lunes, octubre 30

Ustéame, hay confianza.

El director general de un banco se preocupa por un joven director estrella, que después de un periodo de trabajar junto a él, sin parar nunca ni a almorzar, empieza a ausentarse al mediodía. Entonces el director general del banco llama al detective privado del banco y le dice: - 'Siga al Sr. López un día entero, no vaya a ser que ande en algo raro'. El detective cumple con el cometido; vuelve e informa: - 'López sale normalmente al mediodía, coge su coche, va a su casa a almorzar, luego le hace el amor a su mujer, se fuma uno de sus excelentes cigarros y vuelve a trabajar'. Responde el director: - 'Ah, bueno, menos mal, no hay nada malo en todo eso'. Pero el detective pregunta: - '¿Puedo tutearle, señor?' Sorprendido el director responde: - 'Sí, cómo no'.... El detective dice: - 'Te repito, López sale normalmente al mediodía, coge tu coche, va a tu casa a almorzar, luego le hace el amor a tu mujer, se fuma uno de tus excelentes cigarros y vuelve a trabajar. ¿Lo entiende ahora?'

6 comentarios:

salida de emergencia dijo...

El lenguaje, que no queda claro a veces, no?
La foto muy buena.

Landahlauts dijo...

La foto no es montaje. Es real. De la interné, como diría el Pollo.

A mi, en realidad, me gusta hablarle a la gente de usted. A la que no conozco, vaya.

Contaba Iñaki Gabilondo sobre este tema que su padre le decía que "Hablarle de tú a la gente que no se conocía era de falangistas."

A mi, personalmente, no me gusta que un chico de 14 o 15 años se dirija a un camarero, por ejemplo, tuteándolo.

Rarezas mías, mire usted por donde. :)

salidademergencia dijo...

También se habla de usted a la gente por altanería, para guardar las distancias.

Markitos dijo...

Por eso siempre digo que hay que ser educado.

Landahlauts dijo...

EStá muy bien que lo seas Markitos. Tu llegarás lejos.

Kopiberto dijo...

Genial, el chiste es sencillamente genial. Y lo de tu padre, tenía mucha razón. De hecho, una de las cosas que la derecha reaccionaria le achacaba a Falange era esa camaradería que ellos no soportaban.

Saludos.