jueves, septiembre 20

Chambers contra Dios



Que no es que uno le tenga especial inquina a los Estados Unidos de América, de hecho supongo que tienen un porcentaje de imbéciles similar al que tiene Europa. Pero, lo que es cierto (y no me lo puede negar nadie), es el gusto que tienen en aquel país a platear demandas judiciales absurdas buscando una indemnización millonaria o, simplemente, un minuto de gloria en cualquier informativo.

Buena prueba de ello es la creación, en 2002 de los Stella Awards (Premios Stella) que premian las demandas más absurdas presentadas por avispados ciudadanos. Estos premios están inspirados en la insigne y afamada Stella Liebeck.

La Sra. Liebeck le sacó a McDonald's 2'9 millones de dólares de los de aquel tiempo (1992). ¿El motivo? la Sra. Stella compró un café en McDonald's y se subió en su coche para continuar el viaje. Puso el café entre sus piernas y... en una maniobra con el coche, apretó las piernas y el vaso se derramó, quemándole una de las partes más delicadas de su anatomía. Su demanda se basaba en que no se advertía en el vaso sobre la temperatura del contenido. Aquella demanda le costó a McDonald's 2'9 millones de dólares, los mismos que ganó la Sra. Liebeck. Todos los demás ganamos, a partir de aquel día, una advertencia ridícula en los vasos de café de McDonalds que nos recuerda "lo caliente que está el café caliente que allí se contiene".

Hay otros casos memorables, como el del Sr. Grazinsky, En 2000 este ciudadano se compró una autocaravana, en su primer viaje con ella programó el ordenador de a bordo para que el vehículo fuera a una velocidad constante de 120 km/h. y... se fue a tomar café (que no era de McDonalds) al confortable comedor de su caravana. Ni que decir tiene que el Sr. Grazinsky y su autocaravana (marca Winnebago( acabaron estrellándose en la primera curva de aquella autopista de Oklahoma. El Sr. Grazinsky demandó al fabricante, ¿el motivo? en el manual del usuario no se advertía sobre la necesidad de permanencia del conductor cuando se encontraba programado y funcionando el ordenador. Demandó y ganó: casi dos millones de dólares y una autocaravana nueva.

Pero, no han sido las únicas, ni las últimas. Ayer mismo aparecieron dos demandas de este tipo en distintas informaciones:

En Pennsylvania, el Sr. Dylan Jayne ha demandado a 'Google': "Cuando mi número de la Seguridad Social está puesto al revés en su totalidad, es una palabra codificada que muestra el nombre 'Google'". Asegura que, por ello, su seguridad está en peligro, y reclama a Google 5.000 millones de dólares en concepto de daños. (+info: google.dirson.com)

Ernie Chambers, un senador de Nebraska, demandó el pasado 14 de septiembre a Dios, por ser el causante de todas las catástrofes naturales del mundo y, haber provocado con ellas, un número indeterminado (aunque cuantioso) de muertos y heridos. ¿Qué? ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Lo malo es... que como Dios no se presente al requerimiento del juzgado, lo pondrán en búsqueda y captura... (+info: 20minutos.es)
Con razón en los pueblos aún se dice aquello de 'Pleitos tengas, y los ganes'.


Tags Blogalaxia:

Tags Technorati:

14 comentarios:

quetemeto dijo...

Estos americanos necesitan menos riempo de descanso, trabajando no se le les ocurren estas tonterias a la gente.

Más claro, agua dijo...

A Dios hay que pillarlo el séptimo día, que es cuando descansa. Si no, se va a ir de rositas...

Merce dijo...

Tengo una muy buena, una anciana metio su gato al microondas para secarle, por supuesto el gato pasó a mejor vida. La buena señora demandó al fabricante y le dieron una pasta, y es que claro en las instrucciones no ponía que no se podían meter seres vivos en el aparatito...

Churru dijo...

A mi me contó (un yankee de pura cepa) que si algún día iba a EEUU y veía una vieja en el suelo pidiendo auxilio, no le hiciera ni caso. Al parecer hay ancianas especializadas en agarrarte del brazo cuando las asistes y llamar a gritos a la poli diciendo que te quieren denunciar por intento de violación o robo o algo así. Creo/espero que sea una leyenda urbana pero aún así, define bien comportamientos que circulan en ese país.

luz de gas dijo...

Perplejidad. Se queda corto el apartado en el que lo has puesto. Y ya no por quienes demandan, sino por lo increíble que resulta el que se les acepten esas demandas,las ganen o no; perpleja me quedo, ¿cómo definir a quienes las aceptan?. Increíble. Saludos Landa.

Mrs. G dijo...

Yo pensaba demandar a la virgen maría esta semana...

sulaco dijo...

Yo he visitado el país en varias ocasiones y pese a esos garbanzos negros es un lugar increíble. Más que los que se dedican a demandar, me asustan los que niegan la teoría de la evolución y los que llevan sus mega-coches tan cargados de motivos religiosos que parecen capillas evangélicas para distribuir la palabra de su Dios.

Anónimo dijo...

…Parece que el monopolio de las demandas exageradas ya no es sólo de Estados Unidos. En Rusia, un hombre, redactor jefe de una publicación militar para más señas, pide 2 millones de dólares a un fabricante de cerveza por haberse encontrado un envoltorio de condón abierto y un trozo de “materia plástica” en una cerveza…y según su abogada, el demandante sufre problemas psíquicos y rechaza comprar cualquier tipo de bebida embotellada…. Menuda jeta tienen algunos :)

la cosina. Besos.

pani dijo...

Hola.
A ver si lo adivino, el numero es 379009, si no ponedlo en la calculadora, es como lo de EL BEBE (383873).
Cuando los yankis se aburren invaden países con el rabo.

Max dijo...

En mi opinión en este país nos quejamos mucho, pero luego reclamamos poco. Y deberíamos hacerlo en muchísimas ocasiones.

bahtian dijo...

Mientras haya tontos que paguen, siempre habrán listos que pidan, de todas formas esto también es publicidad para las marcas que durante algún tiempo se habla de ellas en los noticieros, por que con esos equipos de abogados que tienen seria muy fácil hacerle la vida imposible a los demandantes a base de querellas por esto y por lo otro y así servir de advertencia a los demás. Ámos, digo yo...

Rodavlas dijo...

Vaya con el senador.. jajaja... ¡¡Que venga Dios y lo vea personalmente¡¡

MM de planetamurciano.tk dijo...

La carta a Dios es tan absurda ke hasta me enternece, porke vamos a ser sinceros; alguna vez hemos mirado al cielo todos reclamando algo; al menos yo sí.

yonosoyHillary dijo...

Esta mañana, leyendo titulares, he pasado de larga por el de la querella contra Dios, ya sabía yo que tenía que ser alguna estupidez.

recuerdo otro famoso litigio. Creo que se trataba de un abogado de la fiscalía (o algo similar) que demandaba a una tintorería por haberle perdido unos pantalones que le habrían costado unos 100 dólares a lo sumo. Pues bien, el negocio de los pobres chinitos que regentaban su local se veía obligado a cerrar ante la millonaria indemnización que les pedía el sujeto.

Lo peor de todo no es que te planten una querella así, lo peor es que haya gente que les haga caso y que estén dispuestos a juzgarla.