martes, junio 22

Bendita convivencia

Bus Stop

Granada, 27 de Abril de 2010. Hora: 13:14 hrs. Parada número 285 del autobús urbano de Granada, en el Camino de Ronda.

En el banco situado bajo la marquesina de la parada (de menos de dos metros de longitud) hay dos personas sentadas: una chica joven y un atractivo cuarentón. Entre ambos queda espacio libre como para que se siente otra persona.

Llega a la parada una mujer de mediana edad, se sienta. Abre el bolso. Saca un paquete de 'Winston' y un mechero. Coge un cigarrillo y lo enciende.

En ese preciso momento, tanto la chica como el atractivo cuarentón se levantan del banco, alejándose prudentemente de la marquesina sin decir nada. La recién llegada queda sola, sentada en el banco, disfrutando de su cigarrillo sin, en apariencia, darse cuenta de nada.

En un futuro lejano, si algún día se promulgara una ley que prohibiera fumar bajo las marquesinas de autobús, probablemente esta señora se enfadaría. Hablaría de que un gobierno instransigente persigue a los fumadores "incluso en lugares al aire libre, como una marquesina de autobús". Hablaría de su libertad, de respeto hacia ella... y, seguramente... diría algo así como que "la ley genera un problema donde no lo hay, porque la convivencia entre fumadores y no fumadores siempre ha sido muy buena".

Y claro, ese día, esa señora no se acordará del 'Winston' que se fumó sola en la parada número 285 de los autobuses urbanos de Granada. Ni de aquellas dos personas que se levantaron para no "disfrutar con ella" del humo del cigarrillo que tan generosamente repartía...

Bendita convivencia.

Nota: La marquesina no es la que aparece ne la fotografía, pero es muy similar.

Fotografía: Bus Stop

18 comentarios:

Tony Collbato dijo...

Alguien dijo"la libertad propia acaba donde empieza la libertad de los demás"...es sólo cuestión de educación y responsabilidad,y no sólo de fumadores.

Landahlauts dijo...

La entrada expone un caso aislado pero, lo cierto es que esos planteamientos que pongo yo en boca de la mujer suelen ser habituales en mucha gente. Y, desgraciadamente, es la ley la que tiene que llevar las cosas al término medio, a una verdadera convivencia. Porque, Tony, somos así de cazurros: en el Estado español no ha dejado de morir un montón de gente en las carreteras hasta que se han subido las sanciones y han inventado la historia de los puntos. Nadie ha dejado de cometer imprudencias en un automóvil por responsabilidad hacia él o hacia los que le rodean.
Es triste, pero es así.

Teresa dijo...

oye...¿y la historia de la chica joven y el "atractivo" cuarentón no continúa? aquí hay material...huyendo del humo...cayeron en el fuego, jajajaja

Landahlauts dijo...

jajajajaja

Cómo se nota la primavera, Teresa!!!

En lo que yo sé... la cosa quedó ahí. En una huida conjunta del humo...

(bueno, ya es verano... ahora que lo pienso)

Baldanders dijo...

¡No se corte Landah, siga la historia que pinta bien!

Markos dijo...

Antes de dejar de fumar, yo ya andaba pendiente de que mi humo molestara lo menos posible. Llevo dos años que me he quitado toda esa tensión de encima...si es que en realidad eso de que el tabaco relaja es una gran falacia. El tabaco estresa mucho.
Salu2

Tony Collbato dijo...

Yo siguo..(Joe Rigoli)¿Y no sería más lógico fabricar coches,por ley, con esas limitaciones?¿y fabricar,por ley,el tabaco sin los productos tóxicos que incluyen?en lugar de"atacar"a los consumidores,limitemos a los productores...es que siempre recibimos los mismos,y a los"causantes",ni mentarlos,al revés,pobrecitos,ayudémoles.

Landahlauts dijo...

Sr. Baldanders:
jajajaja
No!!! Dejémoslo ahí!!
;)

Markos:
Yo, cuando fumaba, tenía unos problemas de tensiónde cervicales que desaparecieron al dejarlo.

Tony:
Es que las imprudencias al volante no son sólo cuestión de velocidad o potencia... Aunque se limitaran esos extremos, habría gente adelantando donde no debe o llevando un coche con tres niños sin colocarlos en sus sillitas...
Es que no es cuestión, exclusivamente, de que sea tóxico o no. Si yo me tomo una tostada con un café en un bar... quiero saborear eso... y no el Ducados del que está en la barra junto a mi. No quiero llorar por el humo en los ojos y toser por el humo en la garganta mientras me como un mollete con aceite y tomate y un café...

Más claro, agua dijo...

La culpa es del Ayuntamiento por promocionar el transporte público. Si desaparecieran todos los autobuses de la ciudad, con la contaminación y la lentitud del tráfico rodado que provocan, esa pobre mujer podría desplazarse tranquilamente con su coche y fumar a su antojo sin molestar a nadie...

(modo "el humo ciega tus ojos" off)

;-)

eroma dijo...

En casa pasa algo parecido con mi padre pero al revés, cada vez que fuma se va para otro lado, con nosotros no fuma porque nos quejamos, aún así le puede más el vicio y por más que le decimos que no fume o por las perradas que le he hecho (escondele a un fumador su tabaco, verás que divertido es como se le salen los ojos de las cuencas) no hay manera. En fin, es una droga más, quizas más blanda pero lo es.
Recuerdo un anuncio en el que un fumador encendía su cigarro y cuando el humo llegaba al no fumador este le escupia, le hechaba agua o hacía algo parecido y luego le decía: "¿Te molesta?" Si eso se hiciera más de uno tendría cuidado pa donde va su humo.

Saludos :).

Lisístrata dijo...

Dejen de fumar! coñio! que eh mu malo! y convivan!

Aquí una ex-fumadora

>:o]

Teresa dijo...

Entonces el chico joven le dijo a la atractiva cuarentona...uy, no, que fue el chico cuarentón que le dijo a la joven atractiva....¿o quizá la joven cuarentona quien entró al atractivo chico?...uy, lo que da el humo de si, en primavera o en verano.

Food and Drugs dijo...

Cuando alguien da rienda suelta a sus malos humos sencillamente es que quiere que todos los demás convivan con él (y no a la inversa).
Es una ecuación que no falla.
Viéndolo de una manera inocentona, muchos fumadores están tan pirados por sus pitillos, que creen que lo de que molesta es una manía nuestra, o que sencillamente lo que nos molesta es verlos disfrutar como enanos de su adicción. Nosotros puritanos miedosos al infarto, que no nos atrevemos a jugar con fuego, etc...
:-)
Saludos

peritoni dijo...

Toda la razón de mundo!
Es que no se dan cuenta de lo que aguantamos. De que no entro en un bar a tomar el café de las mañanas porque me molesta el humo...

Edurne dijo...

Pues yo, tal y como estoy ahora de congestionada, hasta en la calle tengo problemas con el humo!
Pero yo lo tengo comprobado en propias carnes: ala gente le importa un carajo que te ahogues, que no puedas respirar, que te piquen los ojos, que te dé la tos, que te fumnes su mierda...!

pon dijo...

se llama mala educación, y desgraciadamente está generalizada

Anónimo dijo...

Es cuestión de educación. Y no se tiene más o menos por ser toxicómano. Pero es cierto que en España, como no sea dándonos "guantás" en la cartera, no nos damos por aludidos.

Saludos

madreselva dijo...

la pareja necesitó un enemigo común para unirse?
:)
no es tan malo el cigarrillo como lo pintan...
tema aparte: he visto sí, los bares, y el odio con el que miran los no-fumadores a los fumadores, ni sueño en creer que es en defensa de sus pulmones, eso es "algo más".