jueves, noviembre 11

Problemas con la ley

Solocincominutillos!!!!


«Le juro, Señor Agente, que sólo han sido cinco minutillos... por eso la he dejado aquí aparcada, para  un instante... era sólo subir la compra y marcharme... ¡¡Yo siempre aparco donde debo!!! Y no se preocupe por lo que ha manchado que yo ahora mismo lo limpio...»

Jamás me han multado por aparcar en un lugar donde estuviese prohibido. ¡¡Menudo espíritu transgresor tengo!!! ¿Y a vosotros? ¿alguna deuda pendiente por aparcar donde no debíais?

Fotografía: Solocincominutillos

11 comentarios:

sulaco dijo...

No tengo coche así que las multas por aparcar me pillan bien lejos y tampoco me han multado usando alguna de mis cuatro bicicletas.

Ferran dijo...

Pues en Barna, había(pues hace tiempo que no paso) unas galerías en la calle Portaferrissa, que en la entrada tenían un Camello (de cartón piedra)a tamaño natural.
Obviamente también mal aparcado.

Anónimo dijo...

Te has descubierto ,eres policía secreto.La loli.

Happy Fat dijo...

Yo te leo desde la Ciberaula Penitenciaria de Picassent, así que como te empiece a contar mi problemas con la ley llega la hora del recuento y no estoy presente.
En otra ocasión quizás.

Lourdes dijo...

Pos no, aún no me han multado. Cuando ocurra, ya te lo contaré...
jejejej


Besos!!!

madreselva dijo...

soy curiosa, qué es "no se preocupe por lo que ha manchado...",

tienes idea del modo que una vaca "mancha..."...?¿?

ésta ha sido bastante considerada con las disposiciones municipales.

:)

Markitos dijo...

Pero Landa, mira que dejar al pobre animalito en doble fila.

MM de planetamurciano dijo...

En mi ciudad tenemos Vakimetro y no hay esos problamas.

elbuenaviador dijo...

Bueno, si fuera el policía haría la vista gorda (en el caso de la imagen), al fin y al cabo la vaca no tiene la culpa y lo de "Roxy Sexy" me ha llegado al alma...
Sólo me han puesto una multa, pero por exceso de velocidad. Desde ese momento y cuando la notificación llegó a casa y vi la velocidad que había alcanzado me sonrojé y a partir de ahí empecé a usar algo muy útil: el limitador de velocidad. ¡Qué gran invento! Ya no hay quien me pille en un renuncio así...

ana dijo...

Lo malo sería que te dijera que sí: no tengo carné ni, por supuesto, coche.. aunque claro, siempre puedo aparcar mal la vaca.... :)

Besines!

kop_op dijo...

Llegando sobre la hora, y no queriendo perder ni un minuto de un espectáculo teatral encontré un espacio para el auto, a cinco metros del edificio. Demasiado favorable, pero cierto. Consciente del bien visible cartel de prohibición, decidí correr el riesgo.
La boleta que encontré debajo de la escobilla del parabrisas, me citó en la comisaría al día siguiente (enfrente del teatro). Probablemente porque no perdí tiempo en buscar atenuantes, y el vehículo no obstruía ningún paso, el sargento dijo que se ya comunicarían conmigo.
Después de 54 años sin recibir noticias, ya no las espero más...
Atentos saludos,
Federico