jueves, septiembre 14

Andaluzas Ilustres: Fidela Campiña

Nació en Tíjola (Almería) un 28 de enero de 1894. Su partida de nacimiento tiene el número 18 en el Registro Parroquial. En ella reza el nombre de Fidela, Ana y Josefa. Sus apellidos son Campiña Ontiveros. Sus padres eran naturales de Lúcar, Antonio Campiña Caparros era recaudador de impuestos del Ayuntamiento de Tíjola. Según Francisco Hernández Girbal en su artículo aparecido en la revista Ritmo, a los seis años comenzó sus estudios de solfeo y piano en el Conservatorio de Madrid con el profesor José Tragó y los de canto con el prestigioso maestro Tabuyo, obteniendo en 1913 diploma de honor. Su presentación fue en el teatro Real de Madrid, como Margarita en la ópera de Arrigo Boito: Mefistófeles. A partir de entonces viajó por las principales ciudades del arte. En Nueva York, y ante 100.000 espectadores, cantó Cavalleria en el recinto de la Exposición Mundial del año 1940. En la Escala de Milán cantó Tristán e Isolda, bajo la dirección del Maestro Sabata y después Nerone, que dirigió Pietro Mascagni (1934). Su última actuación fue en Trieste y lo hizo con la ópera: El Ocaso de los Dioses (1948). Se retiró a la edad de los 54 años y falleció en Buenos Aires el 28 de diciembre de 1983, recibiendo sepultura en el cementerio de la Chacarita. Wikipedia

12 comentarios:

Scemo di legno dijo...

Esta era la abuela de Miguel Bosé???

Landahlauts dijo...

Eso he oido yo, Scemo. De hecho me lo confirmó alguien de Tíjola. Lo que pasa es que, entre que no estaba seguro y que no es algo tan, tan relevante como para estar ahí... no lo puse en el post.

Habría sido un "momento prensa rosa".

Anónimo dijo...

Se la consideró la cantante de los cuatro ases (carácteristicas) que guardaba para las grandes ocasiones: voz amplia, dicción impecable, temperamento arrebatador y talento interpretativo."
Tal era su temperamento, que recibió el apodo de "la leonesa", esto último creó yo, será por
leona...


La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

Una almeriense que, además de cantar como los ángeles... tenía un par de ... ¿narices queda bien?

Anónimo dijo...

Aunque no siempre, este de acuerdo
contigo...
A ti, todo te queda ¡bien!
Ufff...
¿Será el síndrome de arbonaidista?


La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

¿O tendrás síntomas de Arbonaidodependencia???
Sea como fuere, me alegro de leerte de nuevo por aquí.

LOLA GRACIA dijo...

Qué curioso.
Oye, una curiosida´¿Cómo consigues colocar tantos post al cabo del día? Qué bárbaro chico. NO doy abasto a leerlos todos y comentártelos.
Otra cosa..técnica. No sé que pasa, que entro en mi blog pero no aparece el perfil y ni los previous post. Incluso, uno de los recietes me lo corta.
¿Sabes a qué puede deberse?

Landahlauts dijo...

Y gracias por el piropo.

Landahlauts dijo...

Coincidieron los post, el agradecimiento por el piropo era para La Cosina.

A Lola:
Empleando una palabra de mi hija de cinco años, soy "aperastivo" por lo menos para esto.
Sobre tu "poblema":
Según entiendo no ves la columna lateral de la página, ¿es así? en ese caso te debe de aparecer al final de la página. Si esto ocurriera es que tienes un tamaño de texto que es demasiado grande para ese diseño de Blog. Ten en cuenta que el problema sólo lo tienes tú, los demás vemos la página bien. Si lo quieres cambiar ve a la barra de tareas (esa que hay arriba del internet explorer y pone ARCHIVO, EDICION, VER, FAVORITOS...). Una vez allí te vas a VER, luego a TAMAÑO DEL TEXTO y seleccionas MEDIANA. Creo que así se arreglará.

LOLA GRACIA dijo...

ja,ja, Tu hija es una genia. Bueno, tengo deberes, voy a leerme lo pendiente...
Aprovecho que he vuelto a entrar en el blog sobre el post de Ratzinger...
Que conste que estas reflexiones las he hecho mientras ponía el lavavajillas.
--La moralidad, el sentido de la ética no debería tener colores políticos. Sería ideal que todos los políticos fueran correctos pero en todos los campos cuecen habas.
--La guerra es una injusticia en sí misma, se olvida del ser humano y deshumaniza a quienes la viven, padecen y protagonizan

lo tercero se me ha olvidado.

Landahlauts dijo...

Luego soy yo el "aperastivo"... poner un lavavajillas y tener pensamientos profundos es incompatible para mi: ya dije en otro post que soy hombre y que por tanto no puedo montar en bici y masticar chicle a la vez.

Anónimo dijo...

era una mujer