jueves, enero 1

An der schönen blauen Donau


Hoy suena en La Arbonaida El Danubio Azul (An der schönen blauen Donau op. 314) el vals compuesto por Johann Strauss (hijo) en 1867. De los más de cuatrocientos valses que compuso Strauss, este es el más conocido. Forma parte de las piezas habituales interpretadas en el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena (Das Neujahrskonzert der Wiener Philharmoniker)

Suena como regalo musical de Año Nuevo a todos los que pasáis por aquí.

La interpretación que podéis ver es la grabada en el del año 2005, en el que la Filarmónica de Viena fue dirigida por Lorin Maazel. Este es el enlace:





La foto no es mía. Ya quisiera yo:
Fotografía: Para ti
Autor: ricondeseca

10 comentarios:

Soportándome dijo...

Marieta está vomitando todavía en el baño. Benió demasiado. Pero los dos te deseamos un genial 2009. POr cierto, prefiero la foto. Besos!

isa dijo...

es uno de los regalos que me gustaría hacer a una buena amiga, invitarla al concierto de año nuevo, pero de momento no me toco la lotería, besos

pon dijo...

Gracias hombre.

Strauss se revuelve en su tumba cada 1 de enero.

belona dijo...

Jooo pues yo no he oído nada..y mira que te pinchado por todos los sitios posibles. ¡Lo dicho, mis orejas!!!

Suntzu dijo...

Quién estuviera allí...

madreselva dijo...

Me cansa un poco la oferta de alimentos por estos días, y me surge la pregunta, NADIE ESCUCHA MÚSICA...paso por aquí, y... la exquisitez...
Cariños Land.

Melba dijo...

Gracias, me encantan los valses de Strauss, especialmente éste.

Que el nuevo año traiga sorpresas gratas.

Salud♥s

Jorge S. King dijo...

Excelente, me gustan los valses y las obras de Staruss. Muy feliz año. Saludos Santiagueños, from Asunción.

Edurne dijo...

No me lo pierdo ni un año, y no veas cómo bailo el Danubio por el pasillo!
Feliz Año!... a ritmo de vals!

sulaco dijo...

Feliz año a tí también. Siempre que escucho esto me acuerdo del día que visité el lugar en el que nace el Danubio, en la Selva Negra. Uno de mis amigos vivía allí y estuve pasando un fin de semana largo con él y su familia. Un sitio idílico.