miércoles, mayo 13

El respeto

A veces...
A veces... el puto gato te pierde el respeto. Olvida quién manda aquí y merodea demasiado cerca. Y hay que recordarselo, de no muy buenas maneras. Una vez pasado el susto, el gato comenzará a atar cabos y se dará cuenta de porqué hay algunos colegas gatunos a los que dejo de ver hace tiempo. Y, a partir de ese momento, preferirá dar un rodeo en lugar de pasar cerca del Águila Real.
A veces hay que zarandear el universo para que recupere el equilibrio...
(La foto, no es muy buena, lo sé. Le insinué al gato que volviera a pasar... para hacerla de nuevo. Pero... no hubo forma de convencerlo)
Fotografía: A veces Autor: Landahlauts

9 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Cacho de plumífero!
Seguro que el gato se ha pegado un buen susto.

cosechadel66 dijo...

Estos gatos ya no son lo que eran, mira que no dejarse convencer. La oportunidad compensa la calidad, en todo caso...

Carpe Diem

Alba dijo...

Veo que mantienes tu casa igual de acogedora que siempre. No es nada difícil volver a visitarla. Desde luego, con mucho menos cuidado que el gato.

Besos desde el agua.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Que peligro

Lukas ThyWalls dijo...

¿Diita en el parque de las ciencias, no?

Más claro, agua dijo...

En las relaciones entre seres humanos pasa algo parecido...

¿Hace falta que te recuerde mi relación con mi cuñado?...

:-D

Peritoni dijo...

jajajajajaja estar cerca de los humanos es lo que tiene te hace perder la perspectiva y crees que ellos son los únicos que te pueden hacer daño.
Muy buena la foto.

Food and Drugs dijo...

El gato tienta a la suerte. Va a llegar el momento en que al águila le dé lo mismo que le den gato por liebre.

madreselva dijo...

Land, la foto es BUENÍSIMA...escasamente se cuenta con esa postura del gato, o ese gesto, te diría que si me apuraras, le pondría: LA RETIRADA.

Es una foto GENIAL...!!!