lunes, septiembre 6

La médica, mi primo y las almóndigas

Vendo perros


Cuando eramos niños, mi hermano y yo sonreíamos con cierto aire de repelente suficiencia cuando el primo del pueblo explicaba que había venido a Granada para que lo viera la médica.

Y es que, hasta no hace mucho, médica era una palabra inexistente: a las mujeres que ejercían la medicina se las llamaban "médicos" porque se usaba el llamado género neutro (que coincidía en grafía con el masculino "médico"). A pesar de todo, tenían suerte las médicos de cuando yo era niño, unos siglos antes a las médicos las llamaba simplemente brujas y eran quemaban en la hoguera sin contemplaciones.

Quiso el paso del tiempo, y el Ministerio de Igualdad, que la palabra "médica" fuera admitida por el Diccionario de la RAE y usada de modo  habitual. Todo ello para vergüenza mía y, supongo, que de mi hermano.

Con el tiempo tuve que admitir que había más riqueza de vocabulario en el castellano de mi primo el del pueblo que en el mío. Por eso, cuando el otro día vino a casa y lo escuché  decir que había comido "almóndigas con tomate"... un escalofrío recorrió mi cuerpo, recordé a la médica de mi niñez y no dije nada. En cuanto pude fui  al Diccionario de la RAE y busqué. Allí estaba:

Almóndiga.
1. f. desus. albóndiga. U. c. vulg.
Fuente: DRAE
En desuso, sí. Pero... repetid conmigo "mi primo comió almóndigas con tomate". ¿O no?

Fotografía: Vendo Perros
Autor: Landahlauts

17 comentarios:

Lisístrata dijo...

Es muy común que por nuestra Andalusía, se diga "almóndiga" en vez de "albóndiga". Sin lugar a dudas, nada más que por tener la "eme" por la "be" suena con más ímpetu y da sensación de que la comida en cuestión tenga mucha más sustancia en carne. xDD

Lisístrata dijo...

ah! y el cartelito de los perros de alusine hoigan!

Más claro, agua dijo...

Si la RAE dice que "almóndiga" es un término en desuso, lo que comió tu primo fueron albóndigas caducadas...

;-)

Edurne dijo...

Jo, vaya lío de cartel, es un galimatías, se me han quedado los ojos vueltos del revés... me han dado ganas de coger el boli rojo y ponerme las botas: hala, a corregir!

Lo de las almóndigas ya lo sabía yo... pero sigue sonando fatal, a que sí?

Pues ná, que tenga usté buena semanita!

Muxus!

Merce dijo...

Probablemente se me echen encima las feministas, pero a mí no me gusta lo de la médica. Me suena mejor la médico, la abogado y la juez y no por ello pongo a la mujer por debajo del hombre. Pero será que yo soy rarita. Por cierto ha admitido ya la RAE el término periodisto???

Saludos, Landa.

ana dijo...

Yo prefiero unas buenas cocletas...
Y ya no sé con qué perro quedarme, si con el marrón, el del pecho blanco o el de cuatro patas.

Besines :)

Anabel dijo...

"Tu primo comio almondigas con tomate"

Uuufff pues si...me ha dado un "escalofrido" por la espalda!
:-)

Anónimo dijo...

Yo con esa letra y una musiquita rapera a triunfar.Loli la medica, en un tiempo comedora de almóndigas.

Pilar dijo...

Muy bueno el texto ilustrativo, más vivo que el diccionario, como el propio sistema.
Normalmente las personas que hacen correcciones sabias sobre la lengua son las que menos saben...a mí de pequeña me hicieron ver como algo verdaderamente significativo que en la huerta -por lo tanto vulgar- se decía "almóndiga" y no con la b que dios manda y da postín; toda una frontera consonántica, por si nos faltaban; el uso lingüístico está lleno de líneas separatorias que nos sitúan.

Yo hoy sigo diciendo "albóndiga", por si acaso.

Uno dijo...

Hay formas de hablar más antiguas más locales que por increible que nos parezcan son totalmente correctas, sólamente son menos frecuentes y las tenemos menos oidas. Para quien usa esos terminos su significado es tan claro y valido como para nosotros nuestras palabras.
No sabría decir quien peca más de falta de cultura, si el que se remite a lo popular o el que se ancla en su entorno. Quizá ninungo.
El problema es creerse mejor que los demás, superior como persona por creer tener unos conocimientos más extensos.

Cada persona tiene una historia y no sabemos que ha limitado su educación para que no sea tan pareja a la nuestra. Nos cuesta adaptarnos y entender textos como el de la foto, en mi caso sobre todo sus redacción, pero es falta de costubre. No por ello debemos dejar de insitir en la normalización ortográfica, para que no se degrade el lenguage. Aunque en ocasiones, la faltas de ortografía pueden darle más riqueza al mensaje como abriendo una nueva dimensión, pero sólo en ocasiones y muy contadas.

Saludos

APU dijo...

Amigo me dejas patidifuso a ver si tendremso que volver al castellano antigüo... la culpa es de los SMS para escribir textos concentrados en pocas letras...
"kE si m lo dxo un pajaro"
Un abrazo.

Maritoñi dijo...

Buenísimo, al final nos dará lecciones a todos el primo.

sulaco dijo...

A mi me encanta la palabra Toballa en lugar de toallas. Me acuerdo que cuando pasaban las gitanas por la calle vendiendo toballas la gente se reía de ellas por usar la palabra y el RAE es muy claro y específico al reconocer su existencia y su significado.

ALMUTACEN dijo...

Aqui semos toos mu listos pa comennos las albondigas y despues limpiarnos con las tobayas y limpipar la mesa con la roiya y la R A E que diga lo que quiera FIJA LIMPIA Y DA ESPLENDOR

Food and Drugs dijo...

Cosas de las idiosincrasias, que no quiere decir que se sea idiota, no.
:-)

Sorokin dijo...

Pues yo, en Bilbao vivía enfrente de la alhóndiga, que ni es una albóndiga ni una almóndiga, sino un sitio que apestaba a morapio, donde grandes camiones cisterna descargaban en tanques de acero el alimento fundamental de los bilbainos (por favor, sin acento en la "i"): el vino tinto.

KASHTANKA dijo...

Yo creo que puedo imaginar tu cara de satisfacción al oír "almóndiga"
xD
Saludos!!