lunes, mayo 21

La tiranía de la licra

Benalnatura


Aviso previo: antes de sacar alguna conclusión apresurada, o de llegar a sentirte molesto o insultado por lo que leas a continuación, sería recomendable llegar hasta el final de esta entrada. Si gustas... claro.

A vosotros, queridos lectores, queridas lectoras, os lo puedo decir con sinceridad: detesto profundamente bañarme vestido. Considero que un bañador es, por su propia naturaleza, un "invento" inútil, un insulto a la inteligencia. Y si no, pensadlo fríamente: nos cubrimos con unas ropas para introducirnos en el agua; unas ropas que, después del baño, permanecerán húmedas y pegadas a nuestro cuerpo durante bastante tiempo. Unas ropas que, además, dejarán sin broncear aquellas partes del cuerpo que cubren (como "daño colateral"). ¿Hay algún atisbo de sentido común al proceder así?.

Por eso considero que las personas que usan el bañador demuestran, al vestirlo, que son unos mojigatos acomplejados, llenos de un recato trasnochado que les viene impuesto por unas disposiciones religiosas y morales que son añejas e hipócritas. Pero es que, además, son víctimas de una sociedad de consumo que les obliga a renovar cada temporada sus prendas de baño si no quieren "estar pasados de moda" en la playita.

Pero... ¿y ellas?, ¿y las mujeres?. ¿Cómo es posible que unas mujeres "normales", que viven en el siglo XXI, cultas y con estudios (en muchos casos), ciudadanas de un país democrático, puedan someterse a una imposición de este tipo?. ¿Cómo son capaces de soportarlo sin rebelarse? ¿Dónde queda su libertad de elegir, de decidir por ellas mismas? ¿Dónde queda, con su sumisión, la lucha de generaciones por liberar a la mujer?

Pero yo lo tengo claro: si alguna vez tuviera capacidad de decidir, si "mandase", prohibiría de modo tajante el uso del bañador y del biquini (o de cualquier tipo de prenda análoga) en espacios públicos: tanto en playas, como en piscinas. Y sería una ley de obligado complimiento para hombres, mujeres, niños y niñas. Todos habrían de permanecer completamente desnudos en esos lugares.

¡¡Ya está bien!!! ¡Liberemos a nuestros conciudadanos de la tiranía de la licra húmeda!

Sólo así, ellos y ellas se verían desvinculados de una moral arcaica impuesta por una sociedad opresiva y carcunda, por unos maridos con una actitud paternalista, por unos padres que contaminan las mentes infantiles con absurdas leyes antinaturales, por una religión machista y opresora...

Y vosotros ¿verdad que si dependiera de vosotros...


حِجَاب


... haríais lo mismo?

Pues eso, queridos y queridas: seamos razonables, no es lógico que impongamos nuestra visión de lo que es púdico o impúdico a los demás. El sentido del recato y de la vergüenza es muy personal y enormemente variable  de unas personas a otras. Incluso entre aquellas que viven en una misma sociedad y en un mismo tiempo.

Y todos ellos merecen ser respetados, sin imposiciones.


Fotografía -1-: Benalnatura
Fotografía -2-: حِجَاب 
Autor: Landahlauts

17 comentarios:

Buenaventura dijo...

Muy bueno y bien llevado. Yo pienso en las monjas católicas. Si a la mujer de la foto le pones el pañuelo negro, no parecería musulmana. Esos europeos "civilizados" que se quejan de la "falta" de libertad de la mujer musulmana, las monjas cristianas hacen lo mismo, siguen las órdenes de un hombre al que nunca conocerán...

También me has hecho acordarme de mi abuela y mi padre. La pobre tenía mucho cuidado en que mi progenitor no la viese con una falda muy por encima de las rodillas y mucho menos en sujetador!!!! pero luego íbamos a la playa... En fin. Contradiciones absurdas del que dicen que es el primer mundo.

La Mariajose dijo...

Bueno, suelo ir a playas nudistas, y evidentemente hay que tener un poquito las ideas claras como para hacerlo. La imaginación de la gente es muy grande, y va en proporción a la moralidad, cuanto más recatado mas se dispara la imaginación hacia lo sucio, lo malo, lo oscuro.
Como todo, para ellos es prohibido y atrae como la luz a las polillas.
Menos ropa y más libertad, ahhh y que los textiles se den una vuelta por las playas nudistas y verán la normalidad del Jonathan y la Sheila con el bocata de filete empando y la tortilla de patatas.

Genín dijo...

Mira que no tiene que llover para que andemos libremente todos en pelota picada por las playas y las mujeres se vistan como les de la gana...
Salud

SARABEL dijo...

!lo siento! has pillao con una recatada............jaajajjaaj

yo no enseño mas que lo que se ve tras el biquini......

estoy harta de gentuza que aprovecha la playa para hacer de miron.....jajajajaj

todavia me acuerdo cuando le daba pecho a mis hijas y se les salian los ojos a alguno de las orbitas....!que asco!

si todos pasariamos desapercibidos a mi personalmente no me importaria........pero tendria que echarme 50 de proteccion........sobre todo en las zonas nobles...........ajaajajajjajaja

Food and Drugs dijo...

Yo prefiero el bañador, sinceramente. No me gusta llevar la minga suelta, ni fuera ni dentro del agua. El bañador me proteje de miradas lascivas o burlonas, según el caso, y sobre todo de que se me metan arenillas por ahí abajo, muy difíciles luego de limpiar, o de que alguna medusa pueda acertar con su aguijón en el lugar más inconveniente.
La ropa de baño no es tan impráctica como tú aseguras, tiene una razón de ser más allá de los complejos o las convenciones sociales y religiosas. Protege las partes más sensibles de nuestro cuerpo de eventualidades poco probables, ciertamente, pero no imposibles.
Además tampoco me gustaría aparecer en internet en fotos tomadas cobárdemente con teleobjetivo, y que mi imagen personal se ofreciera franca a gente cuyo comportamiento hacia mi es deshonesto, o directamente hostil.
Imagínate, aparecer en camisetas o convertirte en el chiste de moda en las redes sociales, simplemente porque al paso delante de ti de una rubia fenomenal, no supiste transmitirle a ese apéndice rebelde de tu anatomía la conveniencia, a veces, de no significarse en público.
Buen lunes, Land.
:-)

MAYTE dijo...

ja,ja,ja,ja....me encanta ver como enciendes los ánimos!!!!
buen articulo de pensamiento!!!
saludos!!!
mayte

Ana Melgarejo Sampedro dijo...

Muy sutil y muy bien llevado. Yo también pensaba al principio del post que se trataba de hacer una apología del nudismo (una costumbre malsana que no practicaré jamás).
Yendo a lo que me parece a mi el fondo de tu entrada, coincido contigo en que en numerosas ocasiones se trata a las personas con una actitud paternanista, muy propia del primer mundo, como si fueran "pobres imbéciles" que deben de ser llevados por el recto camino de la melena al viento y del tanga en la playa.
Que cada cual haga lo que le salga de las narices.
Saludos.

@trobsky dijo...

me encantaría poder hacerlo...eso es verdad,pero siempre tengo alguien al lado que no quiere...un día de estos iré sola y probare esa sensación de libertad,bañarme y pasear desnuda....

Pere M dijo...

Que fino eres compañero... Pero el tema tiene miga. Donde empieza el libre albedrío y termina la imposición moral, cultural o social? La decisión de vestir así o asá y tapar aquí o allà, la tomamos libremente o nos vemos obligadas? Es pudor o miedo? El tema tiene miga. Y es tan malo obligar a quitarse el pañuelo a quien quiere llevarlo como a ponerselo a quien le gustaría andar sin él

Anónimo dijo...

He entrado aquí siguiento tu enlace a un comentario en Público. Y sinceramente, me parece una estupidez lo que dices. El que podamos o no practicar nudismo en una playa es una conquista, un síntoma de libertad. Que a una mujer le pongan pañuelo en la cabeza cuando cumple 11 años no, es síntoma de incultura y de opresión.
No hay más.

Ester dijo...

Otra más, esto como muchas otras cosas no es de un solo color. Mi opinión es que cada uno haga lo que pueda, lo que pueda y no lo que quiera. Son cosas muy diferentes. Volveré

madreselva dijo...

eh...Land, dejo de venir por aquí unos días y te encuentro desnudo en una playa...
:)
enhorabuena..!!!
(y a la pobre Isadora, le hicieron un escándalo porque osó bailar con sus pies desnudos en la playa, los piés....lento es el camino de la libertad, ella así lo planteaba, y bailó un tango en un bar de estudiantes, la bohemia de Bs.As. del '16, y luego la invitaron a bailar el himno y envuelta en la bandera argentina, lo describe: " me envolví en su bandera e intenté simbolizar los sufrimientos de su colonia, cuando era esclava y el júbilo de la libertad cuando se desprendió del tirano"..,le suspendieron la función, devolviendo las entradas a los parroquianos, y muy pobre, tuvo que vender algunos bienes para llegar a Montevideo.

Cariños, los de siempre y renovados y frescos.
:)

Abate Marchena dijo...

Lo peor que ha hecho el Ser Humano es crear a Dios a su imagen y semejanza.

Markos dijo...

Yo no me atrevería a sacar la cámara en Benalnatura aunque fuera para hacerle la foto al cartel del principio, cuando menos la gente desconfía :-) ya ha pasado de todo.

Yo también creo que aguantar un trapo mojado en la barriga además de incómodo y antiestético, es poco sano.

Sobre lo de respetar la indumentaria de las mujeres, pues igual que la de los hombres, cada uno que vaya como le de la gana. Eso sí, no respeto nada al que trata de imponer una vestimenta, una idea, una forma de vida o lo que se le ocurra.

Por otro lado no entiendo por qué hay hombres que se empeñan en llevar a las mujeres tapadas como si se fueran a rayar con algo, es a todas luces algo represor, porque en el fondo, ellos son los primeros que las quieren desnudar!! :-D

Salu2

Landahlauts dijo...

Todos los seres humanos, por el hecho de vivir en una socidad, tenemos unas imposiciones sociales que pueden variar de unas comunidades. Y esas imposiciones sociales son más o menos aceptadas por todos los que viven en esa sociedad. Y, probablemente, vistas con los ojos de otra comunidad resulten "raras" o incuso ridículas. Así, nuestra costumbre de vestir, seguramente, es vista como ridícula por las personas que viven una selva amazónica practicamente desnudas.

Yo, lo que trato de mostrar aquí, con el ejemplo de las playas nudistas es eso precisamente: las personas tienen una noción distinta de lo que es púdico o impúdico, aún viviendo en la misma comunidad.
Y todas esas opciones merecen ser respetadas, nadie tiene porque juzgar la visión de lo que es o no recatado para los demás.
Me da igual que en el origne de su forma de vestir esté la religión, el país, el equipo de fútbol, la tribu urbana, la edad... me da igual que sea mujer, hombre, cura, monja, imán, punk...

Markos: la foto está tomada en Benalnatura, sabía que ese detalle no se te escaparía. Pero... ¡¡no está tomada arriba!!! La foto está tomada abajo... ¡¡en la playa!! Un 14 de Julio a media mañana, no te digo más.
Yo es que inspiro confianza... y conmigo la gente no desconfía. :)

Saludos a todas y a todos y gracias por vuestros comentarios.

Senior Citizen dijo...

Contaba mi padre un chiste de que fue un misionero a la selva africana y le censuró a un indígena que fuera desnudo, a lo que este contestó: Tú también llevas la cara desnuda. Pues negro todo cara...

Senior Citizen dijo...

(A ver, a ver, donde se baña Landahlauts, que eso no me lo pierdo...)