viernes, junio 2

Finding Nemo


Hoy, como viernes que es, todos los post están relacionados, de un modo u otro, con el cine. El primero es es una primicia: 
Fuentes de toda solvencia han confirmado a LA ARBONAIDA que no habrá segunda parte de "Buscando a Nemo". Efectivamente, la divertida película de Disney que tuvimos que soportar hace unos años hasta la saciedad (en especial los que tenemos hijos pequeños), no tendrá segunda parte. El motivo ha sido un desgraciado accidente ocurrido al protagonista, Nemo, y del que tengo, en primicia, este sobrecogedor testimonio gráfico.

13 comentarios:

Er Hovensito Frankenstein dijo...

Tu lo que eres es un cabrón, chaval. :)

Ros dijo...

bueno, pues mi hermana habla balleno perfectamente... y tiene 35 tacos y si la dejo dos días con mis amigas, la llaman a ella en vez a mí...

Landahlauts dijo...

Mi hija habla casi siempre en balleno.

Respecto a lo de tu hermana: mejor que no le digas nada de lo que ha pasado. Yo no se lo he dicho a mi hija. Para no entristecerlas.

Ros dijo...

yo no sé como afrontar el futuro, pero bueno me queda toy story, y esa frase... el gancho nos hará libres... inconmensurable...

Baldanders dijo...

Creo que, como en este caso, se podrían preparar varios platos con películas indigestas.

Landahlauts dijo...

A Ros:
Jajajaja, esa escena de Toy Story me alucina y me conmueve... todos los muñequitos viendo el gancho como su única posibilidad de libertad. Muy bueno.

Al Sr. Baldanders:
Ya puestos, también con el director y algún actor o atriz... y dárselos al Señor Lecter, que diera buena cuenta de ellos.

Landahlauts dijo...

Al Hovensito:
Ma chi lo sa, Fratello Lupo?. Chi lo sa...

Scemo di legno dijo...

Juas!!!!
Esa foto de donde es??????????

Landahlauts dijo...

La encontré en la internesssss

Bahtian dijo...

Bueno... espero que eso no sea el "Menu infantil"

Baldanders dijo...

Estoy e acuerdo, aunque creo que, en algunos casos, los platos ni siquiera serían dignos del refinado Lecter.

Landahlauts dijo...

A Bahtian:
Está claro que, como menú infantil podría o ser atractivo por los colores o crearle a los niños un trauma de por vida.
Al Sr. Baldanders:
Un paladar tan exquisito no lo veo yo comiendo un entrecot de Santiago Segura, por ejemplo.

eagle dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.