lunes, septiembre 15

Mentes lúcidas

Short Steps
Landahlauts: «Bueno, pues, que siga usted así de bien, Señora María.»  
Señora María: «Pues sí. Y que cuando no sea así, que no tarde mucho en irme.»

La Señora María tiene 89 años: una salud envidiable y una lucidez que para mi la quisiera yo. Y, como podéis ver... también tiene las cosas muy claras.

Fotografía: Short Steps  
Autor: Landahlauts

15 comentarios:

Luna Carmesi dijo...

Y yo que digo que pensamientos como los de Maria harian florecer polemica desde algún partido politico...

:-/

Merce dijo...

Yo ese aspecto lo tengo tan claro como la señora María. Mientras esté bien, no hay prisa... en cuanto la cosa falle, y los fallos sean muy gordos...casi mejor me despido...eso sí, nunca antes de los 90... ¡ay!, qué mal rollo me está entrando...

Emilio dijo...

Envidiable, ser consciente de su propia salud a los 89. Lo de querer retirarse pronto cuando "fallen" es normal oírlo entre los ancianos, lo tienen claro, más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Más claro, agua dijo...

Da gusto... Ya firmaba yo, ya... ;-)

MM de planetamurciano.tk dijo...

¿ Ha hecho ya las maletas pa ver a la más grande o está ya de camino?

Marta Arrufat dijo...

me daba con un canto en los dientes yo para estar como la señora María a su edad, auqnue lo dudo, con la de excesos que acechan ( y no me refiero a los de siempre) sino al estres, a la alimentación, a mil cosas más. Olé por la señroa María, que hay algunos y algunas que con 40 menos ya han perdido el norte. Saludos, que tal el concierto? o cuando es? De todas formas, pasaló bien. Ya cuentas.

Landahlauts dijo...

Luna Carmesí:
Creo que sí. A mi lo que más me sorprendió fue lo claro que lo tenía y cómo lo dijo.

Merce:
Los noventa? eso son muchos, ¿no? No sé si a mi me gustaría tanto...

Emilio:
Claro sí que lo tenía, mucho.

Eduardo:
Anda que no... dando tu caminatas por el Paseo Andrés Segovia, tu cervecica en "La Sardina"... como un rey.

MM:
No!!! Estoy preparándome. Nervioso, porque ha coincidido además con los primeros días de clase de losniños... un follón. Tengo más nervios que los mercados bursátiles!!!!

Marta:
Es mañana, lo pasaré bien, espero. Gracias!!!! Ya os contaré.



Mañana publicaré algo pero será algo que deje preparado. Para no me echen de menos!!!

Manolo dijo...

¡Cuánto nos queda aprender de nuestros abuelos!

Un saludo

pon dijo...

Pues si, ojalá sea así como ella quiere que es lo importante.

Edurne dijo...

Mis abuelas, ambas dos, nonagenarias; la una se fue con 92 después de un año y medio subida en otra nube, y eso fue lo más triste...
La otra se me fue hace siete años y con 95, diciéndome "hasta mañana hija, y tranquila..." una pancreatitis se la llevó en dos días. Y ella lo supo, supo qe ya era la hora, y como una rosa, guapa a rabiar, con esos ojos azules que se gastaba...!
Pero irse, ni pizca de ganas, que de eso no tenía ni pizca de ganas, sólo que, imagino yo, cuando lo ves, cuando te das cuenta de que es el momento... y que no hay nada que hacer, pues eso, apechugar y marcharse en paz!
De mis abuelos, también tengo las anécdotas para contar. El uno se fue con 81, con la cabeza un poco del revés el último año, y le dijo a la abuela que le pusiera unas piedras en los bolsillos del traje de la mortaja, no fuera a ser que se despertara y... Ahí le vino el ramalazo lúcido!
Y el otro, con 79 y con otro medio año "raro", escapándose en pijama (su famoso pijama verde) y con el carné del Athletic en el bolsillo de la chaquetilla para ir a San Mamés... Cayó en coma los dos últimos días, pero yo me empeñaba en hablar y hablar con él... al final, debió de ser que me puse tan peasada que me soltó un BAI (sí, en Euskera) como de ultratumba que me dejó helada, y zas... con su mano entre la mía se despidió!

Y perdón por lo extenso, pero es que en lo tocante a mis abuelos... no lo puedo remediar, me acuerdo tanto de ellos! Además me da una llorera de esas tontas, con moquillo y todo!
Sorry!

Ya quisiera yo tener la lucidez suficiente como para poder decidir llegado el momento!

Y cambiando... "mañana, mañanananannana mañana, mañan, mañan, maaañaaanaaaa!"
jajajaja! Ya nos contará usted! Y no se desmelene demasié, que mire usté que es un padre de familia, que qué van a decir sus peques...!
Pues que lo disfrute a tope!

Suntzu dijo...

Yo lo firmo.
¡Hasta mañana!

Luna Azul dijo...

Jo ahora mismo firmo eso para mi misma. No dar guerra a nadie y que yo no sufra y tenga la cabeza lúcida.
Un abrazo

Uno dijo...

Que envidia tener esa edad y esa lucidez. Soy de la misma opinión cuando la vida ya no es vida mejor pasar a otra cosa.

Hace unos días escuché una entrevista en la radio a Carrillo, 94 añitos tiene, y al margen de sus ideas políticas y filosóficas que se pueden compartir o no, el hombre mantiene una claridad mental increíble. Anonadado me dejo.

Saludos

quetemeto dijo...

cuando algo no esta bien, ams vale poner remedio rapido

Novicia Dalila dijo...

Pues yo conozco otra, que casualmente también se llama María, y con un puñao de años igual, que es viuda por partida doble, y cuando la preguntan que si echa a alguno de sus maridos de menos, dice: "Mucho, hija, mucho. A los dos... ¡¡pero que me esperen muchos años¡¡¡

Y está la tía como un roble... Igual pasado mañana le da un jamacuco y se muere, pero de momento está como una flor y yo creo que esta no es de las que en cuento se sienta mal pida a gritos que dios (y sus maridos) la lleven con ellos...

Creo que todos pensamos así, como tu "Maria", hasta que nos llega la hora... Entonces lo más habitual es que nos agarremos a la vida como a clavo ardiendo, porque realmente no sabemos qué nos espera después... Bueno, algunos dicen que sí, y me da envidia, pero la mayoría, damos el paso a ciegas y eso cuesta...