domingo, octubre 24

Contrastes

Un sábado de Noviembre, calle Alhamar, en Granada. Veinte horas y veinte minutos.

Contrastes

Él saca dinero del cajero, probablemente para cenar y tomar unas copas con los amigos. Hay que disfrutar de un descanso merecido: es sábado y la semana de trabajo ha sido larga y dura.

A pocos metros de distancia, hay quien no ha acabado aún su particular "jornada laboral". Lleva allí todo el día, sentada en el suelo sobre sus talones. La cabeza bajada, la vista perdida. Entre sus manos sostiene un pequeño cartel donde, en un castellano dificilmente comprensible, cuenta desgracias y pide una ayuda para aliviarlas. Delante de ella, a su derecha, hay una pequeña caja de cartón con ocho o diez monedas.

En nuestra sociedad, en estos tiempos que corren, conviven sin mezclarse mundos dispares, casi antagónicos. Y a veces, parece incluso que unos desconocen la existencia de los otros.

Fotografía: Contrastes

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada persona habita en un mundo diferente ¿que barrera separa los mundos?el egoísmo y no saber ponerse en el lugar del más necesitado,en resumen, la falta de amor al prójimo.la loli.

Landahlauts dijo...

No trato de juzgarlos, a ninguno de ellos. Entre otras cosas porque habitualmente me veo en la situación de él y jamás me he visto en la situación de ella. Puede que, incluso, alguna vez yo haya sido protagonista de una escena idéntica a esta. No lo sé.

Sólo sé que hoy la vi, desde fuera, llamó mi atención y me dió en qué pensar. Capturé aquella imagen y os la traje, con mis pensamientos.


Loli:
Quizás sea algo más que eso. Ni siquiera vemos al prójimo en muchas ocasiones. Dificilmente lo podemos amar, ¿no?

madreselva dijo...

Land, en mi pueblo, los señores ricos, tenían por hábito dar limosna.
(tenían un bolsillito en el chaleco, me parece verlos.

era una costumbre, tan arraigada como su "ser rico", y el rengo, el loquito, vivían de eso, y se nivelaban.

(como el pajarito que limpia los dientes del cocodrilo).

después estábamos todos nosotros que éramos la "clase media" y dignamente aprendíamos a habitarla.

esa niña del piso, me apena muchísimo por su falta de recursos internos y externos.

MM de planetamurciano dijo...

Más ke una foto, es casi una editorial.

stamina dijo...

Una foto excelente. Me pregunto cuánto tiempo las personas van permanecer indiferentes y permitir que se agrave el empobrecimiento mundial.

muito beijos de portugal

Lisístrata dijo...

Supongo que cuantos accedemos a poder leer este post tuyo estamos en la situación de él, pero ello no significa que el alma te arranque un rictus de dolor al contemplarte a ti mismo en rol privilegiado con respecto a tu semejante desfavorecido.
La foto duele, qué quieres que te diga?

Markos dijo...

La foto no necesita comentarios, es buenísima.
Salu2

Joaquim dijo...

Pasar de la situación de él a la de ella es mucho más fácil de lo que todos podamos creer.
La frontera está aquí, al lado, un empujoncito y pasamos.
Hay codazos

PM dijo...

Para no soltar la pasta nos habían hecho pensar que lo que se daba a la gente que pide, se lo llevaban las mafias o se lo gastaban en alcohol o drogas. Pues de un tiempo a esta parte, cada vez más veo la posibilidad de llegar a tener que pedir y acabo dando dinero a quien por una razón u otra seguro que lo necesita. Hoy por ti y mañana por mí.

Antonio Castillo dijo...

ABOVE es un artista urbano que, en Lisboa, pasaba con frecuencia por delante de una mujer que pedía a escasos metros de un cajero, "una máquina de escupir dinero", (según él), y se le ocurrió solucionar el problema, al menos artísticamente. Mira este enlace.

Violeta dijo...

Genial la foto y el espíritu que la ha animado!
Genial el enlace que pone Antonio Castillo, todo un Robin Hood urbano!
Yo me la paso dando dinero a la gente que pide en la calle, son sobre todo ancianos que han venido a USA de otros países y luego han sido abandonados por la familia, en país ajeno y a la buena de Dios. También le doy a los homeless, porque aquí se dice (aunque no todo el mundo tiene conciencia de ello)que lo que nos separa de un homeless es solamente la ausencia de dos paychecks.

Landahlauts dijo...

Buen enlace, Antonio.

Gracias a todas y a todos por vuestra visita y comentarios.

PM dijo...

Muy bien tocado el tema por el tal Above. Gracias Antonio. Y gracias Lan.
Me he permitido enlazaros en un post. Si os molesta me lo decís y desaparece
http://lamandarinadigital-07.blogspot.com/2010/10/giving-to-poor.html

Landahlauts dijo...

Gracias a ti por el enlace, PM.

:)

Luna Azul dijo...

Una foto genial y una línea muy finita para pasar de arriba a abajo.

Pepe Percheles dijo...

Buenísima la actualización de hoy. Cada vez que paso al lado de alguna persona que pide par poser vivir siento la necesidad de conocerles, saber que les llevó a esa situación de anonimato de la que nadie estamso libres. Pero finalmente siempre acabo pensando en mis cosas...

Supongo que estas son las cosas de ese progreso que obsesivamente nos lleva no se a donde.