miércoles, marzo 9

Un tipo desagradable

Lleno, por favor

Me gustaba repostar en aquella estación de servicio, por un solo motivo: no era autoservicio. Y yo lo prefiero así, quizás porque todavía guarde recuerdo de aquella vez que derramé la gasolina sobre unos zapatos de ante nuevos, quizás porque (cómo decía mi madre) "nací pa' rico pero se me torció el carro".

Además, aquella gasolinera estaba muy próxima al trabajo. Atendía siempre un hombre mayor, regordete, bajito... muy amable. O, al menos, así me lo parecía a mi. Un día, hablando sobre él con un compañero de trabajo, me sorprendió que no lo consideraba así: "es un estúpido desagradable e insoportable".

La conversación quedó ahí. Unos meses después, mi coche estuvo en el taller durante unos cuantos días. Eran los meses más fríos del invierno, así que mi compañero me hizo el favor de permitir que volviera  con él en su automóvil por las tardes..

Y cada tarde,  la misma historia: parabamos en la estación de servicio, salía el empleado regordete a atendernos y mi compañero decía: "Échame tres euros de Eurosuper". Y, ¿sabéis?, mi compañero llevaba razón: el señor de la gasolinera le atendía de mala gana y, creo incluso mascullaba entre dientes algo acerca de su santa madre.

Y es que los empleados de las gasolineras son personas muy desagradables, sobre todo si los haces salir  a la calle, de una oficina calentita y confortable, todas las tardes del mes de Enero para echar tres euros de combustible....

Una petición: Gadafi, Campeón, ¡1'448 Euros/litro de Gasolina de 98 octanos!. Si no lo haces por tu pueblo, hazlo por el bolsillo dolorido de este perro occidental.... ¡¡márchate!!!

Fotografía: Lleno, por favor
Autor: Landahlauts

5 comentarios:

pe-jota dijo...

Y si se le hubiera dicho sencillamente "por favor", no se, queda bien, aunque es un formulismo tan antiguo y en desuso....

guillemateos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Food and Drugs dijo...

Tu compañero de trabajo, con perdón, es algo merluzo. Y no por lo que incordie o deje de incordiar a los demás, que se ve que es su pasión favorita (así como la de tantos otros, en eso no está solo en el mundo), sino porque hoy con tres euros no echas al depósito ni media gota, y los coches no son camellos, necesitan abrevar, y en grandes cantidades, aunque solo sea para no quedarse a dos velas en la primera cuesta.
;-)
Saludos

Anónimo dijo...

Dos cosas que "odio": afeitarme (descarten que me deje barba),y un día terminaré haciéndolo en el ascensor por echárseme la hora encima. La otra, echarle gasolina al coche. Lo voy dejando, dejando, dejando... hasta que me encuentro con una gota en el depósito. Del Sr. Landahlauts he aprendido varias cosas, una de ellas (que desconocía) es la palabra procrastinador,vocablo de dura pronunciación pero sumamente interesante. [JM]

Anabel dijo...

Un Buenos dias, por favor y gracias...creo que a lo mejor ayuda...no crees?