viernes, marzo 17

El año que no tuvo verano


1816 fue el año sin verano, también conocido como el año de pobreza. Las anormalidades del clima propiciaron un verano severo que destruyeron las cosechas del Norte de Europa y del Nordeste estadounidense. Se sabe ahora que las alteraciones del clima ocurrieron debido a las erupciones volcánicas de la Montaña Tambora entre el 5 de Abril y el 15 de Abril de 1815 en la isla de Sumbawa en las Indias Orientales (hoy Indonesia) que arrojó a la atmósfera superior un millón y medio de toneladas métricas de polvo. Como es normal tras una erupción volcánica fuerte, las temperaturas mundiales descendieron debido a la reducción de la luz del Sol. Las raras alteraciones del clima de 1816 tuvieron un gran efecto en el Norte de Europa y el Nordeste americano. Típicamente, el fin de la primavera y verano del Nordeste americano son relativamente estables: las temperaturas en promedio son entre 20 y 25 ºC , y raramente caen por debajo de 5 ºC , la nieve en verano es una rareza extrema, aunque a veces en mayo hay periodos fríos. En mayo de 1816, sin embargo, la escarcha quemó la mayoría de las cosechas que se habían plantado, y el 2 de junio una gran tormenta de nieve produjo muchas muertes humanas. En julio y agosto, se heló el río en un lugar tan al sur como Pensilvania. Las rápidas oscilaciones de la temperatura, eran comunes, pasando en cuestión de horas de temperaturas normales de verano (tan altas como 35ºC) a temperaturas cercanas al punto de congelación. Los precios subieron dramáticamente. La avena, por ejemplo, casi multiplicó por ocho su precio pasando de 12 centavos por bushel del año anterior a 92 centavos de dólar. Europa, que todavía se estaba recuperando de las Guerras napoleónicas, padeció las escaseces de comida. Hubo saqueos de almacenes de grano en Bretaña y Francia y la violencia fue peor en Suiza, dónde el hambre forzó al gobierno a declarar una emergencia nacional.

5 comentarios:

Er Hovensito Frankenstein dijo...

No me vayas a meter el mal fario que hemos pasao un invierno de mierda para que el verano fuera igual. Solo faltaba eso.

La Bicuñada dijo...

Los fenómenos climatológicos son la lecha. A mi de momento me han dejado sin irme este fin de semana a Sevilla (snif, snif).
Bueno, otra vez sérá, amenazo con volver.

Landahlauts dijo...

La foto de este comentario ha sido modificada. He subido una del Torreón de Las Gabias. A modo de saludo de bienvenida a la, de momento, única blogger de LA ARBONAIDA. Bienvenida a "LA BICUÑADA"

La Bicuñada dijo...

Muchas gracias Landahlauts.

Landahlauts dijo...

Ya decía yo que se había estropeado el finde por algo: habías hecho planes de salir con... ya sabes, no??? Haberlo dicho... a mi se me ha fastidiao la excursión a Benalmádena también.
:(