miércoles, diciembre 10

Similitudes

Muerte a los Payos
«Muerte a los payos»
Al final... payos, gitanos, moros, blancos, sudacas, negros, judíos... somos iguales. Incluso en las actitudes más despreciables, como el racismo. «Bassanio: Si os agradase comer con nosotros. Shylock: ¡Sí, para recibir el olor del puerco! ¡Para comer en la casa en que vuestro profeta, el Nazareno, hizo entrar, por medio de exorcismos, al diablo! Me parece bien comprar con vosotros, vender con vosotros, hablar con vosotros, pasearme con vosotros y así sucesivamente; pero no quiero comer con vosotros, beber con vosotros, ni orar con vosotros.»
Obra: El Mercader de Venecia Acto I Escena III Autor: William Shakespeare

14 comentarios:

Más claro, agua dijo...

El problema radica en que algunos se creen más iguales que el resto... ;-)

Novicia Dalila dijo...

En todas partes cuecen habas y por supuesto, el racismo no es una exclusiva de la raza blanca blanquísima... Lo que pasa es que damos más el cante, pero muchos tanos, moros y negros principalmente (Sudamérica es otra historia) cuidan muy mucho sus relaciones con otras etnias o religiones, especialmente con nosotros....

Un beso Lan (K)

Merce dijo...

Siempre ha sido así, lo que pasa es que suupongo que al ser más, se nos ve más. De hecho, lo que está pasando en La Mojonera, es un problema entre magrebis y subsaharianos, como dice Novi, en todos sitios cuecen habas...

Peritoni dijo...

Pues sí, llega un momento en que se hace recíproco.
El ser humano y sus imbecilidades.

Marta Arrufat dijo...

Nada, que la ignorancia es atrevimiento en tantas ocasiones...

pon dijo...

Es que no es cuestión de razas sino de parámetros antropológicos. Y esos son universales. Por desgracia.

cosechadel66 dijo...

Es cuestión de poder. El hombre es asi de asquerosito.

Un placer pasar por aqui

Edurne dijo...

"Ozú, qué miedo!"
racistas... en todas partes! Porca miseria!

An dijo...

Que triste podemos hacer este mundo maravilloso

Uno dijo...

Eso de muestra que todos somos iguales.

ISOBEL dijo...

sabes lo que pensé, jo cuanto escribe esa persona, por la letra, a lo mejor soy una prejuiciosa y pienso que los gitanos no escriben mucho, besos

Luna Azul dijo...

La ignorancia no es una cuestión del color de la piel.
Un abrazo

Io dijo...

Somos personas. Buenas y malas personas las hay en todas partes, de todos los colores y todas las razas.

Pero me encanta cómo lo has expuesto.

Gracias por pasarte por mi playa para dejar tan cariñosas palabras.

Un beso.

madreselva dijo...

Land, esto de los límites es inquietante, y desafiante, no es tarea simple. Las fronteras.
Se nos exige una comprensión evolucionada y debemos llevarlo a su término con esfuerzo. Cuando niños los de otro pueblo eran de otro pueblo, en mi pueblo, incluso los del "otro lado de la vía" ya eran otros. Y ni hablar del japonés de la tintorería, el almacén del vasco, el zapatero italiano....
Ya ves que hay todo un tema con la hora, la moneda, los hábitos alimentarios, el idioma... es complejo.
Cariños.