viernes, marzo 29

Entrometidos

Vivir en un pueblo tiene su encanto, no digo que no. Pero también tiene su inconvenientes: hay quien, de puro aburrimiento, está pendiente de qué haces, a dónde vas, de dónde vienes...

Gorafe

... y eso, cansa. ¿No creéis?

6 comentarios:

Lourdes dijo...

Gente más cotilla, de verdad!!
:)

lisebe dijo...

Que me vas a decir...!!!!! Vivo en un pueblo.

Pretenden saber mas de tu vida que tu mismo......

;)

Ester dijo...

Pues la verdad es que intimidan un poco.

Dario Zanni dijo...

Desde una ciudad atestada de inconvenientes, inseguridades y fastidio, muchas veces añoro los encantos y el tedio de un pueblo.

Abrazo.

sulaco dijo...

Sí que cansa

Genín dijo...

Si, por eso es mejor vivir en el campo, el pueblo es solo para abastecerse de lo necesario, y así y todo, a veces es una vaina...
Nada es completo.
Salud