viernes, abril 24

Esta chica promete...

Del blog de Iñaki Anasagasti: «Conocí a Rosa Aguilar en el Congreso. Llegó de la mano de Julio Anguita. Nos traía por la calle de la amargura en la Junta de Portavoces. Hablaba mucho, no dejaba pasar una, era muy dogmática, convertía aquellas sesiones de ordenación del debate en auténticos mítines y estaba obsesionada con su imagen y las ruedas de prensa posteriores. Ni que decir sobre sus críticas a Cristina Almeida y Diego López Garrido cuando éstos dejaron IU para irse al PSOE, algo que acaba de hacer ella. Viajé con Rosa a Moscú a una reunión de la UIP y allí pude comprobar que IU se le había quedado pequeña a su ambición. Quería dejar de hacer política, para ella, testimonial, en definitiva, pisar moqueta. Manolo Núñez del PP y yo, nos quedamos extrañados de la crudeza con la que hablaba de su partido. Al poco y siguiendo la estela de Anguita y con el apoyo del PSOE fue elegida alcaldesa de Córdoba. Su trabajo por ésta ciudad, decía, le impedía implicarse más en la gestión de una IU que le pedía dar el paso y ser su cara visible. Ayer no tuvo esos impedimentos y dejó la organización que le había promocionado para dejarles colgados de la brocha. En definitiva, IU, ha sido para ella, solo una escalera. En el tema vasco trató de aproximarse en su día a la solución de la violencia apoyando a Madrazo en su implicación en estos asuntos, llegando a tener charlas con burukides del EBB en Getaria, pero a medida que se acercaba al PSOE se alejaba de Ezker Batua. Hasta hoy. Su salto es calculado. Tiene los ojos puestos en la presidencia de la Junta si Griñán deja de presidirla y, ante el deterioro del PSOE, es la única líder con imagen y trayectoria, para mí mala en lo político, aunque buena en una gestión que ha sabido vender. Terca, perseverante, ambiciosa, lista, de carácter difícil, con rasgos humanos, olfato y visión de la jugada, ésta le ha salido redonda. Pero dejar en la estacada al perrito con pulgas que es hoy IU, mandando un correo a Cayo Lara como despedida, habla mal de su elegancia y de su coherencia y hace que la política, como vocación de servicio, quede a la altura del barro. Una pena.» Sobre el mismo tema: Manuel Harazen en Supersticiones Imagen: Otra Córdoba es Posible

4 comentarios:

Food and Drugs dijo...

La política es así. Futboleramente hablando.

almutacen dijo...

Y sin sonrojarse, pide respeto, le tenemos el mismo que tiene ella por sus electores.Estas buguesitas tienen estas cositas... perdon. ANDALUCIA IMPARABLE. . . . hacia el pesebre comun. Land,recuerda aquello de ...los politicos españoles......

cosechadel66 dijo...

¿De verdad es tan difícil unir las palabras político y coherencia? Que pena.

Carpe Diem

Fiebre dijo...

Pues no le falta al de la ensaimada en la cabeza su punto de razón.

Aunque viniendo de quien viene la crónica, sería aplicable aquello que decía mi abuela:
- "Le dijo la sartén al cazo"...