miércoles, julio 2

El Cenador de la Poesía: Juan Rejano

Campos de Loja
Van cuatro jinetes
por la lejanía.

Largas capas negras,
negras sombras íntimas.

(Si yo me alejara,
¿tú me olvidarías?)

Se oscurece el campo
bajo la llovizna.

Altas sierras negras,
negras las encinas.

(Si estuviera ausente,
¿tú me olvidarías?)

Tañe la campana
de una vieja ermita.

Campanadas negras,
negra despedida.

(Si yo me muriera,
¿tú me olvidarías?)

… Los cuatro jinetes
por el campo oscuro
bajo la llovizna.



Poema Canción Segunda
Juan Rejano Porras (1903-1976)
Poeta Andaluz, de Puente Genil




Fotografía: Campos de Loja 
Autor: Landahlauts
 

10 comentarios:

Edurne dijo...

Joooo! Qué belleza, qué tristeza!
Pero qué belleza en las palabras, en la recreación del ambiente... en la pena, en el amor, en la ausencia, el olvido y la muerte... qué bello!

elbuenaviador dijo...

Me crié entre olivos, soy de secano...y me encanta el paisaje, esa inmensidad verde oliva, seca y con un sentido del humor de lo más terruñero (que diría Blas de Otero).
El tren Granada-Sevilla me deparó una sorpresa, alguien con quien discutir sobre el paisaje. Defendía que resultaba tan monótono que no ver otra cosa le alarmaba.
[...]
Guardando la compostura, tirando el hilo, descubrí que lo que echaba en falta eran encinas, cerdos y los paisajes propios de una dehesa...El mozo era extremeño (tierra por la que siento una enorme simpatía) por eso no se sentía en su salsa.

Al final tuve que sentenciar:

"Chacho, las cosas son distintas cuando bajas del tren y dejas que tus piernas se curtan subiendo y bajando montes de olivos, el bálsamo olivarero hace sus efectos desde el origen, desde las ramas, desde la flor..."

Supongo que no lo hizo...siempre le quedará el aceite.

Saludos aéreos.

"...Los cuatro jinetes
por el campo oscuro
bajo la llovizna"

Nada como el olor a tierra mojada después de un verano implacable.

diariodeunamujersola dijo...

un caballo....una sierra...la llovizna...y si me alejara quien...en mi pensara??..largas capas negras,que ocultan sentimientos....oscuros..perdidos,tras las largas ondas de sus capas,que se arrastran por la yerba mojada....como queriendo limpiar con el agua sus intimos secretos....viejas hermitas,con antiguos secretos de amores prohibidos,de sentimientos cautivos....gritan con sus campanas que lo saben todo....y los jinetes se alejan en la oscura tiniebla de sus propios pecados........otra vez felicitaciones landa....besos

pon dijo...

Qué bien se está en tu cenador.

bornne dijo...

¡Qué bonita entrada! Felicito, también, a las poetas aquí presentes (me han dejado impresionada, de veras).

Saludos.

ISOBEL dijo...

si es que aun estoy volando por la foto, besos

madreselva dijo...

ah, que suerte, PON nombra al cenador. Adhiero.

Landahlauts dijo...

Edurne:
Es precioso sí. Pertenece a uno de esos autores andaluces que murieron en el exilio y en el olvido.

Aviador:
Un paisaje así sólo lo comprende el que lo ha vivido.
Quizás el Chacho extremeño lo acabó viviendo y le acabaría haciendo efecto el bálsamo olivarero.
Precioso lo que has contado, casi me dio el olor a tierra mojada.

Diariodeunamujersola:
Esas preguntas, tan habituales en un sentimiento como el amor.
Me alegra que te guste. Saludos.

Pon:
¿Se está bien, no? Y es un lugar fresquito. En estos días se agradece.

Bornne:
¿Has visto? Lo mejor de La Arbonaida, sin duda, sus lectores.

Isobel:
¿Te gusta? Pues... poco después me cayó un tormentazo. Pero fue un día genial.

Madreselva:
Tienes un sitio reservado, con tu nombre.

Suntzu dijo...

Qué foto, Landa. Qué foto. Impresionante, de verdad. De paisaje romántico en el sentido más estricto del término, no en el ñoño.

Landahlauts dijo...

Muchas gracias, Suntzu!!!
Saludos.