martes, julio 4

Sana, sana, culito de rana...

Apareció una noticia en BBC Mundo hace unos días referida a la industria farmacéutica de Europa. Parece ser que la organización Consumers International, con sede en Londres, ha elaborado un informe Branding the Cure: A consumer perspective on Corporate Social Responsibility, Drug Promotion and the Pharmaceutical Industry. En él, esta asociación internacional de Federaciones de Consumidores analiza detalladamente las técnicas de ventas de las 20 compañías líderes del mercado: Abbott, AstraZeneca, Admirall Prodesfarma, Bayer, Boehringer-Ingelheim, Bristol-Myers Squibb, GlaxoSmithKline, J&J (Johnson y Johnson), Lilly (Eli), Lundbeck, Menarini, Merck Dohme, Novartis, Novo Nordisk, Nycomed, Orion Pharma, Pfizer, Roche, Sanofi-Aventi, Schering AG, Schering-Plough y Wyeth. Según afirma este documento las mayores compañías farmacéuticas utilizan prácticas publicitarias poco escrupulosas, como por ejemplo "persuadir" a los médicos para que prescriban sus productos y convencer a los consumidores de que los necesitan, en algunos casos inventando enfermedades inexistentes. El informe establece que la industria farmacéutica gasta US$60.000 millones al año en campañas publicitarias, que corresponde al doble del dinero invertido en investigación. Podrían estas empresas buscar modos de anunciarse más rentables, con menos inversión y con mucha mayor difusión. El mundo del ciclismo podría ser, hoy por hoy, el soporte publicitario más lógico y rentable para la industria farmacéutica. Allí se ha demostrado las maravillas que puede hacer la farmacopea moderna sobre el organismo humano. Además contrarrestaría la desbandada de patrocinadores que ha tenido el "deporte" de las dos ruedas. Mientras, y ya en un tono un poco más serio, conviene recordar que hay enfermedades que no se curan por no ser rentable invertir en investigación para su remedio. Mientras tanto África se muere de SIDA, paludismo, disentería y sarampión. Y a nadie le importa un carajo.
Landahlauts con otro ataque hipócrita de solidaridad humana.

13 comentarios:

Pino dijo...

Vistéis la película El jardinero fiel?? A mi me parece que la industria farmacéutica esconde muchas cosas.

Landahlauts dijo...

Sí, la vi, y me gustó mucho. Sí que esconden, no sé si tanto como se veía allí... pero aquello podía parecer creible.

Scemo di legno dijo...

Los experimentos los hacen o con animales o con personas del tercer mundo... es vergonzoso.

Manuel Ruiz Díaz dijo...

¿Y que me decís de Bill Gates? Ha destinado más de 200 millones de dólares a la malaria. Claro que su imperio infomático se valora en 38.000 millones.
Por todo eso le han dado el Príncipe de Asturias de cooperación internacional por su "capitalismo ético"
¿Capitalismo y ético?
Bueno, estoy hecho un lío.

Landahlauts dijo...

Sí que parece díficil de casar eso de "capitalismo" y "ético" aunque haya quien lo intenta. Ha habido también otro "muchimultimillonario" que ha dado el 80 por ciento de su fortuna. No se sabe si es generosidad, ganas de darle un lavado a la fortuna o cargo de conciencia, como Michael Corleone en El Padrino III. De todos modos, allá donde vayan los millones, si algo llega a quien los necesita... pues eso, "no hay mal que por bien no venga".
Bienvenido, Manuel, a La Arbonaida, esta es tu casa. Regresa siempre que te apetezca.

Landahlauts dijo...

Al Pollito:
Al final los palos los lleva siempre el mismo saco. ¿Inevitable?

Anónimo dijo...

Por desgracia, siempre pagan justos por pecadores.
Y cómo tú bien dices "los palos los lleva siempre el mismo saco".
Algunas personas de la asignatura "SOY HUMANO, NADA DE LO HUMANO ME ES AJENO" han sacado: progresa con dificultad.
Y otras, ni siquieran saben que existe, dicha asignatura.

P.D. Hablo de personas porqué al fin y al cabo las empresas, instituciones, gobiernos... las llevan las personas.


La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

Dicen por ahí que al ser humano sólo lo mueven dos cosas: el dinero y la entrepierna.
A veces creo que es así.

Apus dijo...

Cuanta poesía!

Landahlauts dijo...

Bueno, Apus, poesía no es... pero ¿realidad?

Er Hovensito Frankenstein dijo...

¿La entrepierna? ¿Te refieres al jamón de pata negra?

Anónimo dijo...

Por la amble indicación de Landahlauts, me gustaría aportar mi granito de arena. En cuanto al tema del ciclismo, hace muy poco que Amgen, el mayor fabricante mundial de eritropoyetina, patrocinó una prueba ciclista en California, para dar su apoyo al no-dopaje, insistiendo en que ese fármaco está diseñado para el trastorno del crecimiento, y no para el dopaje de ciclistas. Obviamente es lamentable que un deporte tan magnífico como el ciclismo se vea afeado por semejantes prácticas. No se sabe si es el huevo antes que la gallina: las demandas de espectacularidad por parte de los medios de comunicación y el ansia de resultados por los equipos, y posiblemente la ambición de algún intermediario del laboratorio.
En cuanto a las feas prácticas, sean o no verdad, hay que recordar que el médico es el facultativo que decide qué prescribir; entiendo que lo que el medico te receta lo necesitas, y que otro interés no le mueve ni debe moverlo. Como interesado en la cuestión, después de casi 5 años en la profesión de la visita médica JAMÁS he encontrado un médico que te prescriba algo que no necesitas, y quiero seguir confiando que eso es así. Por supuesto, gente indigna hay en todos los aspectos de la vida, pero al médico le une un juramento con la sociedad y con la salud pública, con su profesión y con la honestidad (juramento hipocrático). Saludos.

Landahlauts dijo...

Al Usuario Anónimo:
Como pasa muchas veces, la realidad supera la ficción. Es increíble que el mayor fabricante mundial de EPO patrocine pruebas ciclistas.
En cuanto a tu comentaro sobre que haya o no médicos presuntamente corruptos o presuntamente corruptibles: yo siempre he pensado, cuando se generaliza diciendo que los políticos son corruptos, que ellos son reflejo de la sociedad.
Pues con los médicos igual, los niveles de corrupción que pueda haber son transplantables a cualquier sector e idénticos a los de la sociedad.