miércoles, noviembre 19

El Anarcoburgués

Lo bueno de ser joven, entre otras cosas, es que siempre tienes claro "quienes son los buenos" y "quienes lo malos". Me explico: tienes unas ideas, políticas por ejemplo, y sabes que esas son las buenas y que las demás son las malas. Las cosas son blancas o negras. Esto, es muy práctico en una edad en que usas más el corazón que la cabeza. Los años te van haciendo descubrir una rica gama de grises: no todo es malo ni todo es bueno. Supongo que si el adolescente que fui hace unos años conociera al adulto que soy hoy, diría de él que es un "anarcoburgués" gilipollas. Lo bueno que tiene la madurez es, que te da igual lo que piensen los demás de ti, incluso... lo que tú pensarías de ti mismo.

16 comentarios:

Landahlauts dijo...

Es refrito, pero no ha perdido vigencia.

Más claro, agua dijo...

Si acaso, serías un "anarcogranaíno". Porque tú de Burgos no eres, ¿verdad? :-)

Melba dijo...

De acuerdo contigo. Salud♥s

Peritoni dijo...

Uy, sigo siendo joven entonces, aún lo veo todo o negro o blanco...

Edurne dijo...

Tienes más razón que un santo (que debe ser la leche!)
Ahora entiendo actitudes que antes me parecían incomprensibles...
saluditos!

pon dijo...

Me pasa como a Peri, aún hay muchas cosas en blanco y negro y tengo bastante claro en algunas cuestiones quienes son los buenos y quienes los malos. A ver si va a ser que no he madurado, pero si envejecido. Caramba.

Arwen dijo...

Evolucionar es lo que tiene. De todas formas, mi joven yo no me criticaría, pero fliparía un poquito con algunas cosas. Lo flipo ahora jajaja.

bornne dijo...

Jejeje... Me han gustado mucho tus últimas frases y, de unos años a aquí, es de las cosas que más voy agradeciendo :)

Luna Azul dijo...

Me pasa como a peritoni y a pon, que todavía veo algunas cosas o blanco o negro.
Y falta de años seguro que no es eh? juer será entonces que no he madurado? Ainssssssss.

pau dijo...

Y con los años... porque eres joven todavía, vuelves a separar lo bueno de lo malo con el agravante del miedo.
Y es que lo malo, si es útil no es tan malo; y lo bueno, si perjudica el bolsillo deja de ser tan bueno.

Merce dijo...

Uyyy, me acuerdo de una que conocí hace 20 años, y se creía que lo sabía todo... y resulta que nno tenía ni idea de nada...

madreselva dijo...

y con muchos más años, te preocupas porque los anteojos, al menos te sirvan para ver los autos.
:)

iván dijo...

Por suerte era bastante maduro en la adolescencia. Más alocado, sí. Pero veía la vida casi de la misma manera. Quizá con 0,5 de miopía. Pero poco más. Y creo que era más desgracia que suerte.

miguel dijo...

Soy joven y veo grises (como diría Toni Alcántara en Cuéntame). Así que no estoy (totalmente) de acuerdo contigo.

Ojalá todo lo negro pasara a gris y todo lo gris a blanco, porque mayoritariamente creo que vivo en un mundo gris y negro.

Novicia Dalila dijo...

A mi me encantó esa época de mi vida. Por lo radical, por lo poco que me importaba lo que pensaran de mí... No es que ahora me importe mucho, pero procuro mantener un poco las formas y adaptarme al medio.. por lo menos no desentonar. No por mí, sino por mis hijos...

Suntzu dijo...

Brindo por eso. Yo tampoco tengo nada que ver con la que era a los 15.