miércoles, junio 3

El Área de Recreo

Área de Juegos


...en el exterior de nuestra Residencia Geriátrica, encontrará unos cuidados jardines donde podrá pasear y disfrutar de la naturaleza. Asimismo, en el área de recreo tendrá un lugar de encuentro, de diversión y entretenimiento, sumamente agradable...

Es lo que tiene el crecimiento desordenado y la especulación urbanística... que al final, no sabes dónde acaba el McDonalds y donde empieza la Residencia Geriátrica Ballesol...

Fotografía: El Área de Recreo
Autor: Landahlauts

9 comentarios:

ana dijo...

Ya se darán cuenta cuando se les llene la piscina de pelotas de abuelos...

Besines.

Halo dijo...

por qué todas las residencias geriátricas se llaman ballesol????

Landahlauts dijo...

Será una franquicia como el McDonalds....

pe-jota dijo...

Mala leche con fundamento !!!

Aunque lo peor es la total falta de valoración de las autoridades al distribuir equipamientos y dar licenciass.

An dijo...

Que dices hombre, si eso nos es cosa de la especulación, solo es un encuentro intergeneracional XD Que a los viejos les viene bien, y a los jovenes se les muestra lo que le depara el futuro, obra social de mamolas, digo macdonals Saúdos

Lukas ThyWalls dijo...

Es lo que necesitan: Piscinas de pelotas de colores y Big Macs. Aunque esto último les venga mal a Ballesol, que se les van a acabar los internos.

Suntzu dijo...

¡Qué bueno!

cosechadel66 dijo...

Jeje. A lo mejor es que son los mismo dueños. Y las Hamburguesas vienen muy bien para las dentaduras postizas...

Carpe Diem

madreselva dijo...

por acá Land, se están quejando de la comida en los geriátricos, que son casi todos privados, y ya sabes que "como son viejitos".
Mirá si los mac pato son los dueños del geriátrico?.

Me viene la acidez en defensa de los derechos de las personas, cualesquiera sean sus edades.
Trabajé muchos años en una institución estatal, antes se había llamado Asilo de Méndigos, con acento en la e. que no entendí, unos 500m2. de superficie, 300 internos, a la hora del almuerzo estaba por allí, a la hora del aseo, los acompañaba. Algo hice, se abrieron las puertas, estoy muy conforme, se eliminaron los baberos, las mamaderas, las papillas, dejaron de bañarlos con mangueras, mi enlace con el departamento de Nutrición, los llevó a generar dietas nutritivas y variadas, debieron encontrar alternativas que eviten ridiculizar al ser humano.
Claro, que las autoridades y compañeros colegas, descalificaban mi trabajo, aparecían argumentos del tipo: esa no es tu función.
no los escuché demasiado, tuvieron que echarme para liberarse de esa pesada carga, mis compañeros aún están. pero bueno. Tampoco lo popular señala el camino. Por aquellos años, nadie sabía nada de personas mayores institucionalizadas.
Hoy es habitual. Persisten en las puertas cerradas. Ya ves que es difícil quitar los vicios.

Cariños.
:)