viernes, enero 2

El aburrido niño pulcro

Jugando en la arena
Fui un niño 'raro'. No recuerdo haber jugado con la arena del parque jamás. ¿El motivo? odiaba las manchas. La idea de llenarme las manos de polvo, ensuciarme las uñas o la ropa... me ponía nervioso. Y no lo hice nunca. Fui un aburrido niño pulcro. Por eso, el otro día, paseando por la Plaza de Bib-rambla, cuando vi a esta pequeña excavadora... me emocioné. Vi la posibilidad de recuperar la parte perdida de mi infancia. Me imaginé a mi mismo subido a esa miniexcavadora: amontonando arena, aplanándola, moviéndola de un lado a otro, haciendo un túnel o un castillo para los Playmobil... Y todo ello de modo aséptico, cómodo y funcional. Creo que ya he decidido lo que voy a pedir a los Reyes Magos: la miniexcavadora Kubota U10-3: "...solo 990 kgs de una máquina ultracompacta, sin saliente posterior, con el radio de giro ultracorto y muy fácil de utilizar...". Lo dicho, mi regalo de Reyes. Fotografía: Jugando en la arena Autor: Landahlauts

32 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Uy, pues yo he jugado en la arena tanto, tanto, tanto, que no sabes cómo lo echo de menos. Ojalá volviera por las playas de Motril, o las de Fuentebravía, en Cádiz, para llenarme completamente de arena de nuevo.

Un abrazo

Landahlauts dijo...

En la playa sí! Ahí sí que jugaba: no tenía ropa que manchar y el mar estaba al lado para quedarte limpio...
Y lo sigo haciendo.

Un abrazo, Mari Carmen.

Efter dijo...

También puede ser útil para coger cosas de un altillo, para sacarse sobresueldos bajando gatos de árboles... Creo que la vas a amortizar rápido!!

Merce dijo...

Yo también era una niña que nunca se manchaba.
Yo también era una niña pulcra. Incluso en la playa pedía permiso para sentarme en la arena.
Si te traen los reyes la excavadora, ¿me darás una vuelta?

Landahlauts dijo...

Claro que te daré una vuelta!!!

"...si los Reyes te traen..." ¿lo pones en duda? He sido muy bueno...

Merce dijo...

Bien!!! ¿tengo que llevar casco? ;-)

Landahlauts dijo...

No. ¿Has visto los obreros? Un gorro de lana para que no se enfríen las orejas es suficiente. Y no te preocupes... viene media docena de gorros de regalo.

Más claro, agua dijo...

Sospecho que en verano va a haber bofetadas por jugar contigo en la playa... :-) Voy reservando sitio en el chiringuito para no perderme el espectáculo :-D

cosechadel66 dijo...

Dios!!! Y yo quiero el camión volquete. Claro, que en Madrid, tampoco voy a ser una excepción... Será por obras...

Un saludo.

isa dijo...

jajajaja eso esta muy bien, que no pierdas las ganas de jugar, besos

Eponine dijo...

¿Sabes que es lo curioso de los niños aburridos y limpios? Que cuando crecen se vuelven muy cochinos y juguetones ¡demostrado!

Feliz añoooo ;)

Landahlauts dijo...

Efter:
No es mala idea. Si la necesitas... está a tu disposición.

Eduardo:
Tu de capataz, ¿no? controlando desde la sombrita...

Cosechadel66:
Pues con tu camión volquete y mi miniexcavadora... imagínate lo bien que lo podríamos pasar!!!

Isa:
¿Verdad? Eso me digo yo a mi mismo... :)

Eponine:
¡¡Sí!! Sí que lo sé!!! ;)

Feliz año y bienvenida!

Manolo dijo...

Menos mal que la excavadora es pequeñita y de andar por casa, porque si hubieras visto las obras de Madrid y te hubieras encariñado de una tuneladora...

Un saludo

Soportándome dijo...

Pues nunca es tarde si la "arena" es buena

Peritoni dijo...

Vaya regalazo!, y te sirve para hacer bricolage, jajjaja

Perséfone dijo...

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena ¿no? Jeje

Siempre fui una gran aficionada a jugar con la arena. De hecho, a is 24 años, aún sigo construyendo castillos cada vez que me acerco a la orilla del mar.

Y de vez en cuando, hasta me atrevo a hacer alguno que otro en el aire...

Encontré tu blog por casualidad y la verdad es que me ha encantado.

Un saludo.

DR. FREUD dijo...

Puede que haya tenido miedo a la suciedad (de la etapa anal probablemente). Pero lo de aburrido lo dudo mucho. Abrazos

pon dijo...

Jooo me la pido pa reyes!!!!

madreselva dijo...

PERFECTO Land. Perfecto...!!
Si no es mucho pedir, podrías sacarle una foto cuando esté SOBRE tus zapatos?¿

Cruzcampero dijo...

Casi mil kilos pesa el cacharrín ese? Cualquiera lo diría.
Tu madre debía estar superfeliz de que fueras así, a la mia la traía por la calle de la amargura porque era según ella ¡mas guarro que una obra!

Uno dijo...

De niño, y aun ahora, me pasaba iba igual que a ti. Tenía autentico repelús a mancharme y ensuciar mis ropas. El otro día vi una película en que a unos individuos los pulverizaban con estiércol y luego entraban en una casa, pringados como iban. Me horrorizó (y no por el estiércol que cubría y decoraba), no podía en pensar en otra cosa que como limpiarlos sin machar su alrededor... una manguera en el exterior, poner bolsas en suelo,...
:-)

Creo que pides un buen regalo para reyes, espero que te lo traigan (pobre camello que lo cargue). Yo me pediría, en la misma línea, un traje que repela la suciedad.

Saludos

Io dijo...

Jo, pues yo me ponía perdida. Me encantaba hacer el bestia jugando a coronar el montón de arena de la obra de al lado. Y excavar túneles de un lado a otro.

Alguna vez se nos debería permitir volver a hacer algo así, siendo ya adultos. Porque cada vez que paso por delante de un montón de arena, me entran unas ganas...

Un abrazo y muchos besos. Y mis mejores deseos para el año recién estrenado!

bornne dijo...

Pues ten cuidado, Landahlauts, porque yo nunca jugué con muñecos y, ahora, fíjate, día a día con ellos. ¡Y eso que no se los pedí a los Reyes!

Como te la traigan, te veo, por lo menos, acabando tú solito la "interminable" Sagrada Familia de Gaudí... :P :P

¡Un abrazo!

Arwen dijo...

Ya nos dirás si te la traen... Seguro que mola.
De pequeña sí que jugaba en la arena, aunque nunca me gustó ser una croqueta humana, pero ahora no lo soporto, me pone de los nervios... Creo que quiero otra excavadora.

efenavarro dijo...

Pues ya puestos puedes, también, cambiarle el aceite, la valvolina o las trócolas. Verás que divertido es mancharse.
Un abrazo.

Suntzu dijo...

Yo necesitaría una la mar de grande para poder excavar agujeros en la tierra cada vez que meto la pata por bocazas. La de veces que tengo ganas de que me trague la tierra, madre...

¿No jugabas con la tierra? Pues yo era una auténtica cochina, me ponía perdida con todo lo que pillaba. Y si hablamos de las cosas que he comido (jugaba a las brujas en vez de alas casitas y me hacía brebajes y ungüentos con toda hierba que me encontraba por los campos), ya ni te cuento. De hecho acabo de caer en la cuenta de que es un milagro que siga viva...

Luna Azul dijo...

Oño pues a ver como te la traen!!!! 990 kgs. Jo que pasen primero por mi casa porfa que si no, veo que me quedo sin mi regalo.
Pobres camellos.
Un abrazo

Edurne dijo...

Jajajajaja!
Pues pide, pide... lo mismo un año de estos te llega el regalito reconvertido en forma de... no sé cualquier cosita, y una notita aclaratoria diciendo que se les habían terminado las excavadoras... ya sabes, justificaciones!
Muxus!

Novicia Dalila dijo...

Pues yo era de las que se encenizaban de arriba abajo y además casi siempre volvía a casa con alguna herida en las rodillas o en los codos...
Ya no soy así, menos mal, pero de todas formas, yo le pediría a los Reyes un jacuzzi de esos con miles de chorros, enorme, por si invito a algún amiguito a jugar, un frasco de sales de baño afrodisiacas - si existen, que no lo sé - y un juego de toallas de esas tan mulliditas y suaves para después...

Yo también he sido buena, así que voy a ir tirando el tabique del baño para que me quepa el jacuzzi :D

Espero que tus deseos se cumplan, Lan ;)

Un beso

Anabel dijo...

qué chulada de regalo!!! vas a ser la envídia de la playa! creo que supervisaré junto a Eduardo las labores desde el chiringuito...

belona dijo...

Eras pulcro de pequeño y por lo visto lo sigues siendo de mayor. Ya habrá otros que se manchen las manos por ti... no?

pe-jota dijo...

Pero si a todos nos encantaba ponernos hechos unos zorros, y aún más si estrenabas ropa, bueno yo era bastante rebelde.