miércoles, noviembre 22

Iconos caídos

Wayne McLaren y David McLean fueron dos de los actores que dieron vida al rudo vaquero de los anuncios de Marlboro que deambulaba a caballo por las llanuras de norteamérica, mientras disfrutaba del inigualable sabor de un cigarrillo.

Los primeros anuncios que se exhibieron con este personaje, el Cowboy de Marlboro, aumentaron las ventas de la marca, multiplicándose por treinta en un año.

Wayne McLaren murió de cáncer en 1992 después de quimioterapia y la extracción de un pulmón enfermo.

David McLean, su predecesor en los anuncios, también murió de cáncer en el año 1995.

En un reciente libro titulado "Las 101 personas más influyentes que nunca han vivido", aparece el cowboy de Marlboro en primer lugar. Todo ello a pesar de que, según piensan algunos, los cowboys ya no son lo que eran.

11 comentarios:

salidadeemergencia dijo...

Los pobres, seguro que cuando les dijeron que por ser el vaquero de Marlboro podían fumar gratis, se frotaron las manos.

Scemo di legno dijo...

Me encantaba este anuncio, gracias por poner el enlace para verlo.

Ros dijo...

El vaquero de marlboro fue el primer prototipo establecido por los publicistas... mola, crearon un personaje mítico que todo el mundo recuerda... aún hoy en día y sin haber vivido la publicidad...

yo me quedo con esa imagen de dos cowboys de espalda mirando una llanura con el nombre de la marca de tabaco debajo... que grandes eran los anuncios, y los acentos... que buenos... y qué hipocresía el prohibirlos

Scemo di legno dijo...

El tabaco es malo. Viva María!!

Landahlauts dijo...

Era un anuncio muy bueno. Tanto el que había en televisión como el de prensa. La foto de los dos vaqueros fumando tranquilamente a caballo... algunos la tenemos grabada desde la infancia.

No creo que sea hipócrita prohibirlos. Si es una sustancia perjudicial, lo lógico es que se prohiba su publicidad. Hipocresía sería lo contrario

Ros dijo...

no, es una hipocresía que en una sociedad de mercado donde se grava la actividad más qeu otras y se permite su venta, se le prohiba utilizar una de las armas y argumentos de ventas que otros productos tienen e incluso se hagan campaña en su compra... si es perjudicial, que se prohiba, independientemente de los puestos de trabajo que genere, no es malo, pues se prohibe.... eso no sería hipocresía, limitar su publicidad si, afortunadamente el genio creativo salta estas barreras y sigue luchando por dejar el nombre de la empresa donde se pueda!!!!

viva maria!!!!

Landahlauts dijo...

Pero imagínate lo que sería prohibir el tabaco de la noche a la mañana: no sólo le costaría las elecciones a quien lo hiciera, habría mercado negro... los "tabacodependientes" se rebelarían... habría disturbios, huelga general... sabe Dios. :)

Al deporte, aunque parezca un contrasentido, la supresión de la publicidad dle tabaco le ha hecho mucho daño. Eran de los principales patrocinadores. EStoy pensando, por ejemplo, en el mismo Marlboro y en el equipo Ferrari de Fórmula 1. Por poner un buen ejemplo, vaya.

salidadeemergencia dijo...

jajaja no sabía de que iba lo de "ya no son lo que eran".

Ros dijo...

entonces quedamos que es una hipocresía o no????

Landahlauts dijo...

Si fuera político te diría que: "todo debe de tener un proceso, que las cosas necesitan su tiempo, que deben de tener un tiempo de adaptación a las nuevas circunstancias, etc."

Pero como no lo soy, te diré que sí, que es una hipocresía.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.