jueves, noviembre 12

Exquisito respeto

Lo que quiero yo a mi Carmen...

Hace un mes, aproximadamente, escuchando una vieja casete de chistes, comprobé que muchos de los temas que provocaban carcajadas hace veinte años hoy serían considerados de muy mal gusto: chistes sobre mariquitas, sobre enanos, sobre mujeres, sobre tartamudos, sobre las distintas nacionalidades del Estado... Y me sentí contento, pensando en cómo habíamos cambiando y evolucionado.

Sin embargo, hace un rato, en la edición electrónica del Diario Público, he leído unos datos aportados por la Ministra española de Igualdad, Bibiana Aído:

«El 30% de las asesinadas tenía menos de 30 años.
El número de mujeres jóvenes muertas por violencia machista aumentó en un 52,9% en los últimos cinco años. Los agresores jóvenes se han incrementado un 75% en cinco años

Y he recordado, de sopetón, como los comentarios más machistas que he escuchado recientemente provenían de la boca de mujeres jóvenes.

Y me he hecho una reflexión que me gustaría compartir: ¿qué hay de verdad en nuestro aparente y exquisito respeto al diferente?; en nuestro respeto a las mujeres, a los homosexuales, a las personas con minusvalías... ¿Somos sinceros en esas muestras de respeto? ¿O es pura hipocresía, puro interés en parecer "políticamente correctos"?

¿Hemos evolucionado realmente en nuestro respeto a los demás, o sólo es fachada y apariencia?

Autor: Landahlauts

23 comentarios:

Lukas ThyWalls dijo...

Hombre de poca fe... ¿No crees en la sociedad actual? Los coches tuneados, las cirugias estéticas, quien tiene la casa mejor...

Es obvio!

madreselva dijo...

te reirás, pero la religión con este asunto de los pecados y las multas, alguno/a se contenía de golpear. La escuela y la directora, los vecinos, y el "qué dirán", ...?¿?
por acá no quedan casi clubes, están por cerrar las iglesias, las escuelas con paro docente.
todo bestial.
y de lo que dice Lukas, la primera cirugía estética, sorprende, nomás que porque no se sabe dónde termina y cómo se generó. Ser diferente?¿ Mejorar?¿

leerse el quijote en un fin de semana.
a la siguiente La guerra y la paz, y empecemos a charlar.
Cariños de madrugada.

Cosechadel66.es dijo...

Me parece que una parte si, y mucho, pero quedan demasiados, y esos ya van de mal en peor, y no sólo en ese tipo de violencia. Como muestra, lo ocurrido en Pozuelo.

Carpe Diem

Edurne dijo...

Tú mismo lo has dicho: pura fachada... lamentablemente!

Muxus!

Ros dijo...

sabes la respuesta de antemano... así es... lamentablemente

Merce dijo...

Fachada y mucho, muchísimo, en exceso diría yo, lenguaje políticamente correcto...

No se respeta más por decir amigos y amigas, compañeros y compañeras... aunque algunos lo crean.

Eduardo dijo...

Creer que la humanidad ahora es diferente de lo que ha sido siempre es la arrogancia propia de los tiempos. Cada uno se cree superior a los demás. Un poco como el nacionalismo (no hay ningún "hecho diferencial" que se base en la nítida inferioridad de un "pueblo").
Todos estos síntomas de desprecio por lo ajeno vienen de la primera sabana que pisamos. Fachadas sí, pero no las que se creen.
Es la eterna lucha entre instinto y socialización. En ése sentido, la democracia debería haber sido un intento de crecimiento de las clases menos socializadas hacia las costumbres civilizadas de la aristocracia. Sólo que fue mucho más fácil asociarlas y hacerlas una, para despreciarlas. Así, hemos aprendido a no solo no apreciar, sino a despreciar, todas las exquisiteces de nuestro ámbito, desde la cortesía en los modos al cuidado en e vestir y al respeto diplomático, que no son sino intentos de desagradar lo menos posible al vecino.
Nunca dejaremos de ser lo que somos, por lo menos en los próximos millones de años. Sólo podemos disfrazarlo lo máximo posible.
Si tenemos algo que lamentar es nuestra incapacidad para reprochar las conductas menos sociales y, a veces, nuestra manía de aplaudir algún comportamiento animalesco.
O sea, resumiendo, incluso los que no apreciamos la violencia o el machismo, lo hacemos con un esfuerzo mental (aunque sea inconsciente) y ser moralistas sería ser hipócritas. Debemos despreciar y castigar a quien no se pueda o no quiera comportarse como creemos. Pero no mirarlo desde un falso Monte Parnaso de perfección. Por el bien de todos.

lisebe dijo...

Land la hipocresia abunda que es un gusto!!! por desgracia claro!!

Besossss

madreselva dijo...

es horrible Land, hay días que mejor me iría a dormir, taparme con los sábanas hasta las orejas, y con la almohada, gritar una hora hasta quedar exhausta..en mi trabajo si hablo, en reclamo de nuestras mejoras, los hombres me miran pensando "ésta con ese culo, porqué no será más femenina...y las mujeres, "le está haciendo falta una cirugía..."
que la FELICIDAD está en otra parte...?¿?
y gay o como se llamen, no sé si en tantas marchas, todo bien pero por qué todos deben ser músicos, artistas, o en las tablas, y disfrazados por qué no ordeñando vacas...en una fábrica, qué es esto?¿ en mi facultad no nos fijábamos si eran gay, o lesbianas, o nada, en la facultad, todos estábamos con el objetivo del conocimiento...ni discriminados, ni nada, porque ahora todo es discriminación?¿...quéseyo, mucha cáscara, y lenguaje COMÚN...por qué...el conocimiento establece grados, llegaste a obtener este conocimiento, tendrás un 9, no lo lograste, tenés un 2 y no es DISCRIMINACIÓN....te lo aseguro...
(se me salió la cadena, sorry...

fenix16 dijo...

Para nada, cada vez peor. Y lo que más asusta es que no se toma ningún tipo de medida y tan siquiera en el fondo se le da importancia.

Temujin dijo...

Con permiso, lo que sobran-on son chorras-os al airo-a. La igualdad no es hacer el gilipollas-os. La igualdad es tratar a todo el mundo con igualdad de oportunidades si tienen que ser todas mujeras que lo sean y si tienen que ser todos hombros que lo sean y si tienon-an mixtos-as que lo fueran-on...
He dicho-a...

Food and Drugs dijo...

El respeto hay que ganárselo individualmente, y no viene llovido del cielo por pertenecer a un grupo de gente bien visto hoy, que pasado mañana igual les toca ser los parias... Y la receta es muy simple, respetar al otro.
Es una cuestión de actitud y no de ideologías.
Saludos

Thiago dijo...

ES una buena cuestión, la que planteas... Seguramente hemos avanzado en "el colectivo nacional" pero sin embargo han entrado nuevas ideas machistas y homófobas a nivel particular y con la llegada de inmigrantes provenientes de paises mucho mas machistas que el nuestro. De hecho esos crimenes son el 50 % producto de gente aterrizada de otros paises y que no ha mamado esa nueva educacion igualitaria. Y no es racismo, sino que es una constatación cultural clara.

De todas formas, hay una cosa clara, al menos en lo que me toca, la "gaycidad". Yo siempre digo lo mismo, una cosa es ser gay en Chueca otra en Mostóles por ejemplo, y no digamos en Cuzcurrita del Rio.

Bezos.

pon dijo...

Este es un país con un sentido del ridículo individual y colectivo que espanta, y que nos lleva a hacer y decir las cosas más incoherentes sin pudor.
Pero vamos que ya lo ha dicho Eduardo clarísimo, y ya no voy a repetirlo(gracias Eduardo).

ALMUTACEN dijo...

Eduardo: el nacionalismo no es sentirse superior a los demas , es sencillamente sentirse de un territorio, lugar o pueblo, sin menosprecio de nada ni de nadie, lo del "hecho diferencial" es algo que utilizan algunos para conseguir ventajas o prevendas, eso no es nacionalismo, eso es otra cosa, que cada cual lo califique como quiera, pero nacionalismo no.Soy andaluz y no me siento superior a nadie. Saludos

senses or nonsenses dijo...

yo iba a hablar de todo lo que esconde la dictadura de lo políticamente correcto. pero es imposible mejorar el discurso de Eduardo.

un abrazo.

Uno dijo...

Es sólo una leve capa de pintura para hacernos sentir mejor y creer que somos más modernos. En el fondo somos los mismos rancios y miserables de siempre.

Tengo la esperanza que esa capa de pintura cada dia sea más espesa hasta ser un fundamente y que la inercia que te pensamiento discriminatorio que tanto tiempo llevamos a cuesta un día cese y muera.

Gregorio Sánchez Novoa dijo...

Es falsedad, en la mayoría de las veces, recuerdo haber escuchado a militantes importantes del PSOE hablar de "el niño de Fulanito, que le ha salido maricón". Mentira todo.

Lo que no acabo de comprender muy bien es la relación de esto con el nacionalismo. Quizás no sea sentimiento de superioridad de nadie, sino sentimiento de inferioridad propio. Pero, vamos, no quiero desvirtuar el tema del post.

Saludos.

Eduardo dijo...

Pues Gregorio, si no entiendes la relación del machismo con el territorialismo, no hay quien la pueda explicar...
La religión es algo más de lo mismo. Si bien que más evolucionado. Si lo de la inferioridad es un gracejo irónico, le falta enjundia.
Y respecto a lo de Almutacén, ser andaluz es como lo de ser de otro sitio. Yo soy aragonés y me gustan las cosas de mi cultura y de mi tierra, pero si tengo que elegir entre Pessoa y Labordeta, pues... O sea, mi cultura aragonesa y española me emocionan y mucho, pero hago lo posible por reprimir (sí, amigos psicoanalistas, es NECESARIO reprimirnos en muchas cosas) mi territorialidad. Ya con mi piso, la cosa pinta de otra manera.
Landa, como ves, siempre metiéndome en camisas de 111 varas...
En resumen, el ser humano empieza por rechazar a los diferentes en su instinto. Esto incluye a mujeres, inválidos, ancianos, enfermos, inteligentes, feos o a aquellos que se desvían de lo que le gusta ver (que es a sí mismo). Luego se extiende a grupos raciales, nacionales o religiosos.

ALMUTACEN dijo...

Eduardo,ser nacionalista,no es ser ciego y sordo, "estamos en el mundo" desde luego entre Labordeta y Pesoa no hay color,ni entre Garcia Montero y Benedeti, otra cosa es xenofobia. Gracias por tratar estos temas con calma y naturalidad.Saludos

Fiebre dijo...

Iba a hacer más o menos el mismo comentario que FOOD AND DRUGS, así que me remito a sus palabras.

Suntzu dijo...

Pues yo trato con jóvenes a diario y me temo que mucho no ha cambiado la cosa, no. De hecho, la violencia se está extendiendo. Hay unas peloteras entre chiquillas en defensa de sus novios que para qué os voy a contar. Creo que se puede desplazar la violencia de un objetivo a otro, pero erradicarla... Por desgracia, no. Hay actitudes muy machistas en gente cada vez más joven. No lo entiendo.

Violeta Romero dijo...

La vieja y repetida fórmula de civilización contra barbarie..., al final siempre se lo traga a uno la selva.