miércoles, noviembre 16

El supremo sacrificio


El Sacrificio

La crisis de la deuda soberana golpea ya a 12 de los 17 países del euro


Solo Luxemburgo, Holanda, Finlandia y Estonia, al margen de Alemania, tienen una prima inferior a la de España de mayo de 2010 - Nuevo récord del diferencial español

La Unión Europea se tambalea. Es lo que tienen los castillos de napies: en cuanto los golpea un poco el viento se vienen abajo. Y toda esa legión de expertos, de políticos, parecen no saber qué solución aportar.

Podríamos recurrir a remedios antiguos y de una eficacia probada. A mi se me ocurre alguno: ¿Qué tal si sacrificaramos, como ofrenda al Dios Mercado, a un centenar de jóvenes doncellas españolas? Los lugares más indicados serían, sin duda, a las puertas de la Bolsa de Madrid, o en la escalera de entrada al edificio del Banco Central Europeo. Y oficiaría las ceremonias la ministra de Economía, Elena Salgado. Es una solución dolorosa y primitiva pero ¿y si da resultado? ¿y si esas muertes de inocentes sirvieran para expiar nuestros pecados y mostrar nuestra sumisión ante el verdadero dios?


Fotografía: El Sacrificio
Autor: Landahlauts

3 comentarios:

Dinopas dijo...

Teniendo a tanto político inútil, ya ves en la camera de diputatis hay 350, para que vamos a malgastar a tanta doncella, esas que se las beneficie el pueblo y que la ministra siga presidiendo el evento.
Amén

Landahlauts dijo...

Pues.... no es mala idea. Matamos dos pájaros de un tiro: contentamos al Dios Mercado y nos deshacemos de un gasto inútil....

Food and Drugs dijo...

Está visto que el dios mercado tiene un paladar muy delicado.
Un centenar de doncellas es mucho trajín, incluso para alguien de su categoría.
Yo le entregaría al Urdangarín, y que él se apañe.