viernes, abril 17

Resolución de Conflictos

«Secuestrar al jefe se está convirtiendo en una preocupante costumbre de los trabajadores franceses que corren el peligro de perder sus puestos de trabajo por la crisis actual. El último episodio, el secuestro de cuatro directivos desde el martes por la tarde y aún en curso de una empresa del este del país que cerrará en los próximos meses dejando en la calle a unos 60 empleados...»
Mientras esto ocurre en Francia, aquí, gracias a las Clases Magistrales que en su momento nos dieron los Tomás de Torquemada o los Jiménez de Cisneros, no nos andamos con tantos miramientos ni diplomacias. Nuestra forma de proceder es radicalmente distinta. Estudiándola con detenimiento podríamos establecer dos escuelas o tendencias a la hora de resolver conflictos del tipo "mi jefe no me paga" o "mi jefe me despide". A saber: La Escuela Disyuntiva: Ofrece posibilidades de una salida airosa a la parte empresarial, siempre y cuando se acceda completamente a las reivindicaciones de los trabajadores. Hay quien la considera débil y poco efectiva:
Disyuntiva
Y una segunda escuela, que sería la Escuela del "Aquí te pillo, aquí te mato". No admite negociaciones, ni da opciones, ni salidas airosas... ni paparruchas de esas. Tiene el inconveniente de que daña el medio ambiente y es favorecedora del cambio climático. Además hay quien asegura que, a largo plazo, podría tener efectos perniciosos sobre el tejido empresarial del país:
Barbacoa empresarial
Somos así: gente sencilla y directa. Sin dobleces. Incluso para resolver los problemas. Esas bobadas de retener en la oficina al jefe, hasta que acceda a nuestros propósitos, las dejamos para las nenazas del norte.
Fotografía -1-: Disyuntiva Fotografía -2-: Barbacoa empresarial Autor: Landahlauts

10 comentarios:

madreselva dijo...

jajaa....
(y en medio del énfasis se les terminó el fibrón lila...)

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Esto es España aquí hay que mamar

Edurne dijo...

Jajajaja! lo de la barbacoa empresarial, si lo hicieran en La Moraleja o por ahí... qué tal? Aunque lo mismo serían capaces de quejarse del humo y de que sus "charleses" iban a oler a campamento gitano...! Seguro!

Sintagma in Blue dijo...

Con un par!!

rockdelgo dijo...

En España se nos va la fuerza por la boca amigo...ponemos todos los cojones por delante y somos todos muy bravos; me río: hechos y no palabras.
Un ejemplo: en la tierra de las nenazas condenan a cadena perpetua a los asesinos. Igualito que aquí los hijos de Torquemada...

Más claro, agua dijo...

Claro que sí. Hemos evolucionado. Por las ramas ya sólo se andan los monos :-)

Food and Drugs dijo...

Llámalos nenazas pero hoy misteriosamente el convenio de "mi" empresa salió adelante.
Si es que la superioridad numérica...

Fiebre dijo...

El post es un punto - como todos los tuyos-, pero lo que me ha gustado es el título de la segunda foto.
Sin verla antes, uno se imaginaría la típica foto en que González, con un pinchito en la mano, un cervezón en la otra, descamisao y la corbata ladeada, mira lascivamente el culillo respingón de Pepi la de "Caja".

...Se me va la pinza a veces Land. Sorry.

cosechadel66 dijo...

Por ahí lo han comentado... me da a mí que se nos va la fuerza por... el spray.

Carpe Diem

pon dijo...

Bueno, cuando te quedas en la pajolera calle porque tu contrato es una piltrafa indefinida, tu patrón ha hecho la carambola montando un ERE no para regular sino para dejar en la calle a media plantilla y que la otra media trague con hacer doble trabajo bajo la amenaza del paro, ahorrándose sueldos y aocgiéndose a subvenciones, cuando el patrón vive como diosescristo gracias a la espalda y loa callos de los currantes de la fábrica a pesar de la crisis y esos currantes andan de oficina de paro a cola de desempleo con cincuenta años o con veinte, pues si que te deben dar ganas de hacerte unos pinchos morunos con el costillar del patrón. Y por qué no pintarlo aunque uno no vaya a hacerlo. Si ya no te queda ni el derecho a la pataleta, vamos listos.