esas que te ofrecía una atractiva señorita en los hipermercados, mostrándote como ventaja su "pequeño interés del 2% mensual", pero que escondían en la letra pequeña cuotas de mantenimiento de más de cien euros al año y un TAE del 24%. Quedan atrás y, parece que volvemos a los orígenes:

Trueque

El trueque regresa, desde la noche de los tiempos. No hacen falta billetes de 500 euros, ni IVA, ni préstamos consumo que avale tu cuñado o te apruebe el banco... no.

Tan simple como: tú me das "tres burriquillos" (sic) y yo te doy el Peugeot.

¿Alguién interesado?

Fotografía: Trueque

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Si ya es difícil aparcar un coche,no veas aparcar los tres burriquillos. La loli.

pon dijo...

Yo como no tengo coche, voy andando, asi que ya estoy haciendo la burriquilla(sobre todo cuando llevo las bolsas de la compra).

Javier Peralta Medina dijo...

A ver, a 1000 € el borriquillo de media,sale el coche a 3000 €. Bien, pero... ¿Quien paga los papeles de transferencia de los borriquillos?

pon dijo...

y con lo de "o similar" a qué se referirá???

Landahlauts dijo...

A tres caballos de pura raza andaluza????
;)

Javier:
Depende de si tienen pasada la ITV o no...

Loli:
No creas, como todo... cogerle el truco...

Markos dijo...

Ea! a ver ahora de dónde sacan el 18% de IVA...
Se puede pagar en mojones?
Salu2