miércoles, enero 21

La gran esperanza negra

Veía a Barack Obama paseando con su mujer por las calles de Washington, mientras era aclamado por sus compatriotas (Memento Mori), una vez investido como cuadragésimo cuarto Presidente de los Estados Unidos de América. Se me ocurrieron algunas reflexiones que quisiera compartir con vosotros:
¿Cuántos de nosotros podríamos pensar, hace un par de años, que un ciudadano negro podría ser Presidente de los Estados Unidos? ¿Cuántos de nosotros podríamos imaginar, después del 11-S, que un ciudadano de nombre "Barack Hussein" y de familia mayoritariamente musulmana, podría ser Presidente de los Estados Unidos? Creo que, prácticamente nadie habría apostado un céntimo porque se dieran, al menos, uno de los dos supuestos. Pues, ahí está Barack Hussein Obama Jr. el cuadragésimo cuarto Presidente de los Estados Unidos de América. El listón, lo ha dejado su antecesor muy, muy bajo (era, ¿cómo era?... Bush, ¿no?). A pesar de ello, mucho me temo que Barack defraudará, en mayor o menor medida, porque son demasiadas las expectativas que se han puesto en él. Pero él y su país (ese que tantas, tantas veces se ha portado de modo prepotente y chulesco con otros países) nos han dado una lección. ¿Algún Jonathan Heredia Maya, gitano y de religión evangelista, para Presidente del Gobierno de España? ¿Y de alguna Comunidad? ¿Vosotros lo veis posible? Yo, sinceramente, no.
Nota: Hoy hay dos anotaciones en La Arbonaida, un 2 x 1 muy especial, no os despistéis!!!

18 comentarios:

sulaco dijo...

Es bueno recordar que es el presidente de un solo país, los Estados Unidos de América y es a ellos a quienes gobierna.

Todos lo miran como si fuera algo que nos concierne pero a nosotros los que nos decepcionan día tras día son aquellos a los que hemos votado en las elecciones de los últimos dieciséis años y han ido poniendo clavo tras clavo en el ataúd en el que nos han encerrado.

Si devuelve la fe a su pueblo no lo habrá hecho nada mal.

Edurne dijo...

Sulaco tiene razón, tal parece que a todos nos fuera la vida en ello, que nosotros, todos los demás habitantes del planeta le hubiéramos dado nuestro voto (en este caso de confianza y desde la distancia...), como si también fuera nuestro presidente, pero... Los EEUU se erigieron, y así lo acataron los demás, como los dueños del mundo, y así funciona la cosa hasta ahora. Por eso nos toca una parte de la tarta (mal haya!)
Yo no creo que nada vaya a cambiar, al menos sustancialmente. Sí, habrá amagos, intentos, palabras, diálogos...
Pero, podrá, le dejarán?
Esperemos, sí!
Los Heredia Amaya Jiménez y demás ciudadanos de etnia gitana, y evangelistas... postulando para presidentes de la piel de toro? Seguro que a nadie s enos ha pasado por la cabeza pero... quién dice: "De este agua no beberé!"?
Ahí queda eso!
Muxus y buena jornada!

Merce dijo...

Si Obama hubiera sido un negro del Bronx, ¿habría llegado a presidente?

Mari Carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mari Carmen dijo...

Siempre se defrauda, Landa. Y más en este caso. Tantos millones de personas, un mundo entero, no es fácil de complacer. Y el tiempo es limitado. El ya lo está diciendo, para que nadie se llame a engaño, y el que avisa no es traidor: cometeré errores.

Yo, particulamente, no creo que cambien grandes cosas. Ojalá me equivoque, pero pasará Obama, llegará otro presidente, y el conflicto palestino seguirá ahí, arrastrándose cual serpiente por el desierto; Afganistán, y las tropas extrajeras, seguirá peleando contra los talibanes por años; Irak tardará mucho en renacer de sus cenizas... y un largo etcétera. Espero que al menos contente a parte de sus ciudadanos con mejoras sociales.

Y es cierto, era algo impensable que un día pudiera llegar un hombre negro a la Casa Blanca, pero a mi lo que me me fastidia es precisamente que a estas alturas todavía se tenga que pensar así, cuando lo normal debería ser que cualquier ciudadano norteamericano, ya fuera de origen asiático, africano, europeo, tuviera la religión que tuviera... pudiera llegar a ser presidente de los Estados Unidos.

Yo espero, pues, que toda la expectación y la ilusión generada en la gente por Obama sea por algo más que porque sea el primer presidente negro de los EEUU.

Un abrazo

Efter dijo...

Bueno, pero la Leti es un antes y un después :D Ahora, primero que empiecen con Leonor reina de España. Luego con la república. Después con los Montoya. Paso a paso. Y si después de Montoya viene la primera presidenta transexual, ya el acabóse.

cosechadel66 dijo...

Yo creo que tienes razón en esas preguntas que lanzas, y que eso supone un avance inimaginable. Loq ue venga ahora... pues ya veremos. Pero empieza bien.

Saludos

Suntzu dijo...

Yo tampoco lo veo.
Y desde luego, creo que al final Obama va a ser más conservador de lo que parece a simple vista. No lo tiene fácil.

Anabel dijo...

Pues yo creo que sí, que ha conseguido hacer algo importante, unir de nuevo a un país, imprimir confianza, ilusión y sentido común. Lo ha dejado claro, ahora es "trabajo de todos conseguirlo".Y sí, sus decisiones afectan al mundo.

Pero aqui...Cómo lo tenemos? muchas promesas pero el paro por las nubes, no dan créditos a nadie, los alquileres por las nubes, muchas familias no llegan a final de mes...¿qué van a hacer los nuestros?

pon dijo...

Confundimos a los demócratas amerianos con poco menos que izquierdistas europeos, y no tienen nada que ver. La única diferencia entre ellos y los republicanos es el tinte de lo social dentro de su país y poco más. El resto, nada nuevo bajo el sol. Bueno que son más estilosos y modernos.
A mi me impacta más el pueblo que le ha votado siendo negro el candidato. Me pregunto si hubiera ganado con otro antecesor.

Por lo demás con un presidente catalán yo ya me conformaría, vamos por imaginar de largo.

Más claro, agua dijo...

Después de la gestión de su antecesor, el pueblo americano habría votado hasta al Pato Donald si esa fuera la única alternativa... ;-)

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

¿Alguien podría pensar ahora que Manuela Trasobares será la primera presi de la República, o Esperanza Aguirre? Pues agárrate, so romántico:-)
Yo si pensaba que ésto podría suceder ¿Por qué no? Mira Condoleeza ya era vice-presi...Tampoco nadie pensaba lo de la Thatcher cuando ganó (una mujer), y mira "qué machote de mala follá" nos salió...
Obras son amores, que dice el refrán, o como dicen en Caí (que no en Graná, que Andalucía es mú grande): "poco lerele y mucho lirili"...Con ésto quiero decir, que hay cien días de gracia siempre, y que lo importante ya no es su color (sólo), sino que sea práctico y lo haga bien...
A partir de los 30, yo ya "no me creí ná" (es lo que tengo): a mí ya sabes lo que me ilusiona, pá que te voy a decir otra cosa (un dios del Olimpo...y aún así a veces me quedo dormido...)...
Estoy bastante con lo que dice Pon, aunque le recuerdo (por mi perfeccionismo-neurótico), que ya hemos tenido un vice-presi catalán: Narcís Serra...y muchos catalanes con más poder que algunos ministros...
Siempre he admirado más tu parte romántica que activista, es verdad...Y sobre todo tu parte artística (tus fotos es que aparte de todo, son únicas en la blogosfera): Un Juan de Dios Ramírez-Heredia (que ya está en la C.E.E) ¿Por qué no, tampoco? Claro que sí, pero si es un palabrero que vende mantas y duros a cuatro pesetas ¿Qué más da que sea payo, que calé, qué mujer, qué chino? Pero si todos los políticos son iguales...
Menudo "Speech", que vamos, que estoy con Pon: Que Gandhi no va a ser tampoco...
Parné, parné y parné, lo que hay que vé: la "Coronación" de Bush costó $40 millones (de dolarillos), la de Obama: $140 y aún no están cerrados los cálculos...
No, si lo que yo digo e intuyo: que eres un "romántico"...¿Sabes? Está bien eso, no me parece mal, me parece bien. Esa sensibilidad me parece muy bien.
Sin embargo, te recomiendo (no sé, es olfato más que nada), una "ilusión contenida": ya sabes que la política, "es el arte de lo posible", más que de la utopía (ojalá...)
Abrazos, nene, que te tenía medio abandonao. Que veas que te suelto una conferencia, chiquillo, ayy como soy, es que estreno teclao, que tenía uno chino, más malo que un remedio.

Io dijo...

Yo, desde luego, no hubiese apostado por ello. Algo ha cambiado ya. Es un primer paso.

Con que lleve a cabo la mitad de lo que ha prometido me doy por contenta. Y luego que le renueven el mandato a ver si consigue la otra mitad.

Yo creo que Estados Unidos, nos guste o no, sigue teniendo mucha influencia sobre el mundo occidental. Así que ojalá tenga suerte y nosotros nos hagamos eco de ello.

Mil besos!

Peritoni dijo...

Yo también asistí al evento y la verdad es que estos yankis logran emocionarme y no sólo con las películas.
Me parece que son únicos, para lo bueno y para lo malo, y que no podemos compararlos con nada que conozcamos en Europa.
Y no sé por qué no un Zapatero de ascendencia gitana, podría pasar, eres un poco racista imaginando al gitano típico de los mercadillos...jajajaja

Luna Azul dijo...

Impensable desde luego, pero ahí está y por lo menos creo que ha conseguido ilusionar. Pero no sé como acabará ya que tiene muchos y serios problemas por delante.
Nos guste o no, también influirán sus decisiones en el resto del mundo.
Y lo de Jonathan Heredia Maya vamos que no lo veo.
Un abrazo.

Uno dijo...

También Hitler fue elegido democráticamente en Alemania. Son épocas y campañas publicitarias bien orquestadas. La abuela de Obama, era de un blanco cegador.

Por otro lado, la población negra en Estados Unidos es mucho mayor en porcentaje que la gitana en España que es un 2% aproximadamente. Son menos para que salga un candidato significativo y menos para dar su apoyo.

Ha habido los fenómenos "Chicholina", Jesús Gil, Ciquiliquatre. La gente es muy voluble y se apunta a modas.

Espero que Obama sea bueno, pero creo que será como Clinton del que se esperaba mucho y resultó otro más de lo mismo, con historieta de película universitaria cachonda.

Saludos

Arwen dijo...

Y si es mujer ya ni te cuento...

Novicia Dalila dijo...

Un gitano jamás será presidente de nuestro gobierno. Y si es evangelista o testigo de gehová, menos. No estamos preparados psicológicamente para algo así.