domingo, febrero 15

Yira... yira...

Die Einsamkeit

Hoy suena en La Arbonaida la voz de Carlos Gardel, interpretando un tango fantástico, compuesto por Enrique Santos Discépolo en el año 1926. Esta es su letra:

Cuando la suerte que es grela
fallando y fallando
te largue parao.
Cuando estés bien en la vía
sin rumbo, desesperao.
Cuando no tengas ni fe
ni yerba de ayer secándose al sol.
Cuando rajés los tamangos
buscando ese mango
que te haga morfar.
La indiferencia del mundo
que es sordo y es mudo
recién sentirás.
Verás que todo es mentira
verás que nada es amor
que al mundo nada le importa
yira, yira...
Aunque te quiebre la vida
aunque te muerda un dolor
no esperes nunca una mano
ni una ayuda ni un favor.

Cuando estén secas las pilas
de todos los timbres
que vos apretás
buscando un pecho fraterno
para morir abrazao.
Cuando te dejen tirao
después de cinchar
lo mismo que a mi.
Cuando manyés que a tu lao
se prueban la ropa
que vas a dejar.
Te acordarás de este otario
que un día cansado se puso a ladrar.
Verás que todo es mentira
verás que nada es amor
que al mundo nada le importa
yira, yira...
Aunque te quiebre la vida
aunque te muerda un dolor
no esperes nunca una mano
ni una ayuda ni un favor.

Cuando rajés los tamangos
buscando ese mango
que te haga morfar
la indiferencia del mundo
que es sordo y es mudo
recién sentirás.
Verás que todo es mentira
verás que nada es amor
que al mundo nada le importa
yira, yira...
Aunque te quiebre la vida
aunque te muerda un dolor
no esperes nunca una mano
ni una ayuda ni un favor.
Autor: Enrique Santos Discépolo Deluchi 
Título: Yira yira (1926)

Quizás no sea la letra más adecuada para la "música en espera" del Teléfono de la Esperanza, pero convendréis conmigo que es una maravilla de tango: en letra, en música y... en interpretación.

Podéis escucharlo aquí:

Fotografía: Die Einsamkeit  
Autor: Landahlauts

16 comentarios:

Landahlauts dijo...

A los que hablamos castellano "de acá" nos costará entender muchas palabras. La mayoría de ellas están en el DRAE, las otras...

Anónimo dijo...

Gardel: Decíme, Enrique... ¿Qué has querido hacer con el tango Yira... yira...?

Discépolo: Con Yira... yira...

Gardel: Eso es.

Discépolo: Una canción de soledad y desesperanza...

Gardel: ¡Hombre! Así lo he comprendido yo.

Discépolo: Por eso es que lo cantás de una manera admirable.

Gardel: Pero el personaje es un hombre bueno, ¿verdad?

Discépolo: Sí; es un hombre que ha vivido la bella esperanza de la fraternidad durante cuarenta años. Y, de pronto, un día, a los cuarenta años, se desayuna con que los hombres son unas fieras.

Gardel: Pero... ¡dice cosas amargas!

Discépolo: No pretenderás que diga cosas divertidas un hombre que ha esperado cuarenta años para “desayunarse”...

madreselva dijo...

en las canciones, los temas, te has fijado Land, a veces la letra sola no dice tanto, luego la armonía que se logra con la música y quién lo interpreta, es maravilloso...esa letra mientras la canta Gardel te envuelve en una sensación. Desaparecen las palabras crudas, y queda una sensación.
Cariños

también muy interesante el aporte de Anónimo.
Hay toda una explicación o una visión del tango que va más allá quizás de aquello que se dice, que suena amargo, que al tipo siempre lo deja la "mina", y hay quienes como Dolina, por ej. que nombro, y he citado en oportunidades, explican este costado amargo, oscuro del tango, y no es desesperanza, al contrario, lo compara con la tragedia en los griegos, podrá después quizás desperezar otras emociones.
en esta síntesis ni siquiera sé si logro con mis palabras aquello que tan magistralmente han dicho los escritores y poetas. Sí, la idea, que no es lo amargo necesariamente triste.
(ampliaremos)
:)

claudio dijo...

"Las otras", Landahlauts están aquí:
http://www.elportaldeltango.com/dicciona.htm

Luz de Gas dijo...

Bueno te dejo mi versión cambié algunas palabras:

http://video.google.es/videoplay?docid=-17238600083368269&hl=es

DR. FREUD dijo...

JAJJAAJAJA
Desde luego que para el teléfono de la esparanaza NO.
Es un tago de "guantazos de realidad".

cosechadel66 dijo...

Una entrada completa, incluidos los comentarios. Agradecido me he quedado....

Sintagma in Blue dijo...

Me encantan los tangos y éste en particular!

Peritoni dijo...

Aunque te quiebre la vida,
aunque te muerda un dolor,
no esperes nunca una ayuda
ni una mano...ni un favor.

Vaya tela...

Landahlauts dijo...

Decía un cartel que leí en una taberna hace años: "lo mejor de la casa son sus clientes"
Pues eso pasa en este blog. Vuestros comentarios enriquecen y mejoran enormemente lo que escribo. Tanto que acaban siendo lo mejor de blog.

Juan Duque: he tratado de enlazar en el post tu interpretación del tango.. pero no me deja. Creo que es problema de los videos de google, no??

Edurne:
No sé que ha podido pasar. Después ha habido más comentarios, sin problema.

Saludos!

Landahlauts dijo...

Anónimo, Madreselva y Claudio: muchas gracias!!!

Fiebre dijo...

Me has dado en toda la tecla: Gardel y Malevaje me acompañan muchos ratos de esos en los que dice una:
- Vamos a sacar de paseo a los "demonios interiores", más que nada por comprobar que aún piensas niña...
Aunque tengo que reconocer que últimamente estaba siendo infiel con todas las versiones tangueras de Calamaro.
Gracias por la joyita y por hacerme dar el pasíto de rigor por el DRAE que me da más alegrías que un novio.

Luna Azul dijo...

Me encanta Carlos Gardel, los tangos y este en particular muchísimo.
Muchas gracias por esta entrada.

Gamar dijo...

Siempre me asombró que tangos con tanto lunfardo se puedan apreciar igual en otras latitudes.
Felicitaciones por la entrada y la concurrencia a tu "casa".
Saludos desde muy lejos

pon dijo...

Que al mundo nada le importa, yira...yira.....

El primer recuerdo que tengo de mi padre es tenerme en brazos y bailar tango conmigo mientras cantaba con aquella voz de tenor alto que tenía tan bien impostada.....

cuando no tengas ni fe, ni yerba de ayer secándose al sol.....

Siempre que oigo un tango huelo el olor de la piel de mi padre y siento de nuevo el calor de su mano cogiendo la mia tan pequeña.......a veces duele mucho, siempre es añoranza, y es tristeza por su falta. Todas las emociones que tienen los tangos.

Gracias Landah. Me lo trajiste hoy junto con alguna lagrimilla de nostalgia dulce. Gracias.

JP dijo...

muy lindo tango . Y Carlos Gardel le pone un toque unico .