viernes, junio 16

Caspa y Naftalina


Dentro de la "política cultural" que durante estas fechas viene desarrollando el Ayuntamiento de Granada hay dos nombres que destacan: la Zarzuela y Juanito Navarro

Así es, cualquier momento es bueno para que nuestro Ayuntamiento programe alguna Zarzuela, ese género lírico menor, que a algunos nos pone el vello de punta porque aún no ha sabido sacudirse (a diferencia de la copla) ese halo de "música del régimen" franquista que la rodea. 

Con Juanito Navarro el tema es más sangrante aún. Este octogenario actor ha visitado en tres ocasiones en lo que va de año nuestra ciudad. Nos recuerda así, como de desagradecida es esta profesión en la que, con su edad, tienes que continuar recorriendo los teatros para sobrevivir, comiendo bocadillos y mal durmiendo en una furgoneta. Para colmo, este actor ha perdido el gancho que en otro tiempo pudo tener: ventas de 20 o 30 entradas para un espectáculo lo dicen todo. 
A pesar de ello, el Teatro Municipal Isabel la Católica se llenará de personas de una edad respetable, muchas de ellas sin haberse "retratado" en taquilla, sino accediendo por medio de la dádiva generosa de entradas por parte de alguna Concejalía que las reparte entre el voto las personas mayores. Se consiguen así dos efectos: contentar al electorado de más edad, y ocultar un fracaso de la "programación cultural" en Granada. 

6 comentarios:

Er Hovensito Frankenstein dijo...

Luego quieren que seamos la capital cultural de Andalucía... la mare que los parió.

Landahlauts dijo...

En este plan, difícil lo tenemos. Pero amigo, es lo que vale hoy en día.

Bahtian dijo...

A mí me da mucha pena que un actor arrastre su ancianidad por los escenarios mendigando, casi, unos pocos euros con los que sobrellevar lo que les quede de vida, pero creo que es digno de admiración, lo que no soporto, es a esas decrepitas “viejas glorias” que no admiten el paso de los años y se venden al mejor productor arrastrando sus vergüenzas por los platós de cualquier televisión del brazo del cubano de turno contando las veces que hizo el amor con tal o cual persona, y que no me refiero solo a algunas mujeres que seguro estáis pensando, fijaros también en el amigo Carlos Larrañaga... una pena.

Landahlauts dijo...

Pero estamos de acuerdo en que la situación de este hombre es injusta. Pero no tenemos porqué contribuir a su sostén ecónomico los ciudadanos de Granada, cuando ni tan siquiera es de aquí. Debe de haber un fondo de pensiones para actores con pocos medios y si no lo hay... no es nuestro problema.
Los otros, los que van contando intimidades y más aún siendo de una familia de tanto abolengo teatral: patético.

Bahtian dijo...

totalmende de acuerdo, aunque sea por una vez

Landahlauts dijo...

más te vale, jejejeje