sábado, enero 16

El final del túnel


«El empresario de Ciudadela (Menorca) Juan Ignació Balada Llabrés, fallecido el pasado 18 de noviembre, ha legado su fortuna a la Casa Real. Concretamente, el empresario e inversor menorquín ha donado la mitad de su herencia a los Príncipes de Asturias, Don Felipe de Borbón y Doña Letizia Ortiz, así como a los ocho nietos del Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía.»

¿Habías perdido la esperanza? Nacen los primeros brotes verdes. Hay quien comienza a ver el final de la crisis...

14 comentarios:

Lukas ThyWalls dijo...

Es que es su trabajo: Son herederos.

Gregorio Sánchez Novoa dijo...

Y para qué lo quieren? Ellos tienen todo lo que pidan.

Efter dijo...

Todo lo que signifique que se mantengan por si mismos en lugar de sacarle los cuartos al español de a pie me parece magnífico. Lo malo es que no va a cambiar nada...

Anónimo dijo...

Eso en un verano está bebío...

Luz de Gas RadioBlog dijo...

No me pongas de mala leche.

Anónimo dijo...

Ese hombre que es lo que estaba pensando!me lo podfia haber dejao a mi que falta me hace!

bahtian dijo...

No seas malpensado tio, que seguro que lo donan a una ONG (total, ellos pa que lo quieren?)

p dijo...

bueno, que vayan juntando para cuando llegue la república, porque éste no llega a rey!!!

peritoni dijo...

Maledicente!

Lourdes dijo...

Ah, pero estos habían visto el principio de la crisis en algún momento?

Luna Azul dijo...

Me he quedado sin habla y es que no hay otras personas para dejar su fortuna?
Lo mejor que podrían hacer los herederos es donarlo a quien verdaderamente le haga falta.

Uno dijo...

Al principe se le ve afectado por la muerte de ese carismático empresario y benefactor de reyes (y su prole).

Seguro que las gafas de sol son para evitar que le vean los lagrimones que le manan.

No dudo que darán buen uso al dinero, aunque si se me permite un consejo, yo le diría que invierta un poco en provisionarse de preservativos o al menos en pildoras del día después.

Merce dijo...

¡¡¡Hay que joderse!!!... con perdón por la expresión.

Cosechadel66.es dijo...

Si tuvieran una minima vergüenza, que no la tienen, no la aceptarian.

Carpe Diem