miércoles, octubre 8

El Patibulomóvil

China, ese país tan fascinante para algunos, heredero de una cultura milenaria, misterioso, sorprendente... y todas esas zarandajas, no es sino uno de los lugares del mundo donde menos valor tiene la vida humana.

Sí, ya sé, están experimentando grandes cambios. Están evolucionando (al menos en lo económico) y probablemente lleguen algún día a tener, por ejemplo, libertad de expresión o de culto.

Quizás, esto, forme parte de su adaptación a los nuevos tiempos y de la idea de respeto al ser humano que están incorporando los dirigentes chinos:
Podría parecer que es uno de esos bibliobuses que llevan la cultura a los pueblos más alejados de las ciudades. En realidad se trata de una sala de ejecuciones móvil. El gobierno de la República Popular de China dispone de una flota de estas prácticas y elegantes furgonetas mediante las cuales va ejecutando sentencias de muerte a lo largo y ancho de todo el país. Una especie de repartidores de pizza pero, que en vez de pizza, reparten inyecciones letales entre los condenados a muerte.

Consiguen así, no cabe duda, un enorme ahorro en medios y personal (al no tener que desplazar al reo a ciudades más grandes) y también consiguen que el condenado pueda morir en su propio pueblo algo que, sin duda, le debe de hacer enormemente feliz.

Tiene algún inconveniente: se pierde el bello y popular espectáculo de una ejecución multitudinaria en plaza pública, con lo que tiene eso de ejemplarizante y lo que gusta al pueblo llano.

«- Niño, ¿dónde vas? Que tienes que hacer los deberes...

- Ahora vengo, madre, que voy a ver si llego a tiempo de ver alguna ejecución, que hoy es miércoles y toca...

- ¡¡A ver a que hora vienes, que no quiero que me pierdas la tarde!!»

Cultura milenaria... ¡venga ya!

Vía: Vida China (la foto también procede de ahí)
+info: ips noticias

15 comentarios:

Merce dijo...

Esto es broma, no?
Me gustaría que me dijeras que sí, pero estoy segura de que no es broma. Es muy fuerte... pero... mientras tantos les seguimos aplaudiendo, o le siguen... conveniencias, que más da unos pocos muertos... con tantos miles de millones... ¡qué asco!

Más claro, agua dijo...

¿Hay alguna previsión de que vengan de visita a España? Me gustaría comprarle una entrada a mi cuñado...

:-)

Edurne dijo...

Se me pusieron los pelos de punta, oiga... y a estas horas! Pues vaya con los chinos, vaya, vaya...!

sulaco dijo...

De los chinos me lo puedo creer todo. Un amigo mío de ese país dice que si no fuera por la prensa occidental, hace ya tiempo que habrían solucionado definitivamente el problema del Tibet. Allí son 6 millones y ellos son más de mil millones. Por supuesto para solucionarlo necesitarían unos cuantos autobuses más.

Efter dijo...

Me dejas sin palabras, Landahauts...

Novicia Dalila dijo...

Es horroroso.
No puede ser cierto. Es imposible. Aunque qué se puede esperar de un país donde les cobran a los familiares las balas del fusilamiento de sus muertos??
Y mientras, los grandes, mirando para otro lado...

Tu diálogo me ha recordado a "La vida de Brian", cuando él y su madre van a una lapidación y van al puesto a comprar piedras (de pico, planas.... de esas deme 3). Pero eso era una película y esto, al parecer, una realidad abominable.

Marta Arrufat dijo...

Espeluznante, creo que es de lo más retorcido que puede haber, que HORROR!

bornne dijo...

Muchas veces pienso en la cantidad de atrocidades que deben ocurrir en el mundo y no nos enteramos.

Ésta es una de ellas.

Un abrazo.

Uno dijo...

La muerte servida a domicilio. Tele-muerte. "Su ejecución, gracias".

Da igual la forma en que se haga el error/horror es condenar a muerte a una persona.

Saludos

LOLA GRACIA dijo...

Qué triste...y qué horror...no quiero ir a China.

Luna Azul dijo...

Otra salvajada más añadida a la lista y van??????
Saludos

pon dijo...

Juraría que dejé un comentario, el primer, pero ha debido ser un lapsus.

¿Qué diferencia hay entre el patíbulomóvil y las plazas de toros portátiles?.

Hathor dijo...

"En ninguna parte de Europa he visto un pueblo tan maltratado por las autoridades como en España", esto lo escribio Blaise Cendrars en 1950 sobre España, claro que entonces lo que había era una dictadura militar, y la libertad de las personas brillaba por su ausencia. Menos mal que algo a mejorado la situación desde entonces...
Lo que quiero decir, es que realmente me parece despreciable y atroz todos los crímenes que el régimen chino comete con sus ciudadanos, y creo que esta bien de que estos de denuncien.
Ahora bien, lo que no entiendo es porque su comentario desprende tanto desprecio hacia la cultura China en general, o por lo menos eso es lo que me ha parecido

Suntzu dijo...

¿Esto es en serio? No me lo puedo creer. ¿Darán boleto también a los hijos de más que tengan determinadas familias? ¿Y a los disidentes? ¿Y a todo bicho viviente que no se ajuste a sus reglas? No sé yo, pero el bus se les va a quedar pequeñín, pequeñín.

Landahlauts dijo...

No es broma, en absoluto. Y no es una furgoneta. Son muchas (imaginando las cantidades que se manejan para todo en China...).
Y algo más: las furgonetas forman parte de un plan del Gobierno de China para dejar de hacer las ejecuciones públicas (algo muy criticado por asociaciones de derechos humanos). Así que venden la historia de la furgonetas como un logro en los derechos humanos.

Y no Hathor, no hay desprecio hacia la cultura china. Hay desprecio hacia esa visión tan parcial (de agencia de viajes, que la llamo yo) que nos quiere vender China sólo como eso: un país rico y heredero de una cultura milenaria.
Además de la cultura milenaria, está su falta de respeto por los derechos humanos, por la vida de las niñas, por el medio ambiente, por el trabajo digno...

Saludos a todas/os y gracias por vuestros comentarios.