sábado, septiembre 10

Momento...

Momento henchido de orgullo paterno. Mi hija, de diez años, vió así...

Estepa, Andalucía

... la Torre de la antigua iglesia de la Victoria, en Estepa.

Autora: Fiambema

15 comentarios:

Mariajo Maripepa dijo...

¡¡Bellísimo!!

Merce dijo...

Supongo que le habrás abierto ya a la niña etiqueta propia, no?

Preciosa!!

Merce dijo...

Acabo de ver que sí!

Anabel dijo...

No me extraña!!! tiene talento sin duda!!!!

Que chula!!!!

Peritoni dijo...

de tal palo...

Anónimo dijo...

La foto es una maravilla. Tanto como dicen los madrileños de su cielo velazqueño... pues anda que este. Espero que su homenaje a la hija no quede en cambiarle el letrerito a la foto (faltaría más): cómprele unas sayas, un saquito y unos zapaticos, que dentro de ná hace frío (por ahí). Por cierto: ¿quién nos garantiza que la mayoría de las fotos que se adjudica usted como propias no son de la zagala? [jm]

América dijo...

Paso con frecuencia por su espacio,pero esta vez hay que detenerse....La sensibilidad no tiene edad y seguro que esto es heredado,ese ojo critico para capturar la belleza del momento.

Un cordial saludo.

Más claro, agua dijo...

Conociéndola, no me extraña nada... ;-)))

Fiebre dijo...

¡Venga ya! No me digas que esta foto la ha hecho tu criatura...

Snif, me hundes en la miseria.
Está claro que la que vale, vale, y la que no...¡a otra cosa!

Jorge S. King dijo...

Que hermosa foto.

pau dijo...

Muy buena de verdad

Food and Drugs dijo...

Está claro que habla el lenguaje de los artistas.
:-)

Maria dijo...

Orgullo paterno justificado.

El Mono Platón dijo...

Estupenda foto, la niña apunta ojo fotográfico, yo también estaría de lo más orgulloso.

Luna Azul dijo...

Y el baberito Landa? jajaja no me extraña que la niña salga así, tiene a quien parecerse.