martes, diciembre 12

Lepe

Estos días, me canso de leer en numerosos medios de información una noticias que, aún siendo curiosa, se le está dando más interés del que le corresponde por ocurrir donde ocurre. La noticia, escuetamente, sería esta: La localidad andaluza de Lepe tendrá una navidad blanca, ya que nevará todos los días durante un cuarto de hora en la plaza del Ayuntamiento, merced a una iniciativa del Consistorio que pretende que "Lepe viva una Navidad real y sea la capital navideña de la provincia". Un cañón de nieve expulsará desde hoy y hasta el próximo 6 de enero entre las 20.00 y las 20.15 horas en la céntrica plaza lepera para que "se pueda vivir la Navidad tal y como es", ya que en la localidad no nieva desde hace unos 50 años. Sí, curiosa, pero sólo eso. Ocurre, y esta explicación se la doy a los lectores que no conozcan el tema, que en el Estado español siempre que se quiere hacer un chiste sobre una persona ignorante, cateta, bruta o, simplemente imbécil, se le hace ser natural de Lepe. Con ello, cualquier chiste de ese tipo empezaría de un modo parecido a este: "Un tío de Lepe... que era tan bruto que... ". Y, como dicen los tópicos, si los andaluces somos graciosillos por naturaleza... los de Lepe son la hostia. Eso es, como decía, el tópico y la "gracia" que les asignan gratuitamente a los leperos. ¿Queréis realidades? Lepe, es una de las ciudades con un nivel de vida más alto de todo el sur de Europa. La economía lepera está basada fundamentalmente en la agricultura. El cultivo lepero por antonomasia es el de la fresa y el fresón. De las aproximadamente 3.650 hectáreas de superficie cultivada, más de 1.300 están dedicadas a este producto estrella del campo lepero. Gracias al trabajo de mucha gente y a un privilegiado microclima, la fresa supone unos 90 millones de euros de ingresos brutos. Otro producto capital es la naranja, con 822 hectáreas cultivadas. Otras actividades que tienen lugar en Lepe son el comercio, la construcción (en pleno auge), la hostelería, actividades inmobiliarias y el transporte. El otro sector económico fuerte en Lepe es el turismo. Sus playas de fina arena suman más de 22 km de litoral, de los cuales, destacan La Antilla, núcleo turístico desde los años sesenta del siglo veinte, e Islantilla, núcleo actual de expansión turística compartido con Isla Cristina. Posee una playa nudista y varios kilómetros de ría natural, en la desembocadura del río Piedras. Las playas de Islantilla y Antilla son dos de las mejores playas del oeste de Andalucía. Sin embargo, los demás, sólo vemos en ellos lo graciosos que son y lo cazurros. Qué mala es la envidia y qué absurda la gilipollez.

2 comentarios:

salidadeemergencia dijo...

No lo había oido lo de la nieve en Lepe. Aunque, si hay ayuntamientos que se gastan las pelas en construir belenes y chorradas así, si ellos quieren nieve, pues ole sus cojones. Con perdón.

Landahlauts dijo...

Arggggg