martes, noviembre 18

Presentable

Ocaso

Manuel: ¡¡Vecino!!, ¿se ha enterado usted de lo de Matilde, la señora del bajo?

Landahlauts: Sí, ¡pobre mujer! Con lo bien que estaba a sus 78 años, y lo que le gustaba darse sus buenas caminatas con las amigas al amanecer...

Manuel: Sí, pero eso da igual, porque ha sido la enfermedad esa nueva que está matando tanta gente... esa que da por las porquerías que comemos... 

Landahlauts: Un cáncer, sí. Pero lo tenía muy extendido y los médicos decidieron que era mejor no intervenirla.

Manuel: Un mes ha durado. La misma enfermedad que se llevó a Antonia la del segundo y a mi 'cuñá' Pepa. Está uno asustado con esa enfermedad... Yo, por si acaso, ya he pedido cita para esta tarde.

Landahlauts: ¿Sí? ¿Al Centro de Salud? ¿Se encuentra usted mal?

Manuel: ¡Quia! ¡¡No!! Estoy estupendamente. Le he pedido cita al peluquero: por si le da a uno algo... que por lo menos esté presentable.

Unas horas más tarde, cuando iba a entrar en casa, escuché subir a alguien por las escaleras. Cuando me volví, vi a Manuel. Olía a after-shave y lucía un flamante corte de pelo. Me saludó y me mandó una sonrisa cómplice...

 Manuel... ¡¡¡con un par!!!

Nota: Suceso completamente real, sólo he cambiado los nombres de mis vecinos, para preservar su intimidad: Manuel: es un anciano, jubilado del campo, muy trabajado. Vive en la misma planta que yo, es amable y muy educado. Goza de una salud envidiable. Matilde: era la señora del bajo. Murió hace unos días, después de que hace menos de un mes le diagnosticaran metástasis de un cáncer de matriz (de "ahí abajo" como decía ella).

Fotografía: Ocaso 
Autor: Landahlauts

22 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Maqueado para su cita a ciegas con la pálida dama... Tu vecino es un crack! ;-)

Markitos dijo...

Me recuerda a muchas madres que obligaban a llevar mudas limpias por sí ocurría algo, y los médicos tenían que ver al niño limpio por sí acaso.

Normal, sino que iban a pensar de ellas.

Jorge S. King dijo...

Las doñas de mi familia son de la costumbre esa de "las mudas limpias por sí ocurría algo".
Muy buena la foto. Espectacular!.
Saludos Santiagueños.

Peritoni dijo...

jajajajaja, qué bueno. Como si fuera la peste o la gripe española.

Merce dijo...

Que quieres que te diga, pero si la parca te pilla con una pinta horrorosa tiene que ser más difícil convencerla de que te deje ir a la parte de los buenos...

An dijo...

Yo tengo pensado hacer una esposición como la que hizo misspink...a mi me murio un hermano de cancro...y no comia porquerias...saúdos e apertas

Efter dijo...

Muy bien que hace, nunca se sabe. Mi abuela me decía que fuera siempre con ropa interior limpia y que hiciera la cama antes de irme, no fuera que, dado el caso, tuvieran que ir los sanitarios a verme por una urgencia :D

Soportándome dijo...

El aftershave era Floid???

LOLA GRACIA dijo...

Estupendo,sí señor...a la fea cara de la muerte, nuestra mejor imagen.

LOLA GRACIA dijo...

Estupendo,sí señor...a la fea cara de la muerte, nuestra mejor imagen.

Edurne dijo...

Genio y figura... hasta la sepultura!

senses or nonsenses dijo...

me temo que no iba a ser nada original con el resto de comentarios, iba en la misma línea. tus vecinos son de una generación donde se daba mucha importancia a esas cosas. y algo nos queda, vaya, si nos queda...

un abrazo.

Suntzu dijo...

Genial. Arte y figura.

Me pongo al día por tu casa este fin de semana.

Un abrazo.:)

El buzón de mi casa dijo...

"Nada teme quien nada tiene"

La gente sencilla nunca pierde la dignidad, incluso a las puertas de la muerte.

Es adorable la anécdota que nos redactas y adorable el cariño que profesas a tus vecinos, en si mismo tú eres un tipo adorable, por eso solo te adoro Landahlauts e idolátrizo a PRINCE, el es detestable como todos los ídolos.

Hasta pronto.

Mari Carmen dijo...

¿Y por qué no debía acicalarse el buen hombre? :) Hace bien.

¿Te vienes a cenar a Nómadas?

Un abrazo

Halo dijo...

es extraño... mi tía siempre fue muy presumida... y el día que dejó de ser orgullosa y se dejó... el cáncer se la llevó... debió de pensar que si no se arreglaba no quería vivir... yo creo que estaba cansada... hace dos meses y parece que fue ayer...

JP dijo...

jjaja muy bueno .

Anónimo dijo...

El recuerdo de mi madre me ha invadido. Poco antes de morir, su máximo empeño lo ponía en teñirse el pelo, decía que no quería ir al otro mundo con la cabeza cana.
No la comprendía...Ahora sí,cuando ha pasado el tiempo. Disculpad pero es que este pequeño relato me ha traído tantos sueños...

Un saludo de mAría

pon dijo...

Es normal que ante la cita más importante de la vida, uno se quiera poner presentable. Porsiaca es cierto el cuento, más vale ir aseado.

Me encanta tu vecino. Mi padre se estaba muriendo y me decía "ponme guapo no sea que la de la guadaña sea mujer". Hay que tener estilo hasta pa morirse, como Don Manuel y mi padre.

Arwen dijo...

Me gusta esa forma de tomarse la vida... O la muerte. Tu vecino tiene que ser muy muy majo.

Casanova dijo...

Los ancianos ven la muerte de otro modo,como son los mas mayores,y lo que tenìan que hacer ,ya lo han hecho y lo han vivido.Su preocupaciòn es estar presentables,algo muy superficial,pero es quw cuando se ha vivido ,no queda nada profundo a lo que presentarse.
Muy diferente cuando se mueren los jòvenes o las madres con hijos pequenos.Lo ùltimo que piensan es en ellas,y sé de lo que hablo

Uno dijo...

Buena filosofía, que la muerte espere en el banquillo y deje hacer a la vida, cuando por fin llegue, ya nos preocuparemos de ella ... o no.

Saludos