miércoles, abril 24

La cara amable

Odio

Lo conocí hace un par de años. Era un muchacho joven de poco menos de treinta años. Caía bien a todo el mundo: extrovertido, con una sonrisa noble, extremadamente educado y siempre dispuesto a ayudar a todos sin pedir nada a cambio.

 Un día, casualmente, encontré un blog que, bajo seudónimo, escribía desde hacía unos años. Leyendo aquellas páginas me di cuenta de que destilaban violencia, ira y desprecio por todo aquel que fuera "distinto". En todas y cada una de sus palabras, de principio a fin.

 Hasta aquel día siempre había tenido el convencimiento de que en los blogs o en las redes sociales casi todo el mundo mentía. Pero lo hacían para mostrar su imagen más amable y agradable.

Ahora sé que también hay quien en Internet muestra su imagen desnuda, la más real, la más cruda, sin artificios... Y mienten en "la vida real".

¿Y tú? ¿Dónde mientes? ¿Dónde dices la verdad?

6 comentarios:

Er Tweetytuo dijo...

Bastantes problemas trae ya decir la verdad, incluso aunque te la pidan, como para ir mintiendo :P

Sira Gadea dijo...

Yo nunca miento. Soy perfecta.

Dario Zanni dijo...

Creo en la piedad de la frustración, por lo cual uno canaliza su necesidades sobre varios espejos en una realidad única. Verdad y mentiras marañadas entre la vida cotidiana e Internet. Nunca dejamos de ser máscaras de sal.

Saludos.

Edurne dijo...

Yo, sinceramente, no sé, no me sale, no se me ocurre ni se me pasa por la cabeza mentir...
Hay gente para todo, está visto!
Me dan lástima!

Muxuak!
;)

Merce dijo...

Yo no miento nunca o miento siempre... o no... o sí...

Antonio Castillo dijo...

Bueno... todos solemos mentir, aunque de cuando en cuando digo la verdad, para que me crean cuando miento.