viernes, septiembre 11

Venganza arbórea

Una mañana muy temprano, hace muchos años, llegó un  peón caminero, uno de aquellos operarios de la Demarcación Provincial de Carreteras. Tenía unas instrucciones muy claras: había que colocar una señal  de dirección en la Plaza Nueva de Orce, serviría para indicar a los forasteros por donde se salía del pueblo en dirección a Granada.
El operario pensó en evitarse la engorrosa tarea de abrir unos agujeros para fijar la señal a los soportes del suelo. Así que... la colocó en un árbol cercano.

Señales I

Al árbol, un plátano de sombra, le ha costado muchos años de un trabajo paciente y callado. Pero por fin ha acabado con aquella estúpida señal de tráfico que un operario le fijó con unos tornillos.

Fagocitosis II
(Está en Orce, en la Comarca de Huéscar. No sé si fue exactamente así. Quizás al operario le dijeron que era menos gravoso gastar cuatro clavos en lugar de un par de postes. No creo que lo sepamos nunca...)

Fotografía: Señales

18 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Esto hace bueno el dicho aquel que decía "El monte se lo come todo..." no???

Un beso, Lan

ana dijo...

Ya puestos, podía haberle tirao un bocao al operario!

Curiosísimo el platanero, y buenísima su venganza ;)

Besines.

Lukas ThyWalls dijo...

Al final, la naturaleza ganará. Y nos llevará por delante.

M... dijo...

La paciencia es su gran virtud, nosotros vamos de paso, la naturaleza seguirá ahí cuando nosotros dejemos de existir...

Maritoñi dijo...

Que fuerte, estoy impresionada, Dios, el poder de la Naturaleza....

Divina

Efter dijo...

Casi puedo escuchar el sonido de la corteza invadiendo... glopitaglopita...

Cosechadel66.es dijo...

Yo no apoyaría tranquilo en ese árbol....

Carpe Diem

Jorge S. King dijo...

Bien por el árbol!!!
Saludos Santiagueños

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Una pregunta: ¿se está tragando la señal o está a punto de vomitarla? Digo por si hay que pasar con cuidado por ahí.

Merce dijo...

Qué bueno... yo por si acaso no me acercaría mucho al arbolito...

Food and Drugs dijo...

Madre mía. ¿Y cómo sabes tú que ha sido después de tantos años? ¡ Quién te dice a ti que no fue en plan cocodrilo?
No me vuelvo a acercar a un plátano ni aunque me piquen.
:-)

Peritoni dijo...

Jopé, cómo se las gasta el árbol. Y yo que me alegro, pero espero que no siente mal y se intoxique con tanto metal.

Uno dijo...

A ese arbol le faltaba algo de hierro y solvento discretamente el problema :-)

Por si acaso yo no sentaria recostado sobre su tronco, por muy buena que fuese su sombra. Quien sabe :-)

Tanhäuser dijo...

¡Maravilloso!
Ojalá se produjese de una vez por todas la rebelión de los árboles y engulleran tantas y tantas cosas que los humanos hemos dejado a nuestro paso.
Un abrazo

pon dijo...

Ole por el árbol!!!

Mae dijo...

Que bueno... Si es que la naturaleza es sabia y éste no quería esa señal ahí, así que... al tomá viento ... jajaja.
Un beso.!

Luna Azul dijo...

Qué cosas oiga, el platanero tragón.

moderrunner dijo...

Tremendo. Se me ha abierto una ruta mental que sin esa imagen seguiría cerrada. Gracias Landa.