sábado, marzo 14

41467

Cuarenta y una mil cuatrocientas sesenta y siete.
Ese era el número de fotos que tenía el disco duro Maxtor que veis en la foto. Y se ha estropeado. De repente, casi sin avisar. Menos mal que en ese "aviso previo" se me ocurrió copiar las fotos en otro lugar. Y se han podido salvar. ¡¡Todas!!! Se me pone el vello de punta sólo de pensarlo...

10 comentarios:

Lukas ThyWalls dijo...

Que suerte joio... yo he tenido percances de esos, y he tenido que sudar tinta para no perderlo todo lo que tenía...

isobel dijo...

ufffffffffff, hiciste bien, algunas no aprendemos, besitos

cosechadel66 dijo...

Jo, pues te felicito, de verdad, a mi si me paso lo mismo, me da algo...

Merce dijo...

Voy ahora mismo a hacerme una copia de seguridad de todo...

Luz de Gas dijo...

A mi pasó igual pero sin avisar y tenía una seríe completa en sus cinco temporadas a falta de un capítulo de la primera, con el trabajo que me dió bajarla.

Besos

Efter dijo...

Menos mal!!! De todos modos creo que hay tiendas de informática que rescatan casi todo. Bajo cierto precio, claro.

Edurne dijo...

Que te pase eso es una verdadera pu....!
Pero has sido seleccionado por la suerte y mira, salvados por la campana!
Aleluya! ;)

Random Harvest dijo...

Los discos duros externos son unos cabroncillos. Cuando menos te lo esperas se joden. Eso sí, en la mayoría de los casos los datos son recuperables.

madreselva dijo...

ay, Land, ni las "pérdidas" son auténticas, ahora parece que todo se recupera. Entonces cómo haremos para hacernos fuertes...?¿?
:)

Manu dijo...

eso es un tiro al palo como diria yo.