lunes, septiembre 17

Sin novedad en el Pazo


La saga de los Franco se atrinchera y se hace fuerte en el Pazo de Meirás, uno de los últimos vestigios inmobiliarios del esplendor de otro tiempo. Hace ya algunos meses que el gobierno de la Xunta de Galicia manifestó su intención de declarar Bien de Interés Cultural (B.I.C.) la que fue residencia de la escritora Emilia Pardo Bazán y que, desde 1939, pertenece a los Franco, merced a una vergonzosa "suscripción popular". El procedimiento para la declaración de B.I.C. incluye una revisión del estado del edificio y de las condiciones de la propiedad que pretende efectuar la Xunta. Y claro, eso, parece que no les ha hecho especialmente felices.
 El caso es que normalmente, para estas fechas, los descendientes del "Caudillo por la Gracia de Dios" habrían abandonado ya la que es su residencia estival. Este año no, aún continúan allí. Entre las causas de esta prolongación de vacaciones podrían estar: ¿ven peligrar su propiedad campestre en Galicia?, ¿temen que se haga público el contenido de una casa que alberga 40 años de donaciones altruistas del "agradecido pueblo español"? o, acaso, ¿temen el asalto de las hordas rojas?

 Sea como fuere, ahí están, aguantando como los héroes del Alcázar. Y ahí aguantarán, mientras les queden alimentos y Albariño en las bodegas. Al final, si la cosa no se soluciona, sólo quedará como viable la "opción huelga de hambre", con encadenamiento a la verja de entrada. Seguro que, al final, hasta el primo Pocholo, Arantxa y la furgoneta de la Sexta aparecen por allí para pasar unos días y animar el cotarro. Aunque no veo yo a Pocholo encadenado y en huelga de hambre, no.

14 comentarios:

yunzapito dijo...

Me cago en diez... con las depresiones que tengo yo ultimamente por la situación del mercado inmobiliario (han pasado de durante 5 minutos a casi 10), y mira esta gentuza donde pasa los veranitos...

Les tenían que expoliar todo.

Merce dijo...

Ya me imagino yo como terminará esto, la familia atrincherada en su fortaleza, mientras el pueblo llano, sin otras armas que sus azadas y sus palas y cacerolas y cuacharas, atacando el fortín...bueno, bueno, bueno...

Saludos de lunes...

Más claro, agua dijo...

A mí el Pazo me ercuerda a la última película de Amenábar. Ellos, los Franco, serían "los otros"...

MM de planetamurciano.tk dijo...

Ojo ke lo de declarar al pazo BIC es un rollo, porke puede ke tuvieran ke abrirlo al público (sólo en horario restringido)pero es ke se les daría subvenciones y todo, ke ya sería el remate.
Expropiación directa es lo suyo, a ver kien tiene cascabeles de poner el grito en el cielo.

sulaco dijo...

Menudo chabolo. Seguro que lo que no quieren que vean son las cuatro ilegales que tienen esclavizadas para limpiar el villorrio.

Mae dijo...

Jooo, que envidia, y yo después de 3 años y aún con mi casa en obras! que injusta es la vida.
snif snif.. Besos.

bahtian dijo...

Ostia!!!!! ordas rojas al asalto, donde hay que apuntarse que hoy el cuerpo me pide marcha.

Churru dijo...

Por eso ha tenido tanto novio la Carmencita, para ir bautizando de habitación en habitación.

Halo dijo...

gracias gracias gracias, ya sabes tú por qué...

Tanhäuser dijo...

He decidido otorgarte el premio "Blog Solidario". Espero que no te moleste.
Por favor, no te sientas ninguna obligación por ello.

Un gran abrazo.

luz de gas dijo...

Una vergonzosa situación, que esperemos se consiga solucionar pronto, y , cómo alguien más apunta, que no sigan tras ello aún consiguiendo algún tipo de beneficios. Saludos Landa

ana dijo...

Pobrecillos.. y si los echan de ahí, dónde irán a pasar las vacaciones???
Qué lástima de hijos!!

Viuda de Tantamount dijo...

Seria mas facil nacionalizar la caravana de Pocholo...

Y si te descuidas, a la Bonete...


B x C

elbuenaviador dijo...

Qué bonita esta imagen aérea...Me recuerda a Dinastía o Los Colby o Falcon Crest...El caso es una de esas superseries americanas de traiciones y engaños, malos malísimos y buenos tontísimos.

Sería un buen comienzo para hacer una serie que vuelva sobre el pasado porque...el pasado siempre vuelve.

Besiños galleguiños