lunes, febrero 23

Yo quiero verte bailar

En pointe

«Frente a la entrada había una preciosa bailarina de papel. Llevaba una falda rosada de tul y una banda azul sobre la que brillaba una lentejuela. La bailarina tenía los brazos alzados y una pierna levantada hacia atrás, de tal manera que no se le alcanzaba a ver. ¡Era muy hermosa! "Es la chica para mí", pensó el soldadito de plomo, convencido de que a la bailarina le faltaba una pierna como a él. Esa noche, cuando ya todos en la casa se habían ido a dormir, los juguetes comenzaron a divertirse. El cascanueces hacía piruetas mientras que los demás juguetes bailaban y corrían por todas partes. Los únicos juguetes que no se movían eran el soldadito de plomo y la hermosa bailarina de papel. Inmóviles, se miraban el uno al otro.»

Adaptado de: El Valiente Soldadito de Plomo (Den Standhaftige Tinsoldat) Hans Christian Andersen Escritor y poeta danés

Fotografía: En Pointe 
Autor: Landahlauts

5 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Ay los soldaditos de plomo que se fundían en el fuego.

Edurne dijo...

La foto, preciosa.
La historia del soldadito de plomo y la bailarina... tiernísima!
Ayyyys!

cosechadel66 dijo...

A mi me daba una pena de pequeño.... bueno, y ahora, que coño. Uno de mis cuentos preferidos...

Soportándome dijo...

Estarían paralizados por el deseo?
O por las piernas?
Felicidades

BarakKhazad dijo...

tus entradas siempre son buenas :-)
muchas veces, bonitas.
pero esta es preciosa.
;-)