miércoles, julio 6

Comunicación

Música al aire libre: un fresco anochecer de verano, Granada, en la la Huerta de San Vicente. Buenos intérpretes, interesante programa... nada podía estropearlo. ¿O sí?

Suena el móvil....

Comienzan la música. Al poco, se oye un ruido extraño. "A mis una"... una señora saca su móvil. Pero no creáis que lo hace para cortar la llamada, avergonzada...¡¡¡no!! descuelga y responde como si estuviera en la terraza de un chiringuito playero.

De cháchara...

Unos minutos después... justo delante de mi, "a mis doce", una pareja comienzan a contar experiencias similares que les han ocurrido en otros conciertos y en misa. No lo hacen a modo de crítica... para nada: lo cuentan como anécdotas divertidas.

Probablemente, cuando están en casa viendo "Sálvame..." o algún otro bodrio infumable de Telecinco... desconectan el teléfono para evitar que alguien moleste o les haga perder la concentración necesaria para la recepción de sus dosis diarias de telebasura.

¡Qué acierto tuve al no solicitar la licencia de armas!....

Fotografía -1-: Suena el móvil
Fotografía -2-: De cháchara
Autor: Landahlauts

9 comentarios:

Tony Collbato dijo...

¡¡Ésos chismes son Armas de Alienación masiva!!Deberíamos destruirlos:es más fácil que educar a todos en su manejo.

Anónimo dijo...

La educación, la solidaridad y el respeto por los demás (personas y cosas) no son valores que se coticen en España donde reina el vandalismo por cobardía del PPOE “et alia”. Nuestros políticos son miserables, ladrones, incultos y repugnantes: ellos son los culpables de que todavía haya gente que diga “esto con Franco no pasaba” pues han tirado por la borda 30 años repletos de oportunidades. Son, en el sentido estricto de la palabra, unos merdellones: merde...[]

Teresa dijo...

Mientras hayan comentarios al nivel del anterior a este, se entiende lo que pasa en los conciertos. Ahora resulta que los políticos también tienen la culpa de la mala educación de mucha gente en este país, y de que, a nivel de civismo y respeto, se esté a años luz de Europa. ¿Y no será que la gente que es incívica es responsable de ello?.

Sorokin dijo...

En esos casos, lo más adecuado es tirarse un sonoro pedo al lado de la que habla por el telefonito.

Y, vamos a ver, tampoco hay que dramatizar y verlo todo negro, como lo ve anónimo. Hace unos años, te jugabas la vida en España en todos los pasos cebra. La última vez que estuve en Madrid, ¡los coches paraban en el 100% de los casos para dejar pasar a los peatones! Lo juro. No lo he soñado.

Marta Salazar dijo...

qué horror! qué falta de educación...!

esas actitudes las he visto yo dos veces en Alemania, las dos protagonizadas por una espanola (tía de una conocida y una "sra. muy fina" y la otra, por el primo de una amiga, empresario espanol)...

a mí me daba vergüenza ajena (en el segundo caso), por hablar el mismo idioma... los alemanes presentes no dijeron nada...

saludos y lo siento!

Marta Salazar dijo...

sobre el segundo comentario (anónimo, claro), sólo puedo decir, es una estupidez culpar de la propia mala educación a "los políticos", es una versión más de la paranoia... según la cual, siempre son los demás los culpables de las propias faltas...

Tiene razón Teresa

Food and Drugs dijo...

Es un chasco tremendo ir a un concierto de tus artistas favoritos para al cabo de un rato darte cuenta de que quien en realidad actuaba era "La Voz"
;-)

madreselva dijo...

los apurados, les llamo, apurados por contarle a SU GENTE dónde están, a qué hora regresarán, que mientras vayan sacando las milanesas de la heladera, que ya está por terminar, lo mismo hacen al salir de sus casas, le cuentan a sus familiares que están por ir a un festival al aire libre, que según dicen va a estar muy bueno.
eso sí, nunca te enteras de lo que piensan, (a menos que a esto le llames "pensar")
:)

Spaski dijo...

siempre hay gente que sobra en ciertos lugares