domingo, mayo 1

Capitalismo, integración y paraguas

Escuchamos en numerosas ocasiones hablar de la necesaria integración de los emigrantes. Dicen que la integración es positiva porque favorece la convivencia entre emigrantes y ciudadanos del país de acogida. Supongo que, como en todo, en el término medio estará la virtud: integración suficiente para favorecer la convivencia y también para que el emigrante no pierda completamente (si así lo decide) aquellas señas de identidad que le son propias.

¿Queréis un ejemplo de integración? En Granada, es mañana de domingo, un  chaval africano (o subsahariano, o negro - usen el adjetivo que menos les incomode-) vendía paraguas en los soportales de una calle de Granada.
El vendedor de paraguas


Antes de que comenzara la lluvia, los paraguas costaban 5 euros. Cuando empezó a llover (con cierta intensidad) los paraguas cambiaron de precio: 7 euros. La lluvia continuó hasta hacerse torrencial y, claro, el muchacho continuó vendiendo paraguas. Cuatro o cinco personas se agolpaban continuamente a su alrededor. Cuando quedaban unos pocos paraguas su precio varió de nuevo: pasó a ser de 10 euros.

Integración y adaptación, en este caso a las leyes del mercado y a los principios básicos del capitalismo. Es la ley de la oferta y de la demanda. Nos podemos congratular y decir, sin temor a equivocarnos, que este señor está felizmente adaptado. Y además, hoy, se fue pronto a su casa y con sus buenos euros en el bolsillo. ¡¡¡Ole por él!!!

Autor: Landahlauts

9 comentarios:

Landahlauts dijo...

Quien me conozca o, simplemente, me lea habitualmente, se darán cuenta de que no critico a este hombre por lo que hizo. Porque, entre otras cosas, no es criticable. Es una practica habitual y normal en nuestra sociedad. Y él tiene el mismo derecho que los demás a usarla.

Food and Drugs dijo...

Yo no veo qué tiene de crítica tu relato, porque sencillamente, no lo considero algo criticable.
El capitalismo de hecho no es un mal sistema económico siempre y cuando a los que resultan perdedores en el juego, se les garantice un mínimo de protección.
Por poner un ejemplo: Si en lugar de gotas de lluvia limpia y cristalina, hubiera empezado a diluviar ácido sulfúrico, el aumento de precios hubiera sido un hecho dramático.
Por desgracia este segundo tipo de capitalismo existe, y, aunque en el mundo occidental muchos ya lo han olvidado, no conviene bajar la guardia.

Anónimo dijo...

a) Feliz "working day", vamos lo que queda b) En un eroski de barrio pudo escucharse por los altavoces: "Sres. clientes recuerden que el lunes no abrimos por celebrarse el Día de las Madres" (conciencia trabajadora) c)Yo he tenido tb un affair con un negro (las otras denominaciones son estúpidas, la peor: "de color" = USA), entraba a mi casa y un muchacho negro me dijo algo así como "Tati / papi / daddy dame algo para comer", como no me enteraba le respondí alguna incongruencia, ya a punto de darle al hombre la bolsa del pan me dijo con ilusión que le gustaría comer sardinas y galletas. Creo que con lo que le di, pudo hacerlo. Yo no puedo ver a una persona sufrir hambre, si su negro vendió los paraguas a 10 euros... lo veo hasta bien. [jm]

Hostal mi loli dijo...

Yo los hubiera vendido a 10 euros y si hubiera caído granizo a 20.Saludos.

sulaco dijo...

En las calles de Nueva York he visto también como los paraguas subían de precio por la lluvia, así que es algo global y lógico, la ley del mercado.

Spaski dijo...

sin duda alguna, esta integrado si jajaja muy acido tu texto, nice!!

pon dijo...

Al menos un par de días habrá comido caliente, hace bien en espabilar, ya sabemos que el sistema capitalista es "o comes o te comen".

pau dijo...

Hace poco me censuraron un comentario. Hablé de los negritos del África. Resulta que mi interlocutor es economista norteamericano.
Por menos te hubiesen despedido de mi universidad, me dijo acusándome de racista.
Allí les dicen afroamericanos, aquí subsaharianos, pero yo, a mi socio senegalés le digo "pata negra".
¡Mira que acusarme de racista!
Mi socio está encantado. Y es que aparte de ligar blanquitas euspañolas como un loco, el buen ibérico le mola un montón, de eso viene lo de "pata negra".

Para integrarse de verdad, nada como comer producto del país, sea jamón, almeja o pepino bien aliñado.

Marta Salazar dijo...

esto de los Playmobil también lo usan los grupos "antifa" en Alemania ;)