domingo, octubre 2

El secreto de la elegancia

Casi ocho millones y medio de "leuros", como maná caído directamente de los Presupuestos Generales del Estado, es lo que tiene asignado la Casa Real de Españistán. Como dirían por ahí... más de mil cuatrocientos millones de las antiguas pesetas.

Y luego va Su Alteza Real Doña Letizia Ortíz Rocasolano (Princesa de Asturias, Gerona y Viana, Duquesa de Montblanc, Condesa de Cervera y Señora de Balaguer) a la clausura de un congreso sobre enfermedades raras y se presenta de esta guisa:


Un precioso combinado en azul y rosa con camisa estampada en flores y... como complemento... un bolso verde que rompe totalmente el conjunto

¡¡¡Pero por Dior!!! ¿Quién asesora a esta mujer? ¿un nieto de Manuel Azaña? ¿le tomó prestado el bolso a la doncella? ¿lo compró con prisa en un bazar chino? ¿Es normal que costándonos lo que nos cuestan vayan.... así??


El secreto de la elegancia, S.A.R. Doña Letizia, se concentra en dos factores principales: combinar bien y disimular los posibles defectos (que seguro que hasta S.A.R. los tiene). Con un vestuario limitado, como el habitual en la mayoría de los súbditos de S.A.R., se hace difícil a veces poder combinar las prendas de nuestro armario. Pero yo estoy seguro de que los reales armarios no tienen las dimensiones de los armarios de sus reales súbditos. Por eso, S.A.R. Doña Letizia, debe procurar vestir prendas que le gusten, pero también que se puedan aprovechar para combinar con otras prendas del real ropero, para sacarles más provecho y poder jugar con más combinaciones distintas, partiendo de la base de las mismas prendas.Todo ello, claro está, con la premisa de un mínimo de buen gusto.

Vamos, hablando claro... que ese bolso con ese conjunto... apesta. Por muy real que sea.

Hagan ustedes por mejorar también en esto, mire que están pidiendo un enroque a gritos....


De nada.

8 comentarios:

Uno dijo...

Landa, estamos en crisis y como la realeza comienza estar cuestionada por sus gastos, pues usan la técnica que usaban en los supermercados Dia%, encutrecen deliverandamente a su personas poniendoles una indumentaria falta de gusto (¿tú has visto los uniformes de las cajeras de esos supermercados?, no ha diseñador que haga algo tan horroroso sino es con intención clara). Más se da esto si va a un acto con gente, con familias, con plebe, ha de tratrar de parecer más persona y menos realeza. En mi opinión, cosas del marketing.

Saludos

Anónimo dijo...

Esa foto es toda amor,habla sin palabras. Guapas y amorosas abrazadas con el mar madre de fondo. Una preciosidad y trasmitís mucho amor.Enhorabuena. Besos a ambas.Soy loli del hostal.

Anónimo dijo...

Perdón este comentario no era para aquí pero como tengo problemas para comentar y lo tenía de copia y pega de antes me ha salido mal ,el de aquí es el siguiente como dice Uno,se hacen los cutres y pobres para no desentonar con el pueblo que está pobre de verdad. Vaya chapuza de comentaio que me salen ,pido perdón y gracias por pasarte por mi blog,que si hay que traducir cojo el diccinario y traduzco rápidamente.Besos. Loli del hostal.

Fiebre dijo...

Ya sabes que soy rubia.
Y para colmo recién vuelvo del fúrbo.

Así que, "en viendo" la foto y leyendo tu texto, nada más que se me ha venido a la mente mi fallecida abuela (un beso Manola)..y su refranero:

Una de sus joyas para vestirme decía:
- Azul y verde...¡muerde!

Anónimo dijo...

Aunque engorde su ego, ya bastante hinchado, públicamente le digo que es usted un escritor maravilloso. Agudo, encantador y ágil cronista de su tiempo, solo le falta ser un poco más valiente con SAR (así le llamaban a su suegro en la golden mili que hizo: los ilustres cabos y sargentos vieron SAR JUAN CARLOS y coligieron que su primer nombre era ese, Sar. Por tanto lo habitual era “Sar, esa gorra. Sar, por aquí, Sar por allá”). En mi bola de cristal veo que tiene hipoteca de ladrillo y crías que alimentar quizás por eso trate tan respetuosamente a esta Sar. No se preocupe, si ella debe ser muy liberal, hasta manda enseñar chino a sus hijas… ¿Sabrán las leonoras encontrar ya solas en un plano de Beijing esa placita recoleta y romántica llamada Tiananmen? Allí podrían patinar, montar en bicicleta con papá y mamá, jugar al pelotazo con tito Iñaki, tomar un helado vegetariano con la abuela mientras suena en el quiosco de la plaza alguna musiquilla griega… Felicitaciones [Ingrid]

Food and Drugs dijo...

Será que con los recortes hay escasez de asesores reales en materia de etiqueta y protocolo. Aunque lo dudo mucho, porque la realeza, sin etiqueta ni protocolo... ¿En qué se nos queda?
Eso que, pensándolo bien, mejor así... Ya que con la economía tal como está, por lo menos que alguien de una buena imagen del país.
:-I

Peritoni dijo...

Vaya por delante que soy monárquico, lo siento, nadie es perfecto...

Y ahora: ¡pero qué criticón y marujón estás hecho!?
Además, antes de criticar deberías ver el color de los zapatos, porque si estos son verdes como el bolso y como las hojas del estampado, la Leti irá divina de la muerte como siempre.
He dicho.
Ea!

Un paseante dijo...

Tú lo que pasa es que eres republicano; y claro, ya no sabéis que inventar para meteros con Sus Altezas Reales. Ay señor, esto con Franco no pasaba...