viernes, octubre 2

El lado positivo




«Vamos Holly, no estés tan triste! En Italia durante los treinta años de los Borgia hubo guerras, terror y derramamiento de sangre. Pero también tuvieron a Miguel Ángel, Leonardo da Vinci y el Renacimiento. En Suiza vivían en amor fraternal: quinientos años de democracia y paz. ¿Y que resultó de todo eso? El reloj de cuco.»
De la Película: El Tercer Hombre, 1949
Dirigida por: Carol Reed

«Don't be so gloomy. After all it's not that awful. Like the fella says, in Italy for 30 years under the Borgias they had warfare, terror, murder, and bloodshed, but they produced Michelangelo, Leonardo da Vinci, and the Renaissance. In Switzerland they had brotherly love - they had 500 years of democracy and peace, and what did that produce? The cuckoo clock. So long Holly.»
From the film: The Third Man, 1949
Directed by: Carol Reed

17 comentarios:

Fiebre dijo...

Con tu permiso me la copio-pego para llevarlo a la Intranet del curro.
Hay un sector del llamado "buenismo" que no consienten divergencias, y si no posteas para decir: "ohhh, ahhh, qué razón tienes", eres una maleducada.

Me van a dar la del pulpo juas.

Por cierto, a lo mejor lo has tocado, que he andado muy despistada con lo de Madrid, pero necesitaría escuchar opiniones de tus lectores sobre la píldora del día después y las farmacias, que estoy jartita de pelearme con medio trabajo y media humanidad.

A ver si va a ser verdad que soy una "desahogá"...

Lukas ThyWalls dijo...

Y no ha habido mayor avance tecnológico en ningún momento de la historia que dentro de las guerras mundiales y la guerra fria.

Se ve que si no estamos metidos dentro de una batidora, no funcionamos.

madreselva dijo...

una batidooora...jajaja...

Ros dijo...

claro... mira los suecos... esos si que han sacado partido a la paz y la democarcia... ... ahora todos compramos en ikea....

Luz de Gas RadioBlog dijo...

A las niñas se les van a poner los dedos arrugados

Landahlauts dijo...

Ufff, menudo ejemplo a seguir con sus índices de alcoholismo, depresión y suicidio...

Efter dijo...

Es una idea muy buena. Pongamos como ejemplo, España. Sacudida a lo largo de la historia por invasiones, guerras, lizas y escaramuzas con vecinos. Y de cada una surgió un gran invento con sello ibérico:
-Llegada de los Íberos a la Península: EL JAMÓN SERRANO
-Invasión de Hispania por el Imperio Romano: EL BOTIJO
-Expansión del Imperio Español por América: EL GAZPACHO con tomatito
-Guerras Carlistas: LA TORTILLA DE PATATAS
-Postguerra Civil: LA FREGONA Y EL CHUPACHUPS

Viva el ingenio español!

Cosechadel66.es dijo...

El blanco del negro.

Carpe Diem

Suntzu dijo...

Mira el Soglo de Oro español. De las grandes miserias, salen las grandes obras.

Más claro, agua dijo...

Y qué me dices de Cicciolina... Que se quite el da Vinci ese, hombre, por favor! :-)

madreselva dijo...

Cuan cerca/lejos esté el objeto del deseo, no?¿
Lacan y el oscuro objeto del deseo.
El equilibrio entre satisfacción y deseo.
Todos los deseos satisfechos en un niño?
Land, gracias por hacernos pensar.
:)

Peritoni dijo...

Es que lo de Suiza no tiene nombre. Por cierto, vaya foto!, jajajajaja

Té la mà Maria - Reus dijo...

hoy sale una aldaba tuya en el blog

http://trucadors.blogspot.com/2009/10/antequera-malaga.html

un abrazo

Violeta Romero dijo...

Y dónde dejamos a la América, al Nuevo Mundo?
El norte es lo más aburrido que he conocido en mi vida, el sur es loco,violento, conflictivo, machista, pero interesantísimo.

pau dijo...

Muy oportuno... debemos reconocer que el reloj, sea de cuco o no, ha provocado más sinsabores y adelantos que los treinta años de los Borgia, con Miguel Ángel incluido.
Curioso que un libanés deba darnos lecciones de este tipo precisamente a los europeos, o tal vez no sea tan extraño viniendo de allí. Aunque, después de todo, Amin Maalouf es un hombre de todo el mundo.

Edurne dijo...

La foto es de traca pirulera... vaya caras!

De lo de las guerras y periodos entreguerras... ay, mira, hoy no tengo el body para estas cosas, me voy a quedar en lo frívolo, me disculpe usted, caballero!

pon dijo...

Yo no sabría vivir sin fregona, tortilla de patatas y gazpacho.