miércoles, noviembre 25

La mala bestia

La mala bestia

«La hija de puta creía que no iba a tener huevos»

Yolanda, de 21 años, recibió golpes y 43 puñaladas de su marido Emilio, español de 38 años. No había denuncias previas. Tenían dos hijos de tres y siete años.
Fuente: Diario Público 06/Oct/2009

Ese odioso sentimiento de propiedad hace que demasiados hombres consideren aún a la mujer como una propiedad de la que pueden disponer a su antojo. Y ese error, tan frecuente aún en muchas mujeres, que les lleva a pensar que es amor un sentimiento patológico de propiedad del que son objeto. Cualquier tipo de violencia hacia nuestros semejantes es detestable pero, quizás la que se ejerce en un ámbito tan privado e íntimo como el hogar, sea la peor de todas.

Ninguna persona es más que otra. No a la violencia contra las mujeres.

El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución 54/134, la Asamblea General de las Naciones Unidas se declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo (1930-1961).

Fotografía: La Mala Bestia
Autor: Landahlauts

14 comentarios:

Lukas ThyWalls dijo...

Y despues la ciencia descubre que los hombres somos un subproducto de la mujer, o mejor dicho, una mujer reconvertida en el proceso de construccion.

Y no al reves como algunos nos quisieron inculcar.

No a la violencia en el amor, ni entre hombres y mujeres, hombres, mujeres... ni en nada.

madreselva dijo...

ni en nada, bien Lukas..!!

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Ojalá no tengamos que recordarlo más, ojalá.

Eduardo dijo...

21 años y un hijo de 7. La miseria comienza y acaba demasiado temprano.

ana dijo...

Ni una más!!

Food and Drugs dijo...

La violencia es siempre repugnante, pero la del fuerte contra el débil todavía más.
Aunque si el marido de la campeona del mundo de halterofilia le zurra a su esposa, que sigue estando muy feo (sobre todo porque le puede hacer una cara nueva), no me quedaría más remedio que exclamar: ¡Qué huevos!.
;-)
Ya en serio, los maltratadores apestan. Son mierda putrefacta.

peritoni dijo...

Estoy contigo.

Uno dijo...

Quuería hoy escribir sobre el mismo tema, espero poder hacerlo pronto cuando el tiempo sea más generoso conmigo.

Esperemos que algún día nadie más tenga que escribir sobre esto y estás historias sólo sobrevivan en las crónicas de "cómo eramos antes".

Lourdes dijo...

Yo tb estoy contigo.
Todos deberíamos estar juntos en esto, sí.


Besos!

Más claro, agua dijo...

No es un "sentimiento" de propiedad, porque eso tendría cura. Se trata de un convencimiento de propiedad. Ahí radica el verdadero peligro...

Eponine dijo...

Qué triste que pasen cosas así... está fatal el mundo.

fenix16 dijo...

Es repugnante, no hay justificación de ningún tipo para alguien que maltrata a otra persona...es cuestión de inexistencia de educación (..y no la del colegio precisamente)

pon dijo...

El que maltrata a una mujer o a un niño no siente nada sino odio hacia sí mismo, y lo paga con el que tiene más cerca y/o es más débil. La necesidad de dominación tiene miles de caras y esta es la peor de todas. Cuándo este delito será equiparado al de terrorismo??? Porque vivir en el terror en tu propia casa debe ser lo peor.

Pere M dijo...

Golpes y 43 puñaladas! Cerdo sádico!