sábado, abril 16

Los dueños de la nada

La banca...

Sueñan las pulgas con comprarse un perro
y sueñan los nadies con salir de pobres,
que algún mágico día
llueva de pronto la buena suerte,
que llueva a cántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy,
ni mañana, ni nunca,
ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte,
por mucho que los nadies la llamen
y aunque les pique la mano izquierda,
o se levanten con el pie derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos de nadie,
los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados,
corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos,
rejodidos:

Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones,
sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos,
sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal,
sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies,
que cuestan menos
que la bala que los mata.
Escritor y Periodista Uruguayo


Fotografías: Landahlauts

5 comentarios:

Food and Drugs dijo...

Tanto el tener como el ser pierden su sentido cuando se convierten en obsesión.
;-)

Hostal mi loli dijo...

Con los pisos que hay vacíos y lo grande que son los palacios creo que los pobres los debían okupar y que paguen el alquiler los chinos que van sobraos.Saludos.

Anónimo dijo...

Ay, pues yo veo muy pesados a los pobres además de que la mayoría son delincuentes y drogadictos que piden para vicio. Huelen mal, visten peor y tienen la dentadura muy descuidada. Y mienten, mienten mucho. Además -y sobre todo- ¡no votan! [jm]

p dijo...

Precioso poema, gracias

juan antonio dijo...

Me encanta que pongas este artículo, pues ya era hora de que ponerlos también a ellos en internet.