lunes, julio 2

Veni, vidi, vici


Foto: Landahlauts


Sir Jagger y el Almirante Richard desembarcaron en la Costa Este de Andalucía, en El Ejido, el sábado pasado. Tenían a su mando una banda de corsarios que, de modo incruento, tomaron posesión de la ciudad, en el transcurso de la tarde.

Allí dieron una clase magistral de Rock'n Roll, de profesionalidad y de hacer bien las cosas.

La tarde comenzó con Loquillo y los Trogloditas (media hora, lástima): un lujo tener de telonero a una de las mejores bandas de Rock del Estado español.

Siguieron los chicos de Jet, la banda de Hard Rock de Melbourne con su aspecto "grunge" y su buena música.

A las diez y media pasadas comenzó la ceremonia: entre primeros fuegos artificiales aparecieron los Rolling Stones y comenzaban a tocar "Star me up".

El delirio.

Sonaron, uno tras otro, temas antiguos y nuevos hasta que, desplazándose en una plataforma, la banda se situó en mitad del Estadio de Santo Domingo y, a quince metros escasos del que escribe. Tocaron: "Miss you", "Satisfaction"...

Finalizaron con "Simpaty for the devil" (en una versión, para mi gusto, no muy afortunada), "Paint it black" y "Jumpin Jack Flash". "Brown Sugar" de bis.

Como anécdota, os contaré que, en un momento del concierto, Mick Jagger corría por el pasillo central entre los espectadores (flanqueado por guardaespaldas, situados más abajo, en el suelo). Pues bien, Mick comenzó a correr a tal velocidad que los guardaespaldas (armarios humanos) tenían problemas para alcanzarlo.

Salimos felices, después de una tarde de buen Rock'n Roll. Tanto que, en algún momento, me pareció ver sonreír a Charlie Watts socarronamente detrás de su batería...


Nota: Pido disculpas por haber sometido a todos los que me rodean a audiciones ininterrumpidas de la discografía completa de los Rolling Stones (durante las semanas previas al concierto). Comencé a pensar que me había excedido cuando mi hija de seis años comenzó a hacer los coros de "Simpathy for the devil" y mi hijo de dos años, a llevar el compás. Obviamente, yo era el que cantaba.



Tags Blogalaxia:
Tags Technorati:

10 comentarios:

Halo dijo...

que biennnnnnnnnnnnn eso está mu bien que desde pequeñitos ya vayan escuchando...!!!!

fin de semana completo entre esto y raikonen no????

Landahlauts dijo...

El rojo ha sido sin duda el color de mi fin de semana:
El de la lengua de los R.S. y el de la Ferrari.

Sintagma in Blue dijo...

Yo los vi la vez anterior en Barcelona y fue una gozada.

Aysss

Satisfecshionnnnnnnn

Merce dijo...

Parece que lo has disfrutado, me alegro...

Gordito Relleno dijo...

Vaya, me alegro que tras la decepción del año pasado la espera haya merecido la pena.

Y respecto a los peques, más vale que canten eso que las canciones de Maria Isabel

El Churruán dijo...

Jejeje me alegro de que lo pasaras bien. Ya les tocaba venir que nos dejaron plantaos la otra vez. Jagger corriendo rápido? Está tomando complejos vitamínicos? Jeje

pino dijo...

Al leerte se ve que disfrutaste del concierto (y del gazpacho).

Saludos.

luz de gas dijo...

Me alegro por tí. Satisfaction por partida doble, cómo ya te dicen más arriba también. Saludos

LaPereza dijo...

Esta vez no ha podido ser y me perdí a los Rolling, aunque ya los he visto antes cada vez ha sido como la primera... geniales siempre. Para resarcirme he pasado el fin de semana escuchándolos una y otra vez, cerrando los ojos para recordar momentos de otros concierto. Espero que vuelvan.

Landahlauts dijo...

Bueno, este hombre tiene la fama de que "toma algo" para estar así. Personalmente me resulta difícil creer que tomando drogas o similares se pueda estar así de bien durante muchos años. Quizás unos meses o un par de años sí, pero luego se paga.

Creo que hay más gimnasio y preparación física que otra cosa.