miércoles, noviembre 5

Vivo en la memoria

Antonio Espejo Palma
La Plaza del Carmen es el lugar donde se encuentra el Ayuntamiento de Granada. Allí, desde hace unos años, cada 31 de Octubre hay algo que suele pasar desapercibido a los transeúntes. Junto a uno de los magnolios que crecen en ese lugar, aparece un ramo de flores y un cartel. El texto varía poco de un año para otro. Esa es la foto del cartel de este año. Y este, su texto:
A la memoria de Antonio Espejo Palma Fusilado el 31 de Octubre de 1936 Granada, 31 de Octubre de 2008 Tu hijo Agustín.
Agustín Espejo, el hijo de D. Antonio Espejo, sólo sabe de su padre que fue fusilado en las tapias del Cementerio de Granada, como le ocurrió a tantos granadinos. Jamás apareció su cuerpo. A pesar de ello, Agustín, se encarga de que su recuerdo viva para siempre. Y, aunque no hay una tumba con los restos de su padre, él honra su memoria a las puertas de la Casa Consistorial.

10 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Si los árboles tuvieran sentimientos, ese sería el magnolio más orgulloso de toda Andalucía...

Edurne dijo...

Impresionante, loable, emocionante...

pon dijo...

Y le honra seguir haciéndolo.

Mari Carmen dijo...

Mi tío Juan, también fue fusilado allí, en Granada, a los 25 años, siendo capitán de caballería, republicano. Nunca hemos sabido dónde está exactamente.

Un abrazo

miguel dijo...

Me emociona pensar que existe gente capaz de estar tantos años haciendo algo así. Me cabrea pensar que haya tenido que estar haciéndolo todos estos años.

mugaisma dijo...

Increíble...este hijo sabe lo que conlleva tener memoria de verdad, un ejemplo a seguir.

Uno dijo...

Un buen recordatorio para los que gustan de olvidar y para conservar la memoria de quienes no deben ser olvidados.

Saludos

ISOBEL dijo...

no soy de cuerpos muertos,pero ..., besos

Anónimo dijo...

"Aquí no tuvimos batallas sino espera. La guerra fue un camión que nos buscaba detenido en la puerta".

Luis García Montero

Sintagma in Blue dijo...

Uf, qué tremendo!