domingo, diciembre 9

Generalife y Yabal Sulayr

Abū al-Hasan 'Ali ben Saad o, como fue conocido por los cristianos, Muley Hacén, fue el penúltimo rey de la dinastía Nasri de Granada. 
Estando próxima su muerte, en su retiro de Mondújar, dispuso que su cuerpo fuera enterrado en el lugar más alto del Reino, cercano al cielo y alejado de la civilización. El lugar elegido por el monarca era el pico más alto de macizo de Yabal Sulayr (las Montañas del Sol): el monte Mulhacén, en aquella sierra que durante años vio desde los Palacios de la Alhambra y el Generalife. 

Generalife y Sierra Nevada
Generalife y Sierra Nevada (Yabal Sulayr)
Y allí, en la suave cara sur del Mulhacén, mirando a La Alpujarra, al Mar Mediterráneo, y con su rostro orientado a la ciudad santa de La Meca, descansa desde entonces en aquel monte al que dio nombre.

إِنَّا لِلّهِ وَإِنَّـا إِلَيْهِ رَاجِعونَ

3 comentarios:

Genín dijo...

Total, le va a dar igual...jajaja
Salud

Hostal mi loli dijo...


Con dos palabras Im presionante, jajajjaj Abrazos.

Hostal mi loli dijo...


Con dos palabras Im presionante, jajajjaj Abrazos.